descripcion

descripcion

martes, 28 de febrero de 2012

EL DICHOSO PERRITO.

Zona residencial, Vizcaya. Una tarde soleada y fría. Recuerdo que serían sobre las cuatro. Una fila enorme de adosados. De estos que están bien dispuestos, limpios con sus cara-vistas de color arcilla. Todo ajardinado. El cielo, azul, pincelado con alguna que otra nube blanca y esas estelas también  blancas que dejan los aviones tras sus peculiares trayectos. Silencio. Me acerco a una puerta más.

- ¡¡Rinng!!

Me pongo tenso, pues comprendo que ha sido mi dedo el causante de que los ladridos de una pequeña fiera se desencadenen. Mi cabeza entiende que no hay nada que temer, puesto que esos pequeños ladridos insidiosos pero insistentes provienen de un pequeño chucho.
-Nada que temer- me digo. Mi cuerpo rígido, parece no tenerlo tan claro.
Mis pensamientos se revolucionan como cual enjambre de abejas. La espera, quizás formada por breves y míseros instantes, se me antoja eterna.
Me armo de valor. Me acerco de nuevo  a la puerta,  puesto que parece que en la casa sólo se ha enterado de la llamada el perrillo, que no cesa en su empeño de imponer su presencia tras la barrera.
Me quiere atacar, lo veo. Lo siento arañar la puerta, ladridos y más ladridos.

- ¡¡Ringg!!- mi dedo vuelve a presionar. Entiendo que si hubiera alguna clase de peligro, el dueño metería a la fiera en una de las habitaciones del hogar. Por esa parte no hay problema.
La puerta se abre, y antes de hacerlo al completo, la pequeña ratilla ladradora se abalanza, soltando más y más ladridos descomunales. Reconozco haber visto algún programa de esos del "encantador de perros": La energía es importante. Hay que mantener la energía equilibrada para dar una impresión al cánido.
Mi cabeza sabe de eso. Lo sé. Lo tuve en cuenta. Pero reconozco que en aquella ocasión, la situación se me fue de las manos. Retrocedí. En vez de quedarme quieto y establecerme como "lider de la manada", mi pie traidor fue el causante de mi derrota. El pequeño perrito se agrandó. Se hizo enorme y lo que resultó es que se empeñó con uno de mis zapatos. Éstos bailaban presos de pánico para evitar la pequeña perturbación. Reconozco que sentía la presencia de la dueña en el umbral de la puerta. Hasta que, al fin, una horrible presión surgió en mi pie derecho. No sé si grité. De lo que sí que me acuerdo es de los pequeños y afilados dientecillos.

- ¡¿Será hijo de perra?!- Me dije a mí mismo.

 No lo solté a los cuatro vientos, por supuesto, hay que mantener el control ante los acontecimientos. La primera impresión es la que vale y ya os imagináis la penosidad del momento. Me sentía como la esencia mísma del significado "gusano". Así voy yo a promocionar libros, me dije.

- Me ha mordido- eso sí que lo solté. Se lo hice bien saber a la mujer que se abalanzó, tras esperar lo que resultó ser una eternidad, disfrutando del acontecimiento desde su puerta, creo yo, para alcanzar a la fiera desatada. Luego, en sus brazos, parecía un trozo mopa, jadeante todavía, eso sí, pero mucho menos amenazadora. La adentró. La encerró en una de aquellas mazmorras que tuviera en su piso y me preguntó que qué era lo que quería, y que la perdonara, que había sido culpa suya, que no suele morder...
viendo las buenas intenciones de la mujer, me presenté a duras penas.

- Nada, que soy un escritor que está promocionándo su primera novela- todo esto sin dejar de friccionar el lugar de la mordida para comprobar que sólo había sido un susto- y estoy buscando a gente que le guste la lectura.

- Pues sí que me gusta- dijo apurada.

La adquisición estaba realizada. Tras pocas explicaciones más ya estaba dedicando el ejemplar.

- Se habrá asustado- dije algo más calmado.
- Sí, eso es, no suele comportarse así- creí escuchar mientras me iba alejando.
Ahora tocaba proseguir con mi peculiar deslizar y con un pie dolorido.

jueves, 23 de febrero de 2012

Lo más positivo vs lo más negativo, en los primeros 500

Voy a hacer que el eje principal de este blog sea lo que dicta el título de esta entrada. Con una finalidad; compartir, de esta forma, la experiencia de ir casa por casa promocionando, no solamente la primera de las novelas, sino la trilogía al completo. Mi intención es poner una entrada por semana, señalando, pues eso; lo más positivo y lo más negativo de la  promoción  en esos días que la conforman.

Zancadillas, y halagos. Sinceramente, es lo que me encuentro en el día a día. En los meses que llevo haciéndolo y en  cuanto a la distribucíón de estos quinientos ejemplares que gradualmente siguen creciendo, lo he comprobado innumerables de veces.

Lo + negativo:

Zancadillas; Desde un primer instante mi gran obstáculo era el comenzar con la promoción en los meses de invierno. Pero con el tiempo te llegas a dar cuenta de que el frío resulta ser un mal menor. El hecho de explicar tu propuesta a un individuo, exponiéndo  que la idea es que las personas que se acerquen a una librería y vean la infinidad de títulos. Que no se limiten a autores conocidos, puesto que existe una gran variedad de títulos disponibles, que en ocasiones bien merecen la pena.
"Mi intención es que cuando alguien se acerque a una librería y vea mi libro diga; ahi va, si a este le conozco yo, no solamente de haberle leído sino también de haber hablado con el, rompiendo, de esta forma, esa barrera que siempre existe, aunque no queramos, entre lector y escritor".
Frases como "Tengo otras vías para acceder a los libros".
Personas que tras conocer mi propósito y sin dar ninguna clase de explicación, me cierran la puerta en mis propias narices.
Los perros (un día hablaré de ellos de manera más extensa y de aquel mordisco en el pie, del que aún me acuerdo).
El Frío del invierno. Un mal menor, pero eso sí, un mal cuando te envuelve y escudriña tu interior.
El no encontrar a gente en las casas. El no haber respuesta, tras cada timbrazo.
Dedicaré también un capítulo a ese hecho peculiar de establecer monólogos con porteros automáticos y con puertas cerradas con mirillas sospechosas.

Lo + positivo:

Sin lugar a ninguna duda, el hecho de haber conocido a escritores en diversos lugares.
La gente que adquiere ejemplares.
Gente que me invita a entrar en su casas, a charlar, dispuestos a escuchar mis motivaciones, ofreciéndome café...
La primera compra en Rivabellosa. (Hablaré de ella, en otro capítulo)
La foto quinientos con Mari Carmen y Fernando.
Las buenas críticas a los libros.
Palabras como, loable, encomiable, gran proeza, da igual lo que ponga en el libro, es la actitud lo que tiene valor, sigue así, enhorabuena por atreverte a hacer esto...
Además de otras muchas que, sin lugar a dudas son el motor para que esta promoción siga adelante.

sábado, 18 de febrero de 2012

500 libros distribuidos.


Vitoria, viernes 17 de febrero de 2012. Nunca he sido muy ducho en esto de la informática, pero reconozco que alguna que otra vez me han dicho que debería crear un blog, para contar un poco esta experiencia que vengo realizando desde hace ya unos meses. Lo cierto es que todo ello quedó relegado en la pantalla del pasado. Es más, me dije, si llego a los quinientos libros distribuidos, lo hago.
Hoy es ese día. He conocido a Fernando, el cual me abrió la puerta y, muy amablemente, (no en todos las ocasiones ocurre lo mismo, como os  podéis imaginar) me atendió. Pero no sólo eso. También se mostró interesado por mi modo de proceder y como es lector habitual, me abrió su puerta, le expliqué el por qué de toda esta peculiar promoción y recalqué que el libro que tenía en mis manos tenía algo especial. 
¡Se trataba del número 500!
Fernando accedió a la adquisición del libro y le comenté que llevaba una cámara digital, pues al tratarse de un número especial  quería tener un documento fotográfico. Así fue cómo apareció Mari carmen, su mujer, la cual nos sacó la foto.


Con este ejemplar he logrado un nuevo objetivo. Ahora, creo yo, poseo una base en la que me es más cómodo andar.
La idea es seguir con esta dinámica puesto que me he marcado un nuevo objetivo: mil ejemplares. Ahora a disfrutar del éxito y a seguir con la expansión.
Gracias, Mari Carmen y Fernando.

martes, 14 de febrero de 2012

Tercer libro: Consciencia. (pequeño adelanto)

Calculo que a mediados de marzo, finales, verá la luz la tercera y última parte de la trilogía. Su título; "Consciencia".
En él se revela toda la trama. Gabriel, sacerdote en la catedral, será esta vez el protagonista, quizás la clave para resolver todo el embrollo creado por Diego, que de nuevo demuestra con todo su esplendor el orgullo que le viene caracterizando. Sandra estará ahí, además de los diferentes protagonistas que vienen creando esta peculiar historia. El gusano, como siempre, coordinará determinadas acciones, en la cabeza de...  Tendremos que esperar unas pocas semanas.

Mientras tanto, sigo con la peculiar promoción de ir conociendo de primera mano a lectores potenciales, charlando con ellos y explicándoles esta tarea con la que cada vez más, me siento cada día más comprometido.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Segundo libro: "Dos cabezas de alfiler"

Se trata del segundo volumen de la Trilogía "Soy un gusano"

Ahora, la historia de este extraño personaje va adquiriendo un cariz totalmente diferente a los primeros años de su existencia. En esta ocasión es Sandra la protagonista. ¿Las pantallas? Siguen ahí. El gusano experimenta la existencia desde la infancia de un ser humano. Allí posee el control desde un primer momento. Pero hay alguién que, gracias a un peculiar y descomunal orgullo que viene creándolo desde su niñez, va a hacer que las cosas se compliquen de un modo espectacular y, por supuesto, no esperado.

sábado, 4 de febrero de 2012

Primer libro: "Soy un gusano"

 

 
Un diminuto gusano se introduce de manera casual en la cabeza de Hugo Ramírez Pascal. Allí descubre, de manera sorprendente, tres enormes pantallas. A partir de ese momento, la curiosidad del pequeño personaje comienza a crecer y observa detenidamente el por qué de las pantallas, su función y lo que le van revelando. Con el paso del tiempo empieza a interactuar de una manera eficaz con su casero.

Un relato que mezcla lo ficticio con una cruda realidad que azotó hace ya unos cuantos años a una marginada parte de nuestra sociedad. La intención de la novela; mostrar un relato entretenido. Simplemente eso. Una historia entrañable, no falta de valores,  que en muchas ocasiones no les damos la importancia que deberían tener.

Dos ideas totalmente opuestas luchan en una cabeza, el gusano con su peculiar poder entiende un mensaje; "No hay meta imposible, sino pensamiento equivocado".
A partir de ahí, todo adquiere un cariz diferente.
Os animo a leerla y, cualquier sugerencia o crítica constructiva que queraís añadir, será bien recibida por un autor que lo único que busca, es seguir aprendiendo en esta tarea tan amplia, diversa y gratificante que está, de manera humilde, descubriendo día a día.

viernes, 3 de febrero de 2012

Trilogía "Soy un gusano"(el porqué de este blog)

Finales de julio de dos mil ocho:
-Sergio, lamentablemente la empresa ha decidido prescindir de tus servicios debido a una reestructuración de la misma. Lo siento en el alma, puesto que tras tres años de servicio, ya te habías convertido en un valor importante.

Tras aquella declaración, lo tuve bien claro. Disponía aún de unas dos semanas, no sólo para dejar bien atados los cabos, sino también para buscarme un nuevo empleo que me diera un apoyo económico ante tal coyuntura. El caso es que surgió. Sí, la crisis aún sólo asomaba la cabeza, todavía no abría sus fauces. Así pues, tras una semana de intensa búsqueda, conseguí otro puesto en otra empresa. No cabía en mí. Buena indemnización y a currar para otros superiores.

Principios de julio de dos mil nueve:
-La culpa la tiene el gobierno que nos obliga a hacerte fijo. Pero tal y como están las cosas, no nos conviene. Quiero que comprendas que trabajas bien pero no podemos incrementar la plantilla.

Ahí sí. Ahí ya las fauces de la crisis se abrían con todo su esplendor. Y lo decían bien claro; Dos años de paro.
Sin embargo, algo (quizás un gusano, aún no lo sé) clamaba por hacerse oír. Una sonrisa, recuerdo, dibujó mi rostro: escribiré mi primer libro. Lo tenía decidido y me puse a la tarea.

Marzo 2010:
El libro "Soy un gusano" queda editado. A partir de ahí, comienza una peculiar difusión ante los más allegados. Comienzo a descubrir las diversas opiniones y el resultado siempre ha sido satisfactorio.

Enero 2011:
El libro "Dos cabezas de alfiler" queda editado. Dos pequeñas metas conseguidas. La crítica sigue siendo buena. Entretanto, la crisis laboral gradualmente se va estableciendo. Algún que otro trabajo de tres meses, otro de seis, pero la cosa no llega a prosperar por aquel camino. ¿Currículums? muchos. ¿Entrevistas?, muchas. El paro, seguía consumiéndose. Los dientes de la crisis cada día más largos.

Enero 2012:
Decidí hace tiempo que esto no podía seguir de este modo. En mi opinión, el mercado laboral no funciona. Entonces me propuse emprender una tarea; ante la cantidad de títulos editados al año, ante la incapacidad de autores noveles para adentrarse en una gran editorial, mi decisión tomó un rumbo diferente: promocionarme yo mismo mi propia obra. La primera parte de la trilogía.
Ir casa por casa. Conociendo de primera mano a cada lector potencial. Explicándoles mis intenciones. Buscando, en definitiva lectores.

Tras cada timbrazo:
"Hola, buenos días, mira, que soy Sergio, un escritor que está promocionándo su primera novela y ando buscando gente que le interese la lectura".

¿Una locura? Puede. Pero una locura llena de experiencias muy gratificantes. Son con las que me quiero quedar. ¿Decepciones? muchas. ¿Difusión de la obra? estoy contento.

En el día de hoy, a parte de los ejemplares vendidos antes de esta nueva aventura, los libros distribuidos suman cuatrocientos ochenta. ¡En apenas tres meses! Las críticas siguen siendo buenas y lo mejor de todo, he conocido a compañeros, que por supuesto me llevan mucha ventaja. Entre ellos, saludar y agradecer la atención a:
-Julio Armas. Quién amablemente me invitó a la presentación de su último libro "La banda de Möbius", a la cual acudí y me encontré a un hombre que me reconoció en el hecho este de ir casa por casa. Su editor Fernando García, con el que intercambié mis libros por el penúltimo de Julio "Gavilanes de plata" (Logroño).
Esperando a la firma de "La banda de Möbius"  
                                                        
-Félix J. Alonso Camarero. Quién, tras adquirir mi obra, me obsequió con una suya: "Un desenlace oscuro". Su primera novela negra. (Burgos).
-Dolores Redondo Meira. A la cual conocí en su casa de Cintruénigo, charlamos y, tras adquirir mi obra, me obsequió con su primera novela "Los privilegios del ángel" (Navarra).

Todo ello supone una muy grata experiencia.
¿Mi intención? Seguir con la promoción. Los caminos son muchos. Las herramientas innumerables, las ganas, inconmensurables.