descripcion

descripcion

miércoles, 30 de mayo de 2012

Promoción en Foto Click Leioa

Pues sí, tras haber dejado atrás ese número mil, mi intención por supuesto es seguir promocionándome. Esta vez y como no, por la provincia de Vizcaya, ya que soy de allí (concretamente de Leioa) y por ahora la he tocado poco. 
Sucedió hace ya unas semanas. Oscar, que tiene un estudio de fotografía en la localidad, tras conocer que había salido en algún que otro medio, propuso realizar alguna que otra foto para colgarla en su blog y en su estudio, con la finalidad de ampliar y ayudarme con la promoción.

No lo dudé. Está claro que todos los puntos que se puedan tocar, para alguien que parte de cero, siempre son pocos. Se trata de otra forma peculiar de dar salida a los tres libros.

Ahí estoy yo con la trilogía y frente al escaparate del estudio fotográfico, para que se vea bien claro:






Esto ya, sin duda, adquiere un caracter del todo profesional, puesto que son fotos de estudio sacadas por la mano de todo un experto. Desde aquí te envío un saludo Oscar por aquella buena mañana que pasamos.
Dejo también el enlace a la página del estudio, por si a alguien le pueda interesar, ya sabéis, bautizos, bodas, comuniones, empresas o para cualquier consulta. Estoy seguro de que os atenderán de una manera inigualable, puesto que acciones como éstas ya demuestran una actitud modélica:  http://www.clickleioa.com/



jueves, 17 de mayo de 2012

1000 LIBROS DISTRIBUIDOS

Pues sí, otro objetivo conseguido. Ahora la cifra va aumentando de tamaño gracias a todos vosotros que un día decidísteis escuchar a un tipo que iba con un libro, llamó a vuestra puerta y os explicó que sus intenciones no eran más que hacer llegar no sólo esta novela, sino toda la trilogía a cuantas más personas mejor.

Irene con el ejemplar nº 1000
Hoy, ha sido Irene. Una simpática chica de Pamplona (concretamente de Zizur Mayor) que ha decidido echarme un cable y acceder a la lectura de "Soy un gusano".



 En cierto modo, Algo dentro de mí me decía que este ejemplar sería fácil de distribuir. Sentía una especial ilusión por conocer a la persona que lo iba a adquirir.



Serían las cuatro de la tarde. El número 999 ya lo había adquirido un vecino del barrio de adosados. El sol, en Navarra y a esas horas, caía a plomo. No obstante, se agradecía un viento que conseguía paliar, sólo en parte su azote.



-¡¡¡Ringg!!!
- ¿Sí? ¿Quién es?
- Hola, buenas tardes, soy Sergio, un escritor que está promocionándo su primera novela y ando buscando gente que le interese la lectura. No sé si es el caso.
- No, no, gracias. No me interesa.

Es lo que tienen los porteros automáticos. Con ellos, nos es más fácil desprendernos de visitas inesperadas y normalmente fuera de contexto.

El caso es que trasncurrían los minutos y las llamadas a pisos seguían siendo infructuosas. No obstante, sentía que sería fácil encontrar a la persona que se interesaría por el número 1000.


Nada más lejos de la realidad:


En una de éstas, una vecina del barrio accedió a escuchar mi relato, y mis intenciones. Tras comentarle que se trataba de un ejemplar especial, creí,con ello, haber dado en el clavo. El caso es que esta vecina, que por cierto no transmitía la mayor de todas las simpatías,  después de  haberme escuchado de forma paciente, (la charla se ha acercado a unos cinco minutos de reloj)  me ha dejado bien claro que no le interesaba. Sí, por supuesto que leía, pero que no tenía intención de aquirir un ejemplar. Ni de ayudarme con el ejemplar número mil, ni nada de nada.

En esa ocasión me he quedado sorprendido, quizás todo ello, sólo gracias a mi culpa y al deseo e impulsividad de llegar cuanto antes a tan ansiada meta. Todo esto no hace más que indicarme una vez más de que vivimos en un mundo muy complejo, difícil y arduo, y que muchas veces únicamente nos queda esa pequeña luz, vocecilla, gusano, o vete a saber qué leches, que nos dice, ánimo que estoy aquí, todavía lejos pero se puede, créeme que SE PUEDE.

Entonces, haciendo más caso a ese SE PUEDE, y, por supuesto, relegando ese NO ME INTERESA a la pantalla del pasado y deslizándola lo antes posible a la máquina del olvido, proseguí con mi tarea.

Entonces, tras varios intentos más, Irene salió a recibirme y la conversación que mantuvimos se me antojo del todo agradable, y enriquecedora (todo lo contrario a la anterior). Está claro que siempre, aunque nos encontremos a cientos de personas malhumoradas, desagradables, con carácter hiriente, depresivas y asqueadas de su paso por la vida, siempre, por suerte, también existen muchísimas personas como Irene que hacen, con su carácter abierto, que todo esto bien valga la pena. Que nuestro paso por la vida sea más agradable. Desde aquí te envío un saludo.

Para mí hoy es un día especial y desde aquí quiero agradecer a Irene, también a Irantzun y a su madre por la agradable charla, a los que me animáis a seguir con vuestros comentarios y críticas de la novela, a los que habéis adquirido los otros dos volúmenes "Dos cabezas de alfiler" y  "Consciencia".  A Carmen de Burgos (foto Diario de Burgos), A Fernando de Vitoria (número 500), a Onda Cero, a Diario de Burgos, y a Diario La Rioja.., en definitiva  a todos los que, con vuestra actitud, habéis decidido valorar en estos meses el trabajo que supone esta peculiar difusión de las tres obras.

Ningún momento mejor que hoy para decir:

                                                                  ¡¡¡¡MIL GRACIAS!!!!

sábado, 5 de mayo de 2012

Diario La Rioja




Foto en el Diario de La Rioja

Fue hace ya unas tres semanas. Estaba en Logroño una mañana tocando timbres y, en una de estas, me abre una puerta un tipo amable. Me comentó, tras interesarse por mi manera de proceder, que él se llamaba Antonio y que era fotógrafo en el Diario La Rioja. En ese momento se encontraba de baja con una dolencia en su rodilla. Sucedió  de la manera más rápida. No había salido aún del edificio y recibí su llamada;

-Sergio, he hablado con los del periódico y me han comentado que ya te tenían localizado. Solamente les faltaba tu teléfono.  Me dicen que en unos días te llaman.

Así fue. Pasaron un par de días, y recibí la llamada de Benjamín, el reportero. Quedamos un martes por la mañana y allí hicimos la entrevista, junto con Juan, el fotógrafo en esa ocasión. Me comentaron que vieron el minirelato de El País Semanal y que tenían intención de contactar conmigo.

Así pues, estoy convencido de que este es otro paso más para hacer llegar mi obra a más gente.

http://www.larioja.com//v/20120502/cultura/para-vender-libro-tengo-20120502.html

Quiero recalcar en esta entrada, que veo una diferencia abismal entre los días anteriores a salir en el periodico y los días posteriores. Ahora, en Logroño, realmente es más difícil encontrarme con gente que no me conozca, le suene, o le hayan hablado de mi modo de proceder.
Siento que el puerta a puerta se me está haciendo más llevadero.

 Un ejemplo entre tantos otros:
Una chica, hoy viernes, me ha abierto la puerta de esta manera:

-Hola Sergio, a tí te conozco...
Ha sido algo que me ha llenado. Su nombre era Paloma. Hemos estado hablando un buen rato como si desde siempre nos conocieramos, sé que es algo trivial pero hay veces que las cosas simples, son las que se deben valorar. Desde aquí te envío un saludo.

Agradezco desde aquí el obsequio de la botellita de vino de Juan, y a otros tantos con los he tenido la suerte de hablar en el día de hoy.
Y por supuesto,  también agradecer a Antonio por su llamada, a Benjamín, y Juan por un reportaje que hace que todo esto se allane un poco más.