descripcion

descripcion

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Anécdotas del puerta a puerta (3)

Hace ya algún tiempo que me he dado cuenta de que me dedico a tocar puertas de las grandes ciudades, si como tales podemos citar a Vitoria, Logroño, Bilbao, Burgos... Dejando a un lado aquellos adosados con los que comencé con esta peculiar aventura.

Sí, me doy cuenta también de que me siento a gusto, sobre todo en los edificios altos. Aquellos en los que hay muchos timbres por tocar y las posibilidades de distribución de mis libros son mayores.
Por supuesto las negativas, las malas caras, los signos de interrogación, frentes arrugadas y portazos en mis propias narices, son el pan de cada día. Pero mirándolo bien, desprendiendo aquel grano de aquella paja, puedo observar gratamente que siempre, y todos los días que salgo a distribuir el primero de los libros de la trilogía "Soy un gusano", encuentro a gente que sabe valorar el esfuerzo y me anima, de manera eficaz a seguir con mi propósito.

Comprendo que los pasos son lentos, la promoción para aquellos que comienzan desde cero, requiere un esfuerzo constante que he decidido realizar.
Ahora, tras todos estos meses siento que existe una base bajo mis pies que comienza a crecer. Un crecimiento lento, pero sin lugar a dudas, firme e implacable.

Logroño.

- ¡¡Ringg!!
Una puerta se abre en cualquier planta de un edificio. Aparece un chico joven de unos veinticinco años de edad.
- Hola buenas tardes, mira que soy Sergio, un escritor...
- Ya, ya tengo el libro- me dice tras esbozar una sonrisa.
Me alegra saberlo y quiero saber más.
- Sí, es que se lo vendiste a mi abuelo y él me lo ha recomendado. Me ha dicho que está muy bien, lo que ocurre es que aún no he tenido tiempo de leerlo.
Tras despedirme, me doy cuenta de que todo esto no es más que un proceso que está empezando a funcionar.

Vitoria.

No soy una persona que le guste el fútbol, o sí, tal y como me dijo uno en una ocasión, los partidos del Barcelona y los de la selección...

El caso es que una tarde llamé a un timbre y tras la puerta aparece también un chico de mi edad. Un tipo alto y castaño. Le expliqué mi propósito y él me escuchó atentamente.
Al final me comentó que él era comentarista deportivo; Dani Benavides en ABC Punto Radio. Que retransmitía partidos de fútbol con Jose Antonio Abellán.
No soy de los que escuchan la radio para oír los deportes pero me pareció interesante encontrarme con una persona que se dedicaba a ello, tras la conversación Dani me dijo que tenía estudios dedicados también a la literatura. Adquirió un ejemplar de "Soy un gusano" y tras alabar mi audaz actitud, me dijo que haría una reseña en twitter sobre este acontecimiento. Así lo hizo el 13 de Septiembre:

 Os lo aconsejo, un escritor de raza, de ésos que pelea por sus libros y que sólo necesita que se le conozca.

 Así yo también le prometí que le nombraría en mi blog. Desde aquí te envío un saludo y agradezco ese detalle que sin duda ayudará a mi promoción.

Haro.

En esta ocasión no fue llamando puertas. Me encontré con un conocido en un supermercado y como hacía mucho que no nos veíamos, comenzamos a hablar de cómo nos iba la vida. Tras comentarle mi peculiar difusión de mis obras accedió a subir el enlace de mi blog al suyo que tenía, me dijo, unas treinta y cuatro mil lecturas.

- Algo hará- volvió a decir.

Jose Manuel hizo lo prometido y considero, como no, todo esto como un paso más en la promoción.
Dejo el enlace a su blog en el que suele dejar post´s interesantes: http://templar-alquimia.blogspot.com.es/
Desde aquí te mando un saludo y agradezco tu ayuda.


Así pues el día a día va trascurriendo, el número de lectores va aumentando y la promoción prosigue con esa meta que me propuse un día; llegar a cuanta más gente mejor, utilizando todas y cada una de las alternativas (que no son pocas) que queden a mi alcance.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Vuelta de ¿vacaciones?





A simple vista parece que sí. Que me he tomado un periodo bien largo de vacaciones. Pero para los que seguís este blog, sabéis de sobra que la crisis no es buen aliado para todas las personas que una vez tuvimos la mala suerte, o buena, ¿quién lo sabe? de desprendernos de este mercado laboral cada día más enfermo y deteriorado.
Sí, ocurrió el diecinueve de julio. Fue en esa fecha cuando dejé a un lado mi peculiar promoción para volver a ese mercado laboral.

-Bueno- me dije- quizás la crisis me vaya a dar un respiro...

Nada más lejos de la realidad. A día de hoy, y tras este mes y pocos días, vuelvo a estar sin trabajo. El periodo estival concluye tal y como lo hacen los contratos eventuales. En aquel entonces quise compaginar ambas tareas (el nuevo horario laboral y la promoción)  pero creedme que si bien lo intenté en diversos días, el cansancio de la jornada y las altas temperaturas de este agosto, no ayudaron en absoluto. Así pues, decidí disfrutar de estas merecidas ¿vacaciones? en esta peculiar promoción y distribución de ejemplares puerta por puerta. En este mes y algunos días escasos, la venta de libros se ha visto reducida a unos cuantos ejemplares, realizados en días en que me veía con ganas y fuerzas para no olvidarme de esas caras de la gente al abrir, extrañados, las puertas de sus casas y encontrarse a un tipo con un libro en la mano. 

Pero lo bueno de todo esto es que no me siento en absoluto defraudado. Es cierto que me ha tocado vivir en este estado de inestabilidad. Por supuesto, ahora, en este nuevo septiembre, no comienzo desde el origen, tal y como lo hice hace  casi un año en aquel octubre de dos mil once. Ahora sé a ciencia cierta que me queda una experiencia gratificante. Me sé leído por más de mil personas y en ocasiones la gente me pregunta por la edición de un cuarto volumen. No deja de ser satisfactorio.

Sé además que el camino de la promoción de la trilogía no ha hecho más que comenzar. Ahora, con el tiempo que dispongo, con temperaturas más agradables y con el cuarto libro formándose, tengo muchas más ganas de ir conociendo a más gente para seguir explicándoles mis intenciones.

Es verdad que este mes he trabajado y de lo lindo, y mucho se aleja de unas vacaciones de agosto, pero sé que han habido diversos logros en todo este tiempo atrás; ya poseo una segunda edición del primer libro "Soy un gusano", sé que la trilogía gusta a mucha gente, que los medios de comunicación ayudan, que siempre hay personas que te abren sus puertas y valoran tu esfuerzo... el camino no ha hecho más que comenzar.
Es por todo ello, por lo que considero esta entrada, como otro comienzo importante para la promoción de mi literatura, puesto que las opiniones de los lectores no hacen más que animarme cada día. La base se va haciendo cada día más firme y estoy ahora mucho más convencido, de que la escalera está situada en la pared correcta.

Una vez más, gracias por vuestro apoyo.