descripcion

descripcion

miércoles, 27 de noviembre de 2013

ALFARO

Cartel promocional
Imagináos. Un día por la tarde después de una búsqueda incesante de lectores en algún barrio de alguna ciudad limítrofe a la comundidad de La Rioja. Llego a casa, satisfecho porque, aparte de los inumerables noes recibidos, también hoy he encontrado a gente que valora el esfuerzo que supone esta promoción. El número de lectores sigue aumentando...

El caso es que me acerco al ordenador y, para mi sorpresa, descubro este mail:


"Hola ¿qué tal?
Soy Fran, uno de los que te abrieron la puerta hace prácticamente un año y a quien le contaste la historia de tu decisión a la hora de vender libros de puerta en puerta...
También soy director del Centro de Adultos de Alfaro. Entre otras cosas, ofrecemos clases de cultura general a un grupo de personas mayores, tres días a la semana, con una duración de 45 minutos en cada sesión.
Te escribo porque a mis compañeros y a mi, nos gustaría que vinieras a dar una charla sobre tu experiencia, tus tres obras, tus anécdotas en la venta de los ejemplares, etc... Bueno, si te interesara a ti también, claro está."
 
Imagináos. Me percato de que una sonrisa se va formando en mi rostro. De repente, me olvido de los portazos en las narices, al menos los del día de hoy. Por lo que puedo ver, ahora se me abre otra nueva puerta. Me hace gracia la última frase que he copiado del mail; "Bueno, si te interesara a ti también, claro está."
 
Bueno, pues quiero decíros que no hubo lugar para la duda. Mi intención es siempre llegar a cuántos más lectores mejor. Sea de la manera que sea. Ya en los medios de comunciación, coloquios, el puerta a puerta y, cómo no, en esta nueva charla a la que me invitaban.
 
Imagináos. Elucubraciones por doquier. Búsqueda incesante en la pantalla del pasado. Fran, ¿Quién será este tipo? ¿Cuándo hablé con él? ¿En qué ciudad, barrio...?
Mi mente, curiosa, quería saber....
Tras una larga charla por teléfono con Fran para concretar el evento, el cerco se iba limitando y fue ayer, en el día de la charla, cuando pude ponerle cara y solucionar mis dudas. Es verdad que fue hace un año, en Logroño. Me acordaba del momento en el que me abrió la puerta de su casa. Me contó en su día, que él también estaba inmerso en la escritura de su primer libro...
Pero no conforme con abrirme la puerta, Fran me demostró que es de las personas que escuchan. Escuchó, atentamente, a un tipo que un día tocó la puerta de su casa.  No sólo eso. También decidió  adquirir un ejemplar de "Soy un gusano". Lo leyó y, no conforme con todo lo contado, siguió ayudando a ese tipo, proponiéndole llegar a más gente.
 
En ocasiones la gente me pregunta: "es muy duro esto de ir de puerta en puerta ¿no?"
Mi respuesta, además de sencilla, encaja muy bien el discurso común: "Bueno, sí. Hay momentos mejores y peores". No obstante, en mi cabeza siempre reluce esta premisa: "personas como Fran hacen que sea un camino que bien merece la pena"
 
 
Día de la presentación. Tras hablar con Fran y presentarnos al profesor de Cultura general del centro, que por otro lado también se llamaba Fran, observé, para mi sorpresa, que el aula se iba llenando de gente.
Los asistentes se mostraron atentos ante la presentación de la Trilogía "Soy un gusano" y ante la inciativa de llevarla a la gente puerta a puerta. Además de los avances que iba adquiriendo la promoción.


Momento de la charla



 Después de las preguntas que surgieron sobre temas como literatura, técnicas de escritura, anécdotas de la promoción..., siguió una firma de ejemplares. Aquí os quiero mostrar una pequeña documentación fotográfica.




   
Otro momento de la charla


Asistentes al acto


Firma de ejemplares
Firma de ejemplares



A la izquierda; Fran el profesor de la asignatura "Cultura general" y a la derecha; Fran, el director del centro.


Desde aquí quiero agradecer a Fran, profesor, y a Fran, director, por su inestimable apoyo y gran ayuda.
Por supuesto, también a todos los asistentes al evento por su buena acogida, agradable ambiente creado y disposición.
Me resta añadir que son días como el de ayer, los que te demuestran que este camino, arduo a veces, se convierte también en experiencias que bien merecen la pena ser vividas.
 
Un fuerte abrazo a la localidad de Alfaro.
 


 
 
 
 
 
 

viernes, 15 de noviembre de 2013

RELATOS CON GUSTO

La antología gastronómica
La idea se me antojó muy interesante desde un primer momento.
Cuando Juanma y Ana Isabel me propusieron escribir un relato que tuviera como tema principal la gastronomía burgalesa, acepté sin lugar a dudas.
Me pareció un proyecto interesante para promocionar una ciudad a la que han otorgado la capitalidad gastronómica en el 2013.
El proyecto consiste
principalmente en distribuir la antología de veintiséis relatos de diferentes autores burgaleses, con la finalidad de acercar la variada gastronomía de la región a los visitantes que se alojen en los diferentes hoteles y quieran deleitarse con la gatronomía de los restaurantes de la zona.

Quiero aclarar que yo no soy burgalés. Resido en La Rioja desde hace unos ocho años y soy originario de Leioa (Bizkaia). No obstante, Burgos es una ciudad que desde el principio de mi promoción me ha acogido de manera formidable. Muchos son, a día de hoy, los burgaleses que me han abierto sus puertas, también lo han hecho diferentes medios de comunicación, he conocido a escritores y, como no, Ediciones Balnea me ha apoyado de manera espectacular. Sin duda, todo ello supone un verdadero lujo para mí como escritor en ciernes.

Con Antonio Martínez en la biblioteca
Desde un primer momento, el día de ayer fue un cúmulo de buenos acontecimientos. Al llegar al Real Monasterio de San Agustín, la primera persona con la que nos encontramos fue Antonio, un amigo escritor y compañero de la colección de la editorial, autor del libro "Tomar las de Villadiego".
Como era temprano, Antonio, ni corto ni perezoso, insistió en que le acompañáramos para mostrarnos la increíble biblioteca que poseía el monasterio.
Creo que las fotos lo dicen todo.
De ningún modo imaginé un lugar tan increíble, con aquellas balaustradas realizadas en maderas nobles, a diferentes niveles, albergando en sus anaqueles numerosas obras literarias de diversa índole..., menuda sorpresa.



Espectacular perspectiva de la biblioteca

Así pues, tras aquella primera visita improvisada, tocaba adentrarnos a la sala en la cual se iba a iniciar la presentación del libro "Relatos con gusto".
Bienvenida espectacular amenizada con música en directo. Numerosos saludos. La gran sala, a medida en que iba pasando el tiempo se iba llenando por instantes. El caso es que hubo un momento en que incluso algunos asistentes tuvieron que quedarse en pie por falta de espacio.
Pero eso no suponía ninguna clase de problema. El acto fue intenso; presentación del libro, del proyecto, de los autores, de la acogida e incluso, el cantautor Tomás Contell, nos ofreció estupendas canciones de su repertorio.


Con algunos de los escritores



Con la obra.
Tras la presentación y las firmas, un estupendo cóctel. Una agradable sorpresa encontrame con escritores y amigos que decidieron acercarse; Alberto Pérez Ruíz y Jose María Foncubierta. Agradezco desde aquí su apoyo. Lamentablemente, Daniel Ortega, no pudo asistir. Bueno, sin duda, estaremos en otra ocasión.
Mencionar también a Alberto Ibañez, nuevo escritor en Ediciones Balnea.




Juanma y Ana Isabel, los creadores del proyecto
Enviar desde aquí un fuerte abrazo a todos los escritores, a Ana Isabel y a Juan Manuel por su siempre inestimable apoyo. A los patrocinadores del evento y por supuesto a los asistentes a la presentación.



Una muy buena experiencia para los sentidos; buen provecho.
 
 


miércoles, 13 de noviembre de 2013

Anécdotas del puerta a puerta (11)

Vitoria

En el día de ayer me abrió, en una de tantas puertas tocadas, Maite. Se trata de una mujer que atendió amablemente mi discurso en cuanto a la manera que he decidido promover mis libros.
Maite leía. Sí, eso me lo dejó bien claro. También lo hacía su hijo. Ella me contó su propia historia que bien refleja,creo yo, la situación a la que estamos llegando.
Resulta que Maite siempre había colaborado con diferentes organizaciones no gubernamentales (ONG´s).
El caso es que me dio a entender, desde un primer instante, que se trataba de una mujer abierta y muy dada a los demás. Con un carácter risueño y entrañable. No había más que charlar con ella un par de minutos para percatarse de lo que digo.

- En estos momentos no contribuyo ya con esas organizaciones-. Me soltó de pronto, en mitad de la charla, dejándome algo perplejo.

 Yo no entendía, así de primeras, a qué se debía ese cambio en la actitud.
Maite siguió con su discurso, diciéndome que veía injusticias. De ahí vino el relato de su propia situación:

 El caso es que ella tenía un hijo divorciado, en el paro, que tuvo que volver a casa y no poseía, en ese momento, ayudas de ningún tipo. Tras percatarse de que la situación de su propio hijo resultaba nada más y nada menos que indiferente para las instituciones y organismos, decidió en su día dejar de contribuir en esas ong´s, puesto que creía más sensato solucionar los problemas que tenía en su propia casa, antes que dedicar sus propios esfuerzos en ayudar a los demás.
Me habló de diferencias en el trato entre extranjeros y gente del propio país. Me habló de un reparto injusto de ayudas. Me habló también de su impotencia ante la situación...
A pesar de ello, valoró el que un joven escritor luchase por sus ilusiones y adquirió un ejemplar de "Soy un gusano".
Sin duda, Maite es una luchadora. A pesar de la situación tan dura, sigue poseyendo un carácter dadivoso. A mí me lo dejó bien claro. Estoy seguro de que ella solucionará, sin duda, sus problemas y volverá a abrirse a los demás. La sociedad necesita personas como Maite. Es triste, además de siniestramente paradójico, que sea la misma sociedad  la que repliegue actitudes dadivosas, que son tan necesarias para sanearla. Sin lugar a dudas algo tiene que cambiar.
Ánimo, Maite.
Un fuerte abrazo.

Logroño

La casualidad hizo que el lunes de esta semana, tocara el timbre de Diego Marín. En una anterior entrada (Literatura tras las puertas) ya nombré a este periodista colaborador del Diario La Rioja.
A Diego le conozco de primera mano, porque se acercó a una charla-presentación en el Café Art-Bahía, que realicé el nueve de marzo de este año. Agradezco desde aquí su interés. Tras ella, intercambiamos varios libros. El trueque fue el siguiente; Mi primer libro, "Soy un gusano", por dos suyos "Gente cercana" e "Inmejorable y otros relatos".

Resultó ser una grata sorpresa el que me abriera la puerta de su casa. No conforme con un saludo inicial, Diego, me volvió a obsequiar con otro libro "Descubrir Haro, La Rioja" que relata la historia de la localidad en la cual resido, esto es, Haro. Él es el autor de los textos del libro que posee también una excelente documentación fotográfica.
Sin duda es algo que tenía que mencionar.


Obsequio dedicado de Diego Marín
Si encaja de algún modo,
Diego me ha comentado que recogerá en alguna entrevista la promoción que estoy realizando con mis libros. Presentación, nuevo libro, un número importante de ejemplares distribuidos... Algo.

Todo un detalle.
Sin duda, Diego es una persona de las que no cierra las puertas, sino que está dispuesta a abrirlas.

Desde aquí quiero agradecerte el apoyo.
Un fuerte abrazo.





Vitoria

La noticia sobre el cierre de la empresa Fagor, es algo que está al orden del día en estos momentos. Se trata de otra de las tantas situaciones tan dramáticas que sufre el país.
Tengo que decir que me sorprendió encontrarme con una de esas personas que sufre en sus propias carnes, tan decepcionante decisión por parte del grupo Mondragón.
Tras tocar su puerta, Marisol atendió mi relato. Comenzamos una charla y ella me comentó que desde hacía ya unos días ya no iba a trabajar tras el cierre del almacén logístico sito en un polígono de la ciudad.
A pesar de ello, leía. Adquirió "Soy un gusano". Valoró el esfuerzo de la promoción que estoy realizando, en un momento en el que su vida laboral se había detenido de forma inminente. En un momento en el que encontrar un trabajo digno, supone la mayor de todas la odiseas. Marisol es una de tantas personas perjudicadas por decisiones ajenas a su voluntad, que se acercan, a día de hoy, hasta Mondragón para intentar, al menos, volver a adquirir su puesto de trabajo.
Se trata, sin duda, de una persona afectada, como otros millones ya, por la pérdida de algo que debería ser de naturaleza intocable.
El caso es que no lo es. Lo vemos cada día.
Por desgracia son situaciones como la de Marisol, con las que me encuentro cada vez en más ocasiones.
Yo llevo ahora, dos años cumplidos tocando las puertas de la gente para dar a conocer mis libros. En un principio pensé que estaría de este modo hasta que lo más crudo de la crisis fuera pasando. Antes, es verdad que siempre encontraba a gente en situación de desempleo. No todos los días, esto sí que tengo que decirlo, pero lo que no imaginaba es que llegaría al extremo de encontrarme no solo todos los días sino, varias veces en la misma jornada, personas en esa situación tan indignante.
Resulta tan triste...

Un abrazo de ánimo a todos aquellos que en algún momento han sufrido, en sus propias carnes, la impotente sensación de verte un día sin ingresos de ninguna clase.
Esa, es la verdadera crisis.



viernes, 8 de noviembre de 2013

MEDINA DE POMAR

cartel promocional
Apenas fueron unas cuatro horas las que estuvimos en Medina de Pomar, con el objeto de realizar el Taller-presentación de la mano de la Editorial Balnea y la Diputación de Burgos, y resultó que todas ellas fueron intensas, raudas y repletas de un gran valor para mí.

El ambiente en la biblioteca resultó acogedor desde un primer momento. La gente escuchó con detenimiento mi labor como escritor y promotor puerta por puerta de mis obras.

Fachada del edificio de la Biblioteca
Tras la exposición comenzó una tanda de preguntas e intenté aclarar, de la mejor manera que pude,  los porqués de esta peculiar promoción. El ambiente se tornó amable y distendido. Asimismo noté un gran apego cultural en la localidad y eso me satisfizo en gran medida.

Tras ello, comenzó la firma de ejemplares y Mari jose, como responsable de la biblioteca, me sorprendió  obsequiándome con un par de copas grabadas con el escudo de la localidad. Un auténtico detalle que desde aquí quiero agradecer.

Recibí también un gran apoyo por parte de los asistentes. Numerosas muestras de ánimo que de algún modo suponen para mí, un excelso balón de oxígeno totalmente necesario para mi promoción.

Quiero destacar una frase que me dijo uno de los asistentes tras adquirir un ejemplar de "Soy un gusano". Después de estrecharme la mano, Javier me comenta:

- Sergio, tu escribe, que yo te leo.

¿Qué más puede pedir un escritor? Frases como "resulta envidiable lo que haces" y otras similares, son con las que me quiero quedar. Comprendí en esos momentos, que la gente valoraba el esfuerzo de distribuir por mí mismo, mis propios libros.


Firmando el ejemplar para Javier

De izquierda a derecha, excluyéndome a mí, algunos de los asistentes; Javier, Mario, Mari Jose, Xuxo y Tirso.


El obsequio: dos copas con el escudo de la localidad..



Sucedió algo no común tras el acto y después de la charla y despedida en la puerta de salida del edificio.

Tirso y Xuso, después de poco insistir, nos llevaron a un edificio que nos sorprendió de manera espectacular.

Tras un paseo entre las calles de piedra de la localidad, nos comentaron que llevaban tiempo dedicándose a recopilar obras literarias de segunda mano y que las distribuían desde un local que se me antojó enorme, realizado en muros de piedra de gran valor histórico.
Resultó del todo fascinante hallarnos en las entrañas de un edificio, en el cual, a lo largo de los años, habían introducido y clasificado cientos y cientos de ejemplares de muy diversa temática y valor artístico. Vamos, que no era difícil echar una ojeada y vislumbrar obras de gran calidad literaria. Todo ello se asemejaba a la descripción de algún capítulo de  cualquiera de las novelas dispuestas en los anaqueles y leído al azar...


Con Xuxo y Tirso
Resulta, al menos impactante, encontrar en los días que corremos, a dos auténticos bibliófilos. La tendencia de hoy nos lleva de manera inexorable a leer en soportes electrónicos. El papel se ve, en cierta medida, relegado a otros tiempos. No obstante, es de agradecer encontrarse con tipos como Tirso y Xuxo, que lejos de seguir la dinámica común, apuestan por lo que creen y por lo que pude entender, porque así me lo demostraron, se sienten optimistas por acercar sus obras a cada vez un sector más amplio de público.
Todo un ejemplo de perseverancia. Para mí resultó increíble el regalo, no sólo el de conocer el lugar, sino también, el de alargar una incipiente charla que se hacía en cada instante más intensa y gratificante.

Cartel promocional







Así pues, quiero exponer que me resulta imposible describir con palabras, el cúmulo de magníficas sensaciones que surgieron en la visita de ayer a la localidad de Medina de Pomar.
Con todo, me llevo unas muy buenas experiencias. Lo que iba a ser una charla de un tipo que va con un libro en la mano buscando lectores puerta por puerta por diferentes ciudades para promover sus libros, declinó en todas estas increíbles anécdotas acorsetadas en las cuatro horas que comentaba al principio.
 
Quiero agradecer, desde aquí, el apoyo a Ana y Juanma de Ediciones Balnea por contar conmigo en sus Talleres. A la Diputación de Burgos, a Verónica como concejal de Cultura del Ayuntamiento de Medina de Pomar, a Mari Jose, a Mario, Javier, Xuxo, Tirso y a todos los asistentes a la presentación de ayer. También a Ainara como hacedora de las fotos y compañera de viaje. Todos y cada uno de vosotros cerráis un capitulo más en esta historia que comenzó un día allá hace ya un par de años.
 
Un fuerte abrazo.