descripcion

descripcion

lunes, 20 de octubre de 2014

Firma de libros en Eroski

Carteles promocionales
Cuando aquella mañana en Miranda de Ebro, Asier me abrió la puerta de su casa y escuchó  atentamente mi relato, de sus labios surgieron la siguientes palabras:

- No voy a adquirir el libro ahora, pero se me ocurre que podemos hacer una cosa.

Mi expresión cambió de pronto. La atención se acentuaba. Esas palabras para nada eran muy comunes, y quise saber más.

Asier, como directivo de uno de los centros del grupo Eroski, me propuso una entrevista en ese mismo día en el Centro de Rivabellosa.

Yo accedí, por supuesto.

Él me indicaba la posibilidad de dejar en depósito mis libros en la librería del Centro Comercial.

Imaginaos.

Lectores interesados por las obras
El caso es que, tras unos días, se puso en contacto conmigo para hacerme saber que aquello que me comentó en un primer instante, no iba a ser posible.
Ya sabéis... La penalidad de no ser conocido..., los laberintos burocráticos..., bueno, para qué hablar de aspectos que ya de por sí, de sobra nos son conocidos.

Otros lectores 
Pero Asier me demostró que no es una persona de las que tiran la toalla a las primeras de cambio. Él es un tipo altruista, solidario, comprometido, y también rebosa empatía. Esto me lo dejó bien claro desde el primer momento. Tampoco quiere- tal y como me indicó- tomar protagonismo en esta historia. Pero algo dentro de mí me impide hacerle caso. Encontrarse con personas como Asier, a mi parecer, resulta un tesoro que bien merece la pena mostrar. Son esos valores, quizá, los que más falta nos hagan en el día a día en los tiempos que vienen corriendo. Ya son suficientes las mediocridades que nos ofrecen los distintos medios a cada hora que va pasando. Creo yo que con eso no nos tenemos que conformar. Ni mucho menos.

Con Leire, una amiga e incondicional lectora
Asier, dedicando un cuantioso tiempo que a mi parecer resultaba, desde un principio, excesivo; se inmiscuyó en la tarea de realizar los amplios carteles promocionales, pidió permisos, solicitó el escenario de la galería Comercial del Centro, diseñó "cuñas" con mensajes que anunciaban por megafonía el evento de Firma de libros de un "escritor local errante", tanto en los días anteriores a la firma, como el sábado 18 de octubre en la que tuve la oportunidad de hacerme llegar, de un modo diferente, a más lectores.

Luego de ello, oigo palabras tales como:

 - Sé que lo más fácil para mí, hubiera sido decirte que no y listo. Pero me parece interesante lo que haces. Sin embargo no quiero ser merecedor de importancia. 

Continuando con la dinámica de no hacerle caso (espero que me disculpe), quiero decir que Asier la tiene y mucha.

Desde aquí quiero agradecerte tu espontáneo y categórico apoyo, además de, por descontado, enviarte un fuerte abrazo.

Con Manolo y Feli






El día aconteció tranquilo. Muchos se llevaron las tarjetas de un tipo que quiere abrirse camino en este mercado literario.  También escuché frases interesantes tales como:

 "¿Ya has dejado de tocar puertas?", "Ya no te acuerdas de mí", "Quiero los cuatro ejemplares, hay que ayudar a los que estáis comenzando...", "Sabía de ti, gracias a un amigo que cogió tu libro", "Llamaste, en su día, a la puerta y no pude atenderte...", "Sigue así, continúa adelante"

Lugar cedido por el Centro Comercial Eroski
Probablemente aún me resten muchas jornadas de  seguir tocando puertas, quizá meses e incluso años, pero a cada día que va pasando, las fuerzas se van, además de perdiendo, también originándose  gracias sobre todo a comentarios de ánimo y buenas críticas que paulatinamente consiguen que este caminar sea mucho más liviano. Supone un ciclo en el que se tiene que ser perseverante. La idea, sin duda, sigue siendo el anhelo de tocar la puerta adecuada.

In fraganti
Hacerse oír es complicado. Las cosas están mal. Pero cada vez me aferro más a la idea de que en pocos días daré con el lector número 5000 de mis obras. Supone un hito importante en esta promoción como escritor.
Con toda probabilidad, también seguiré encontrándome con gente que rechace de pleno el escuchar a un tipo que llame a su puerta con un libro en la mano. Resulta tan chocante y paradójico... 

Momento explicativo
Y por supuesto, inmerso en la creación de mi quinta novela, los días van asentándose para que ésta vea un día la luz y hasta es posible que pueda tener un hueco entre los escritores que muestran sus libros en los grandes centros comerciales. ¿Quién sabe? ¿Quizá hasta pueda ocurrir?

Con algunos lectores más
Y si no es a la quinta, quizá sea a la sexta, o a la séptima, octava o la siguiente, o la próxima obra que vaya editando...
Únicamente hay que ponerse manos a la obra, armarse de valor, remangarse y tocar: 



                              Nunca sabes quién te va a abrir la siguiente puerta.




Solamente me queda agradecer de nuevo a Asier por su ayuda y por formar parte de esta historia,  a Mónica, a Fernando, como también a los trabajadores del Centro Comercial Eroski de Rivabellosa, a los lectores que se acercaron para conocer o saber más de mis obras y a Leire y Asun por su grata visita. 

Resultó ser una experiencia gratificante y una verdadera gran puerta abierta.


"Ya todos estamos en edad de tirar por la borda los sentimientos que no sirven para nada, y quedarnos sólo con aquellos que nos ayudan a vivir". 

                                                                                          Isabel Allende 



sábado, 11 de octubre de 2014

Casa Aragón en La Rioja

Detalle del pin de la asociación
A veces ocurre, más bien muchas veces, que llamo a la puerta y me presento como escritor que está promocionando sus obras y como es lógico, no siempre pillo a la gente en el contexto. Esto me sucedió hace ya varias semanas en la ciudad de Logroño. Aquel día recibí una negativa, pero Javier, al menos, accedió a adquirir una tarjeta en la que muestro la dirección de este blog.

La cosa hubiera sido hasta ahí normal; no obstante, un día recibí un mail:


"Hola Sergio soy una de esas lectoras que has llamado a mi puerta para ofrecerme tu libro "agua" y no lo he comprado. Pero después que te has marchado se me ha ocurrido una manera de dar a conocer tus libros y tu historia como escritor errante. Mi nombre es Pilar y soy la presidenta de una asociación sin ánimo de lucro me gustaría ponerme en contacto contigo para ver si te interesaría exponer tu obra en esta asociación".


Con el pañuelo aragonés, obsequio de Pilar
por parte de la asociación
Tras contestar a Pilar accediendo a su invitación (lo considero un gran apoyo por su parte), quedamos para el día viernes 10 de octubre. En el día de ayer a las 20:00h presenté mis cuatro obras, haciendo hincapié en mi última novela "agua" y en mi peculiar manera de difusión.

Tengo que decir que la acogida, desde un primer instante fue estupenda por parte de los presidentes -Javier y Pilar- y de todos y cada uno de los asistentes al acto.

Pilar me comentó que fue Beatriz, su hija, la que, tras conocer mis andanzas gracias al blog, insistió para que la charla tuviera lugar. Sin duda, un gran detalle por su parte que desde aquí quiero agradecer.


Ayer hablé de mis obras, de mis intenciones para con ellas, de mis anécdotas y experiencias acumuladas en estos tres años de promoción, de mis propósitos futuros y de lo difícil que resulta resaltar en un mercado literario si careces de contactos en el sector. Respondí a las preguntas que surgieron, y se originó una charla sobre literatura y las tendencias tecnológicas, lo difícil de introducirse en una gran editorial...

Fueron más de sesenta minutos intensos que corrieron con gran celeridad.


Con Javier y Pilar, presidentes de la asociación
También me resta mencionar una anécdota curiosa que ocurrió tras la presentación y en el momento de la firma de ejemplares:

Mariano, tras acercarse a la mesa y presentarse, me dijo:
- Sergio, quiero las cuatro obras. Estoy en deuda contigo.

Le miré un tanto sorprendido ante lo atípico de la situación.

Él prosiguió con su relato:

- Un día llamaste a mi puerta y no te cogí el libro. Te comenté que en aquel momento me encontraba desempleado, pero sí que adquirí una de tus tarjetas. Visité tu blog y, desde entonces, he seguido tus andanzas y me quedé con las ganas de conocer tus obras. Hoy he sabido que ibas a estar por aquí y no he dudado en acercarme.

Intenté hacer memoria. Siendo honestos, me resultó imposible recordar aquel momento..., aquella cara..., pero la curiosidad se hacía fuerte.

-¿Cuando fue eso?- inquirí.

- Hace ya aproximadamente un año y medio- resolvió Mariano- ahora, por fortuna estoy trabajando y me puedo permitir las obras.

Ante esta situación, tuve que confesar que se me erizaban los pelos de la piel ante tal disposición y honestidad por su parte. Intenté exponer que para nada se tenía que sentir con ninguna clase de deuda, pero Mariano insistía en que le firmara los ejemplares.

Sin duda, lo que acabo de contar se añade a una historia que, si bien comenzó hace ya tres años, comprendo firmemente que aún tiene mucho por vivir. Como suelo decir alguna vez: 

"Todo esto es como una maratón en la que hasta el momento llevaré recorridos unos quinientos metros"

Aquí quiero mostrar unas cuantas fotos que documentan la agradable jornada de ayer:

firma de libros
Momento de la presentación













Momento del "lunch"
La obra presentada
Rodeado de amigas asistentes




Con algunos de los asistentes







Obsequio del pañuelo de la asociación

Momento tras la presentación
 y "piscolabis







Otra frase que me acompaña desde los inicios de esta promoción y que quiero mencionar es la siguiente: 

"Nunca sabes quién te va a abrir la siguiente puerta"

Son situaciones como la contada, las que hacen que todo esto, para mí, realmente merezca la pena. Sin lugar a dudas, proseguiré con este método que, de manera paradójica, es el que más me está funcionando hasta el momento, en cuanto a la distribución de ejemplares se refiere y en cuanto a la recopilación de excelentes experiencias. Por supuesto, seguiré estando abierto a esta clase de oportunidades que de cuando en vez se presentan y sería, por supuesto, un gran error rechazar. 

Un fuerte abrazo para Pilar, Javier, Beatriz por ser la artífice de que ayer presentara mis obras;), Mariano y, como no, para todos los asistentes al acto.

Disfruté y mucho. 

Resultó un gran honor conocer a algunos aragoneses que residen en la ciudad de Logroño. 

                                            ¡¡¡Gracias por vuestra buena acogida!!!


"Si de verdad vale la pena hacer algo, vale la pena hacerlo a toda costa"
                                                                            G. K. Cherleston





jueves, 9 de octubre de 2014

Último trueque literario: Sara Tapia

Trueque "femenino plural" de Sara Tapia
Sucede que hay días, cada vez menos, en los que me sigo promocionando con la primera de mis novelas; "Soy un gusano".

Lo hago porque aún me quedan ejemplares y quiero que haya más lectores que conozcan este relato abierto al optimismo. Tengo que decir que todas las jornadas, por suerte, encuentro a personas que apoyan mi labor y lo agradezco profundamente. Pero también lo hago (y esta quizá sea la verdadera causa) porque estoy sin ejemplares y me encuentro a la espera de la segunda edición de mi cuarta obra "agua".


En el día de ayer, tras tocar su puerta en uno de los edificios de la ciudad de Burgos, me presenté ante Sara Tapia como escritor que busca lectores por diferentes ciudades y barrios. Ella, un tanto perpleja en un primer instante, me comentó que también escribía, pero que no tenía intención de adquirir ningún libro.

Ante esta disyuntiva, que por otra parte es bien lógica y es necesario advertir que me la encuentro todos los días, intento siempre dejar claro que la intención primordial no es vender libros, sino que cada vez haya más gente que conozca al tipo aquel que toca puertas para darse a conocer y lograr un puesto en este mercado literario tan inmenso en el que es tan y tan difícil destacar. Por supuesto, entre uno de los fines que tienen mayor peso, está, por supuesto, que la gente también lea mis relatos.
De esta forma, ayer me pude explicar y, Sara, me comentó su particular andanza en esto de la literatura y me presentó "femenino plural" una antología de relatos editada en el año 2006, por una editorial burgalesa.

Tras proponer un trueque, ella aceptó -documento el hecho con la fotografía superior-.

Hoy sigo encontrándome, por supuesto, con situaciones similares. Tal y como dije en su día en un reportaje: "Nunca sabes quién te va ha abrir la siguiente puerta..."

Esto es así y seguirá siéndolo.

Una vez relatada esta breve pero gratificante experiencia, quiero seguir agradeciendo el apoyo a todas esas personas que me escuchan en mi día a día y de manera especial a Sara Tapia, por ser la protagonista de esta entrada.

Un abrazo.


Nota recordatoria:


Mañana viernes 10 de octubre, daré una charla-presentación en la ciudad de Logroño, concretamente en La Casa de Aragón, C/ Mª Teresa Gil de Gárate, nº 14, bajo. A las 20:00h
Allí explicaré de manera directa, todo esto que vengo contando en estos últimos años.


                                                                                Estáis invitados. 

Reseña en el Diario La Rioja