descripcion

descripcion

jueves, 17 de diciembre de 2015

Ana, la lectora nº 6000 me abre su puerta

Ana se convirtió en la lectora-protagonista nº 6000 de esta historia
"Hola, buenos días, 
¿quieres convertirte en 
el lector/a-protagonista 
número seis mil 
de esta historia y obtener como obsequio  un ejemplar de 
"La Rioja y sus pueblos 
entre cuentos?"


En esto pensaba yo esta mañana  en la ciudad de Vitoria, cuando tocaba nuevos timbres y tras haber conocido al lector número cinco mil novecientos noventa y nueve.

 Sin embargo, de mi boca salían otras palabras totalmente diferentes:

- Hola buenos días, soy Sergio, un escritor que está promocionando su cuarta novela y busco gente que le guste leer, no sé si será el caso...

Los "noes", a pesar de todo, se sucedían, pero yo me encontraba entusiasmado por poner cara y poder sacarme una foto con el lector/a número 6000 que ofrece más base a esta historia. La experiencia me decía una y otra vez que daba igual si iba a ser en la siguiente puerta, en la próxima planta, en el siguiente edificio, portal o en las horas consiguientes. Siempre, entre todos esos "noes" inherentes a esta promoción, existen personas que valoran a un tipo con un libro bajo el brazo y que ha decidido luchar por sus sueños. 

Y... al final sucedió. Ana me ha abierto su puerta. Me ha contestado que sí. Que ella sí que leía y no ha dudado en escuchar mi relato. 

- Ana -le he dicho cuando ha aceptado adquirir un ejemplar de "agua"- te tengo que decir una cosa que para mí es muy importante. Este ejemplar hace el número seis mil de mi promoción y quiero obsequiarte con mi última obra "La Rioja y sus pueblos entre cuentos". Pero hay un condicionante: tenemos que hacernos una foto para ilustrar la entrada en mi blog (como ya sabéis, esto viene siendo costumbre con cada lector que hace el número 500).

Ana ha aceptado. Me ha comentado también que tenía tres nietos, uno en edad de dos años, otro de ocho y el mayor de once años. El libro infantil le venía de maravilla. Además, según me ha confesado también, tiene un familiar que es riojano. De San Vicente de la Sonsierra, creo recordar. 

En aquella escalera y después de hablar con Ana,  no he encontrado ningún "sí" más. Pero eso no importaba. Yo estaba pletórico por haber conseguido una meta significativa y por experimentar, de manera fehaciente, que son ciertos los siguientes dichos: "El que la sigue la consigue", "hace más el que quiere que el que puede", "no estás derrotado cuando pierdes, sino cuando te das por vencido", y un largo y extenso etcétera.


Desde aquí quiero agradecer a Ana el haberme abierto en el día de hoy su puerta. El haberme no sólo escuchado sino también por haber adquirido mi cuarta novela y así formar parte de este periplo que ya posee mayor base. 
Sí, cada día estoy más convencido. Sobre una ingente cantidad de "noes" se va estableciendo esta historia. Esos portazos y miradas despectivas, esas indiferencias encontradas y rostros arrugados, esas mentalidades herméticas y gestos indolentes que son hallados tras las puertas y que, siendo optimistas, conforman el ochenta por ciento de esta trayectoria..., sí, todo esto que lamentablemente también nos define como sociedad, se convierte, para mí, en férreos escalones, que sistemáticamente van siendo pisados por mis pies para alzarme nuevamente y otear nuevos horizontes. En ellos he encontrado ya a miles de personas que me han dicho que sí. Ana me ha acompañado hoy al último de todos los escalones y desde allí nos hemos despedido con un par de besos. 


- Ojalá me encuentre con más personas que, como tú, sepan valorar este esfuerzo - le he dicho al despedirnos. 

- Sí, seguramente los habrá - han querido escuchar mis oídos. 

Es cierto. Los hay. Lo sé. Simplemente hay que llamar con una sonrisa y esperar a ver qué nos encontramos tras las puertas. Cada día que pasa creo menos en esa fuerte corriente que nos ofrece el discurso social consistente en que hay que inmiscuirse tanto en uno mismo, retrotraerse tanto,  que ya no queda tiempo para hablarnos entre nosotros... (de manera directa digo, porque todos sabemos que lo hacemos continuamente en realidades virtuales que, lamentablemente, a cada momento las hacemos más protagonistas de nuestras vidas).

"Cada vez nos miramos menos a los ojos" también he oído hoy de los labios de Carmen. Otra lectora con mentalidad abierta. 

Son tantas y tantos... ya no solamente éxitos,  sino también experiencias y satisfacciones personales. 
Continuaremos con ello. Indagando una y otra vez, una vez y otra.
Gracias Ana y a los cinco mil novecientos noventa y nueve lectores a los que un buen día os dediqué uno de mis ejemplares.
También,  y por qué no, a los miles de  "noes" encontrados en el camino y que tanto nos enseñan...



"Las cosas no se dicen, se hacen, 
porque al hacerlas, se dicen solas"

Woody Allen






jueves, 10 de diciembre de 2015

Un par de libros solidarios

Libros solidarios



Cuando recibimos, por parte de Antonio Egido (responsable del gabinete de comunicación del Banco de alimentos de La Rioja), la invitación para ofrecer nuestros trabajos al Banco de Alimentos y así colaborar con la organización; para nosotros, tanto para Ainara como para mí, supuso todo ello, un verdadero halago.
Ainara realizaría una imagen que ilustraría el relato que yo iba a presentar.
Además, compartiríamos publicación con diecinueve ilustradores y otros tantos escritores riojanos más.
Hoy, el libro "20 relatos solidarios" ya es una realidad y está a la venta en las librerías de la comunidad.

Portada de "20 relatos solidarios"
Se trata de una antología de 20 relatos solidarios que versan sobre el hambre y el desperdicio de alimentos y en el que 20 escritores riojanos, de los cuales me incluyo,  firman un relato en el que el tema del hambre o el desperdicio de alimentos aparecen, bien sea en primer plano o como telón de fondo. Relatos que han sido ilustrados por otros 20 artistas, Ainara también participa, para que a través de sus obras nos muestren su visión del escrito. Dichas ilustraciones, serán expuestas y vendidas a un precio de 130 euros en una exposición que se inauguró el día 2 de diciembre y que permanecerá abierta hasta el 12 de diciembre en Aguado Centro de Arte y Diseño.





Ilustración de Ainara
          


  "El libro, 20 relatos solidarios, 
recaudará fondos para el Banco de Alimentos de La Rioja"





Tira cómica en el Diario de La Rioja de Tris





Dejo el enlace:





A día de hoy ya he ojeado la mayor parte de los relatos y tengo que decir que es un libro que bien merece la pena leer, no sólo por la gran maestría en el arte del escribir y también en el de ilustrar existente en la comunidad riojana, sino también por la intención de acometer un problema que deberíamos desechar, ya de una vez por todas, de nuestras sociedades. Se puede, de esto no cabe duda. Simplemente existe una escasez de voluntad...
Con algunos de los escritores e ilustradores donantes de obras
El próximo 11 de diciembre, viernes a las 19:30h en la librería Santos Ochoa en la C/ Doctores Castroviejo nº 19 de la ciudad de Logroño, se realizará la presentación a los futuros lectores.
Desde  aquí os quiero también invitar a asistir.





"La Rioja y sus pueblos entre cuentos"
Pero no quería concluir esta entrada sin mencionar otra apuesta por la literatura, esta vez para los más pequeños y que creo no deberíamos desestimar porque también colabora con el Banco de Alimentos; es el libro:


 "La Rioja y sus pueblos entre cuentos"


Llevamos tan solo dos meses de promoción del mismo y, a pesar de movernos por diferentes centros riojanos y habernos encontrado con algunos "noes" - por suerte, esto no me viene de nuevo- tengo que decir que la opinión del mismo es satisfactoria para la gran mayoría y los "síes" también son abundantes.

Cada día que pasa nos damos cuenta de lo agradable que es realizar diferentes talleres y charlas sobre la creación del libro, lecturas tanto en castellano como en inglés de los resúmenes, exponer las diferentes preguntas de comprensión lectora referentes a los doce relatos y las correspondientes actividades complementarias que realizan los más pequeños.
La última ha sido en el colegio "Navarrete El Mudo" de Logroño ( 3 diciembre 2015)
Allí la acogida fue estupenda donde los alumnos, incluso nos representaron varias obras de terror con una notable interpretación. Tengo que decir que nos lo pasamos en grande, como no, aprendiendo, leyendo, dibujando y preguntando.
Gracias chic@s por vuestro recibimiento.

Dejo enlace:



Bien, pues con esta entrada he querido señalar dos publicaciones que hablan de la solidaridad en la comunidad de La Rioja. Lamentablemente hoy sigue habiendo gente que pasa hambre entre nosotros, aunque los gobiernos pretendan hacernos creer lo contrario y que las cosas mejoran día a día. Es, supongo, una cuestión de perspectiva y de prioridades...
Los buenos valores muchas veces, si no se han perdido, ocurre que, por desgracia, se colocan en lugares poco primordiales.
Pero el problema, a mi modo de ver, es más sencillo de lo que pueda parecer. Simplemente depende de todos y cada uno de nosotros.




"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar,
 pero el mar sería menos si le faltara una gota"

                                        Madre Teresa de Calcuta







lunes, 30 de noviembre de 2015

Club de lectura Albelda de Iregua

Club de lectura de Albelda

- Con que el lector termine el libro y al tomar un vaso de agua tenga presente el valor de este recurso, yo me doy por satisfecho de haber creado el libro.
- Pues lo has conseguido -oí decir este viernes 27 de noviembre en Albelda.


Pero empecemos desde el principio:

Alguna de las asistentes

Hace aproximadamente un año toqué el timbre a una nueva puerta que se encontraba en una planta de cualquiera de los edificios de la ciudad de Logroño. 
Encarna apareció tras ella y yo me presenté como escritor y promotor de mi última obra "agua".

La mujer, sorprendida en un principio, me atendió amablemente dejándome claro que no iba a coger ningún libro. No obstante, para mí, el hecho de que me escuchara suponía un logro, puesto que una persona más sabría de mi proceder. 
Encarna me comentó que, casualmente, era asidua a un club de lectura en la localidad riojana de Albelda de Iregua. Me demostró también que se sentía orgullosa de pertenecer a un club de amigas que se juntaban tras leer un relato al mes. Lo increíble de todo esto es que algunas lo llevan haciendo, la friolera de ¡¡treinta años!! 

Algunas de las asistentes eran incluso profesoras ya jubiladas, pero todas disfrutaban y anhelaban que llegara el día citado para juntarse y hablar sobre la lectura del relato en cuestión y alargar las sobremesas de las horas nocturnas de los viernes.  

Ante esta disyuntiva lo tuve claro.
Encarna, mientras yo le contaba mi historia, hojeaba el libro con sus manos.

- Quédatelo -le dije en una de éstas- lo lees y ya me dirás qué te ha parecido.
Encarna, dubitativa en un principio aceptó después ante mi insistencia y ahí quedó la cosa.


Yo  proseguí con mi búsqueda incesante de lectores.


Pasó el tiempo y en una presentación que realicé en una librería logroñesa el 3 de marzo de este año, Encarna apareció de entre los asistentes a la misma, y me comentó que, tras la lectura del libro, le gustó éste y que ya me enviaría un mail para mandarme una invitación al club de lectura de Albelda, en la cual hablaríamos de "agua".


Volvió a pasar el tiempo y ocurrió que el viernes pasado, hablé ante la presencia de las simpáticas asistentas al Club, un poco sobre mi historia como escritor que busca a sus lectores por diferentes provincias y de esa cuarta novela, "agua".



El ambiente fue estupendo, regado incluso con café, y aderezado con pastas y hasta hubo una tarta y todo. 

Me gustó la experiencia. Me agradó la peculiar invitación y la buena acogida. Estuvimos hablando durante horas, además de mis libros, del cambio climático, de las consecuencias de nuestras acciones como sociedad y de diversos temas que se suelen entrelazar en las habituales charlas que surgen de la verdadera amistad labrada a través del transcurrir de los años. 


Con las lectoras del Club de Albelda

Gracias a Encarna por abrirme aquel día la puerta y, gracias también a las asistentes por el buen recibimiento y por conseguir que de la lectura surjan ramas de buenos valores que jamás deberíamos desdeñar.

  

Por otra parte y para seguir aportando un granito de arena para que los más pequeños se interesen por el hábito de leer, ilustrar y, ¿por qué no?, escribir; realizamos, tanto Ainara como yo al día siguiente, es decir, el sábado 28, un taller de escritura y otro de ilustración en el IX Salón Infantil y Juvenil de Burgos. 

Dejo el enlace al mismo:









"Y cuando noten que no eres el mismo de antes, 
que has dejado de darle importancia a muchas cosas,
 entonces caerán sobre ti. 
Te acusarán de haber cambiado, 
de haber perdido la sensibilidad,
 incluso de ser indiferente a los sentimientos. 
Te atacarán de mil maneras. 
Solo por haber dejado de sufrir por cosas que no valen la pena"

                                                                                 E. Vergara




martes, 17 de noviembre de 2015

Algunas anécdotas curiosas

Tres objetos cargados de experiencias memorables
Cuando sucede que llamas a una nueva puerta con el objeto de presentarte como autor que busca lectores de su última novela y descubres que ya saben de tu historia, en mi rostro siempre se origina una sonrisa que, por fortuna, me viene visitando cada vez más a menudo.

"Grijalba rosa y gris"
Fue Santiago Barbero el que me abrió un día de la semana pasada en la ciudad de Vitoria. Según me comentó, él sabía de mí porque Jesús, un compañero de la Universidad de la Experiencia, en Logroño, le había hablado de este peculiar periplo. Parece ser que en su día me presenté de la misma forma en la puerta de su casa. El hombre que ahora aparecía ante mí, decidió adquirir mi cuarta novela, "agua", pero no conforme con eso, Santiago me comentó que él también escribía y me obsequió con un poemario dedicado a su pueblo burgalés, Grijalba: "Grijalba rosa y gris (recuerdos de una infancia)".
Como supondréis, aquella charla se alargó más de lo habitual y tras el trueque, nos dimos la mano en señal de afecto y mis oídos escucharon algunas palabras de ánimo.
Es fascinante encontrarte tras las puertas, con experiencias como la contada.


Tarjeta "Organización sonrisas delali"
Por otra parte, Marta, tras llamar a su puerta y descubrir que ante ella se había presentado un escritor que promocionaba su última novela, no dudó un instante en escuchar mi relato. Ella me hizo saber, además, que era la organizadora de una "ong" que se dedicaba en varios países de África (Tongo, Ghana...), a realizar las partidas de nacimiento de los neonatos. A Marta le brillaban los ojos cuando hablaba de aquella realidad que no es tan lejana como en un principio nos pueda parecer. 
Después de una pequeña charla en su salón, donde incluso me mostró desde la pantalla de su ordenador la página de la organización recién creada, nos despedimos con un abrazo.
"Organización sonrisas delali"

- Sergio -me dijo entonces- te deseo muchos éxitos.
Luego, recuerdo que recapacitó para decir después:
- No, mejor dicho, te deseo muchas satisfacciones, porque el éxito viene muchas veces acompañado por el reconocimiento social.

Tengo que decir que fueron unas palabras que me impactaron y que quería resaltar.
Aquí os dejo el enlace a su organización:  
                                                 ongsonrisasdelali


Gracias Marta, por abrirme aquel día la puerta, escuchar al tipo que se presentó con un libro bajo el brazo y sobre todo por realizar esa gran labor que resulta tan primordial.



"Gyora el hogar de los inocentes"
La siguiente anécdota es también muy interesante porque a pesar de que el discurso social nos sigue diciendo que probablemente y con los tiempos que corren se origine una generación perdida, es muy agradable encontrarse con personalidades tan inquietas como Nerea y Oihane, jóvenes escritoras veinteañeras de la ciudad de Vitoria.

Recuerdo que fue Blanca la que abrió la puerta tras mi llamada. Ella me escuchó atentamente. Casi sin dudarlo, adquirió un ejemplar de "agua" y me habló de su hija y una amiga de ésta. Según mencionó, cada una por su parte tienen una novela escrita y una nueva obra recién editada: "Gyora", publicada conjuntamente.
Cual fue mi sorpresa cuando, al despedirme de Blanca, aparecieron, como de la nada, aquellas dos escritoras en el recibidor. Entonces, tras la charla mantenida con Blanca, comenzó otra nueva conversación de a tres.

Al final de la misma, adquirí la última novela de estas dos jóvenes escritoras, con dedicatoria y todo. ¡Qué más se puede pedir!

Ahora continúo más animado que nunca y creyendo aún más en la frase que desde los comienzos de esta promoción me viene acompañando:

"Nunca sabes quién te va a abrir la siguiente puerta"


Son tres anécdotas que me dicen contundentemente que debo continuar, no ya para hallar éxitos -tal y como lo definió Marta- sino también satisfacciones personales, que, a mi modo de ver me las encuentro todos los días entre los innumerables cerramientos de puertas y miradas despectivas. Entre ellas, entre muchas más anécdotas, me impactó la siguiente: 

Imaginaos llamando a una extraña puerta, ésta se abre y te presentas como escritor que promociona su última obra. 
El hombre que ha abierto, sin mediar palabra, se acerca, observa el libro que tienes en tus manos y salta:

- Te lo compro.

Al comprobar que no me conocía pero que le entusiasmó la idea de que fuera el propio escritor el que le había tocado su puerta, Juan Luis me hizo entrar en su domicilio y fue ahí donde me explayé. Tras mi explicación dediqué el ejemplar y él me ofreció varios euros de más. 
- Que sí, que sí-. El hombre insistía ante mi negativa -es como si me redimiera de los libros que me he bajado "gratuitamente" de la red- concluyó antes de cerrar su puerta y darme grandes ánimos para continuar. 


Pero la semana anterior, tal y como nos viene acostumbrando el calendario, también nos ofreció el fin de semana. Así pues, el viernes, en la Librería Estudio de la localidad de Miranda de Ebro, fue donde tras juntarnos algunos escritores, poetas, cantautores y lectores, se interpretaron y cantaron poemas y temas diversos. Todo un lujo dedicado al día de las librerías. Y quiero resaltar que se celebró también el premio que le habían otorgado al establecimiento, por ser la librería de referencia cultural ofrecido por la Junta de Castilla y León y por la Asociación de Libreros de la provincia.

El público asistente llenó
las instalaciones de la Libería Estudio

 Gracias Olivia por la invitación y por tan buena iniciativa. 




Con todo, también quiero añadir un sencillo comentario que Carmen de Burgos me envió en el día de ayer después de la lectura de "agua":

Hola amigo: Como esperaba no me ha defraudado tu hermoso libro "AGUA".

Didáctico, ameno, fenomenalmente escrito y, además, crea conciencia de lo importante que es cuidar el agua. !GRACIAS!




Son estos comentarios y experiencias como las narradas, las que me ayudan a transformar los "noes" encontrados en férreos escalones.
Son todos estos  "síes" los que me incitan a subirlos y a alejarme cada vez más de ese habitáculo tan frío y oscuro en el que me un día me situó el mercado laboral.

Gracias Santiago, Marta, Blanca, Nerea, Ohiane, Juan Luis, Carmen y Olivia. Es sin duda, vuestra manera de ser, la que hace dar forma a esta historia...



Asimismo, quiero indicar también que para aportar un pequeño granito de arena en la tarea de que los más pequeños se interesen por el hábito de la lectura y, por qué no, también en la escritura, participé en el IX Salón del libro infantil y juvenil, celebrado en la ciudad de Burgos en el mes de noviembre. 

Allí impartí un taller de escritura titulado:

"Lo que hay tras las puertas" 

Ainara, como ilustradora y coautora del libro: "La Rioja y sus pueblos entre cuentos" hizo el suyo con

"Ilustrando historias, pintando tus proyectos"

Dejo enlace a los mismos por si queréis echar un vistazo a la gran acogida que hubo por parte de los más pequeños. Todos lectores, ilustradores y, quién sabe, quizá futuro/as escritore/as:






"Aunque llegues el último en una carrera,
 siempre estarás por delante de quienes
 nunca se atrevieron a correrla"

                                                 Anónimo








lunes, 9 de noviembre de 2015

"Dibuja un sello para Vitoria", Yaiza López

Dibujo original del sello ganador
En mi día a día, como ya supondréis, son muchas las puertas que son tocadas con la finalidad de presentarme como autor que busca lectores de sus novelas. 
No obstante, a pesar de que lo común es hallar innumerables negativas, en ocasiones te encuentras con experiencias muy enriquecedoras.

Hoy quiero destacar una que me sorprendió de manera grata.

Tras llamar a la puerta de su casa, Mª José me abrió en un edificio cualquiera de la ciudad de Vitoria y, una vez hecha mi habitual pregunta, ella contestó afirmativamente:

- Sí que leemos en casa -me dijo. La mujer, aún sorprendida por la presentación, atendió mi relato cuando le hablé de "agua"; la novela con la que me había presentado.

"agua" y los 25 sellos ganadores
Pero no quedó ahí la cosa. Resulta que, según me comentó, a su hija, Yaiza López, también le gusta leer, escribir y, lo más sorprendente de todo: ella había sido la ganadora en septiembre de este año del concurso 
"Dibuja un sello para Vitoria". 

Había recibido como premio 25 sellos de curso legal, de la ciudad. Yaiza es la autora de la ilustración adjunta en la que se aprecia a personajes célebres de la capital alavesa, tales como Celedón y el Caminante, además de otros personajes y edificios representativos.

Mª José, orgullosa, se introdujo en su vivienda y transcurridos unos instantes, salió para mostrarme los veinticinco sellos que obtuvo por ser la ganadora del concurso. Entonces hicimos unas fotos.

- Los pondré en mi blog -le dije- y escribiré en él de lo que estamos hablando.

La mujer aceptó encantada. La charla se prolongó más de lo habitual y, una vez dedicado el libro, me sentí afortunado por recoger una experiencia que no podía dejar de mencionar.

25 sellos ganadores de Yaiza
Es siempre agradable encontrarse con esta clase de inquietudes venidas de los más pequeños.
Cuando el discurso común nos habla de generaciones perdidas y de falta de hábitos que requieren grandes dosis de tesón y perseverancia, tengo que decir que me sorprendió gratamente conocer la historia de la pequeña Yaiza de doce años de edad.

Desde aquí quiero darle la enhorabuena no solo por haber ganado el premio, sino también por tener esas aficiones que, en mi opinión, resultan tan primordiales en el desarrollo de las personas.
Con estas líneas quiero enviar un mensaje para la pequeña y para todos aquellos que sienten la inquietud de hacer cosas que apuestan por la creatividad. 

¡¡Sigue así, Yaiza!!

Gracias Mª José, por abrirme aquel día la puerta, escucharme, adquirir un ejemplar y compartir la ilusión que posees por tu pequeña.

Un fuerte abrazo.


Algunos de los asistentes al taller

Por otra parte, el sábado día 7 de noviembre, hicimos, Ainara, como ilustradora del libro "La Rioja y sus pueblos entre cuentos" y yo,  un taller para los más pequeños, en el Hotel Arrope de la ciudad.
Dejo el enlace:



Gracias a todos por la asistencia.




"La única habilidad competitiva a largo plazo
es la habilidad para aprender"

                              S. Papert





jueves, 29 de octubre de 2015

Celebrando el día internacional de las bibliotecas



"Más de 5500 motivos para creer en tus sueños"

Así se anunció mi charla-presentación en la biblioteca de Belorado la semana anterior. 

Ese es aproximadamente el número de lectores-protagonistas encontrados en diferentes provincias durante los años que llevo de promoción de mis novelas. 

La base, más sólida ahora que al principio, todavía sigue siendo inestable, pero no importa. Seguiremos intentándolo aunque no nos apoyen (aunque, todo hay que decirlo, cada vez me voy encontrando con más apoyos). Cueste lo que cueste, pase lo que pase y pese a quien le quiera pesar. 


A eso de las 19:30 h de la tarde del viernes 23 de octubre comenzó, como decía, la charla presentación de mi trayectoria como escritor que promociona sus libros puerta a puerta, en la biblioteca de Belorado. 


Todo debido a que el día 24 de octubre es el día internacional de las Bibliotecas y fui propuesto por la editorial a la Biblioteca del municipio. Ellos, por suerte, accedieron a que hablara de mis libros y trayectoria.

Y así fue.  
Tengo que decir que resultó agradable conocer a Mercedes, una chica muy dada a la cultura (solo hay que charlar con ella unos minutos para darse cuenta de esto) y también a los asistentes y poder hacer llegar esta historia a más personas.
Allí hablé de este periplo que ya tiene cuatro años de duración y que, resumiéndolo, se puede clasificar en los siguientes hitos que considero, entre otros, los más relevantes:

- Octubre de 2011- cuando, tras quedarme desempleado y sin ingresos, comencé a presentarme como escritor que busca lectores tras las puertas.

- Diario de Burgos- primer reportaje en el que me denominaron “el escritor errante”.
- Agencia EFE de Vitoria- la noticia de que un escritor iba distribuyendo libros puerta a puerta por diferentes ciudades y había conocido ya a más de cinco mil quinientos lectores de esta forma, se filtró a toda la nación.
- Entrevista en la revista literaria “Qué leer”:  "Sergio Hernández o cómo mover montañas".

Además de estos hitos, que junto con otros que ya he escrito en anteriores entradas sobre ellos, también hay cinco capítulos que dan forma a esta historia:

En la biblioteca de Belorado 
- Soy un gusano (2010)
- Dos cabezas de alfiler (2011)
- Consciencia (2012)

- Agua (2014)

- La Rioja y sus pueblos entre cuentos. Volumen 1 (2015)

Así pues, no queda otra más que agradecer a esos casi seis mil lectores-protagonistas que hasta el momento han sabido valorar este peculiar esfuerzo. Sin ellos todo esto no sería posible.

Gracias también a  Mercedes y a todos los asistentes a la charla de la biblioteca de Belorado.




Por otra parte, quiero indicar también que al día siguiente, sábado 24, fuimos invitados Ainara – ilustradora y coautora del libro “La Rioja y sus pueblos entre cuentos. Vol.1”- y yo a la Biblioteca C.E.I.P. Gonzalo de Berceo, por Daniel, el director del centro. Allí hablamos del recién editado libro a los niños y padres que acudieron a la biblioteca del centro una mañana de sábado. 

Dejo un enlace a la web:    La Rioja y sus pueblos entre cuentos

Asistentes a la charla en el C.E.I.P. Gonzalo de Berceo

Se trata de otro camino; esta vez dedicado a los más pequeños. ¿Y por qué no? Quizá no sea más que un intento de relegar de algún modo las nuevas tecnologías que tanto tiempo nos roban en el día a día. A pesar de que éstas se han convertido en imprescindibles, considero que tocar el libro impreso, oler el papel, colorear y responder a las preguntas de comprensión lectora incluidas en el libro, también es algo que deberíamos priorizar.
Leer debería ser primordial para toda persona. Y tanto Ainara como yo estamos satisfechos de poder aportar nuestro granito de arena en este empeño. 
Recuerdo, tras la presentación del libro, que nos animaron mucho a que continuáramos por este camino. 
Estamos decididos a hacerlo.  



Gracias Daniel por tu gran interés y apoyo y también a todos los padres y alumn@s asistentes. 





                      "La libertad radica en la capacidad de atreverse a vivir
              con las consecuencias de las propias decisiones"

                                        L. Etxebarria














miércoles, 14 de octubre de 2015

Los medios abren sus puertas a "La Rioja y sus pueblos entre cuentos"

Reportaje de África Azcona en Diario La Rioja
Con las siguientes líneas que conforman esta entrada quiero principalmente dar las gracias.

Gracias de parte de un tipo que un día le sobrevino una especie de locura que le llevó a conocer a sus lectores por diferentes ciudades. Un tipo que se quedó desempleado en el origen de esta larga crisis y desde el primer momento decidió no quedarse parado. Cuando todas las puertas se me cerraron allá por el año dos mil nueve, recuerdo que el escenario se tornó oscuro, frío y desolador.

El mercado laboral, como a tantos otras millones de personas (6202700 -seis millones doscientos dos mil setecientas- según la EPA del año 2013) me dejó de lado, olvidado y tomado a la indiferencia. Entonces, tras una ardua lucha por reengancharme, entendí definitivamente que no había cabida para mí en él.

Así pues, como un miserable gusano comencé a deslizarme para promover mis libros. La búsqueda de lectores, y la edición de libros, desde aquel momento se ha convertido en una constante. Hoy ya son cuatro años de tocar puertas y de promocionar mis libros. Son casi seis mil lectores conocidos por diferentes ciudades y cinco libros son los que me acompañan y que se configuran como capítulos en esta historia de un escritor errante.


Hoy, el escenario ha cambiado. Desde esta particular atalaya alzada por los miles de "noes" encontrados en el camino, vislumbro nuevos horizontes, cojo aire y comienzo con una nueva andadura.
Hoy, de la mano de Ainara, ilustradora e infatigable compañera de viaje, empieza una nueva etapa:

Con la intención de aportar un granito de arena para que los más pequeños se interesen por el que debería ser un imprescindible hábito: el de la lectura, se presenta en estos días un libro que recoge cuentos e historias de la comunidad riojana. 


"La Rioja y sus pueblos entre cuentos" ya se encuentra en las librerías y desde aquí quiero agradecer a todos los patrocinadores: Fundación San Millán de la Cogolla. Hotel Arrope de Haro. Asociación de libreros de La Rioja. 
Colaboradores:  Ayuntamiento de Nájera. Ayuntamiento de Santo Domingo de la calzada. Ayuntamiento de Haro.
También al Banco de Alimentos de La Rioja por su gran labor social. 
Y, por supuesto, a todos  los medios que han hecho, en estos últimos días, eco de la noticia. 
Los siguientes enlaces los considero como las puertas que se abren a este humilde escritor errante vecino de Haro, tan acostumbrado ya a recibir portazos:


20 minutos.es

/Noticias la información.com

Cope.es    (ENTREVISTA COPE del minuto 27 en adelante)

Europapress.es

Gente digital.es

El economista.es

Te interesa.es

Onda Cero   (ENTREVISTA ONDA CERO... desde 1.07 min. en adelante)

Radio Haro.com      (en el audio nº 7- HOY POR HOY 13/10/15 (segunda parte con duración de 53 min) a partir del minuto 39)

Imaginaos lo que puede suponer todo esto para alguien que comenzó por un quizá inalcanzable sueño: 

Escribir y que le leyesen.

Hasta este momento, como ya sabéis, son muchas las puertas las que he tocado. Por suerte, tras ellas me he ido encontrando también, a lo largo de todo este tiempo, a personas que han sabido valorar este peculiar esfuerzo. 
A partir de hoy, sin duda, proseguiré tocando a las puertas, porque la experiencia te dicta que nunca sabes con quién te puedes encontrar tras ellas. Ya no se trata de una simple distribución de tus obras; todo esto se ha convertido más bien en una búsqueda de variopintas personalidades y entrañables experiencias que de otro modo jamás habría podido vivir. 

Pero a pesar de que cada día el apoyo encontrado se hace más notable, seguiremos intentándolo, seguiré tocando a las puertas hasta que el terreno, esperemos, se consolide definitivamente. 
Quién sabe, quizá algún día ocurra. 

Con esta entrada, tal y como decía, quiero agradecer a los cinco mil ochocientos sesenta y un lectores-protagonistas que dan forma a esta historia. También a Antonio Egido y a los periodistas por su apoyo y gran cobertura. 

Y como no, a todos aquellos que nunca se conformaron con la realidad que otros les quisieron imponer.
Ellos, sin duda, son mi referente.

-Aunque no os lo creáis, en no pocas ocasiones me los encuentro tras llamar a sus puertas-



"Libres son quienes crean, 
no copian. 
Y libres son quienes piensan,
no obedecen. 
Enseñar es enseñar a dudar". 
                                                
                                             E. Galeano.









martes, 6 de octubre de 2015

"Sergio Hernández o cómo mover montañas" Entrevista en Qué leer

Foto que ilustra la entrevista
Hace ya unas semanas recibí un mail de Ingrid González en el cual me proponía aparecer en la revista Qué leer.
Ella sabía de mi recorrido y quería hacerme una entrevista.

Yo, como podréis imaginar, acepté entusiasmado.

La historia de un tipo que un día decidió conocer a sus lectores de primera mano por diferentes ciudades alcanzaría a más personas y eso suponía un paso y de los grandes en esta trayectoria.


Sí, otro paso más. 
Los "noes" vuelven a caer para caminar más liviano, respirar profundo, otear nuevos horizontes y buscar con una amplia sonrisa a más lectores-protagonistas de este periplo que comenzó hace ya cuatro años.


Supongo que cada día que pasa se hace más fácil llegar a la gente. Sobre todo porque algunos han oído hablar de ti. La experiencia me dice que aun encontrándome con innumerables (esto lo digo de manera literal) portazos en las narices, también me encuentro personas que valoran el esfuerzo.
Esta revista me lo demostró en el número anterior -septiembre 2015- cuando me felicitaban por mi labor. Todo un gesto que te lleva a creer que, a veces, por muy duras que sean las condiciones, andamos por el camino correcto.

Quiero recordar la felicitación:

"LA VOLUNTAD MUEVE MONTAÑAS

SERGIO H. LÓPEZ-PASTOR: Este escritor vizcaíno no se achantó frente a las dificultades. Se editó sus propios libros y se dedicó, incansable, a recorrer calles y edificios, llamando a todas las puertas y diciendo, a quién tenía la amabilidad de abrirle: Hola soy Sergio y soy escritor. Busco a gente que le guste leer. 
Quizá alguien se sonría al leer esto, que parece un tanto cándido y voluntarista. Pero que no se lleve a engaño: López-Pastor ha logrado vender así más de 5000 ejemplares, uno a uno, de ese modo tan directo y personal. El éxito o el acierto llaman la atención, y López-Pastor ya tiene una editorial tradicional interesada en publicar su obra (shlopezpastor.blogspot.com.es)."

Portada octubre 2015


Aquí os muestro la entrevista 
de este mes de octubre de 2015.












Entrevista:


¿Cómo surge la idea de escribir una novela? ¿Había escrito antes?

Desde siempre he tenido la idea de escribir un libro. De hecho ha habido constantemente algunos intentos pero, por falta de tiempo, además de otros pretextos, nunca lograba concluir ningún relato largo.
No obstante, por “desgracia” o por “fortuna” me quedé sin trabajo al principio de la crisis. Entonces utilicé el tiempo del desempleo para sumergirme definitivamente en esta aventura.

Se propuso escribir una trilogía, un reto muy ambicioso. ¿Por qué una trilogía y no una novela sin más?

Fue cuando me quedé desempleado, cuando todas las puertas se me cerraron. Entonces, como decía, eso resultó ser el resorte que me impulsó a escribir pero con mayúsculas. Quería entrar en el mercado literario no solo con una novela sino con una trilogía. Tenía muchas ganas de escribir. Por su parte siempre he pensado que cuanto más grande es un objetivo, más intensas son las acciones que te llevan a conseguirlo.

¿Cuánto tiempo le llevó escribir la primera novela? ¿Hizo un guión previo o fue surgiendo a medida que escribía?

La idea de la primera novela fue madurando en años pretéritos, escribirla aproximadamente un año. Así como las demás poseen una estructura previa, con “Soy un gusano” las ideas fueron surgiendo, quizá debido a que la trama ya tenía una base fundada en mi cabeza desde hacía tiempo.

Cuéntanos en que se basó para escribir esa primera novela.

“Soy un gusano” es una novela que tiene un mensaje: “Las ideas que tú mismo te pongas en la cabeza son las que te van a llevar hacia una determinada dirección o hacia otra”. Cuando me quedé desempleado quise hacer realidad esa premisa y es hasta el día de hoy que la llevo conmigo. La utilizo. Creo en ella más bien.
La realidad de Hugo (el protagonista) es muy dura y traumática desde sus inicios, pero con la ayuda del pequeño gusano y las pantallas del tiempo, logra tomar perspectiva de su situación y enfocar sus pensamientos y acciones en lo que realmente merece la pena: vivir.

Una vez escrita tu primera entrega, ¿llamó a la puerta de las editoriales?

Hasta el 2010 que es cuando publiqué “Soy un gusano”, nunca había tenido un contacto previo con el mundo editorial; así pues, quise indagar en internet, conocer experiencias ajenas de escritores noveles. Lo que encontré no me gustó en absoluto. El discurso era abrumador, y yo no quería formar parte de él. Comprendí, a su vez, que también existían muchas alternativas para editar y comencé con una editorial online. El resultado, por aquel entonces, me pareció el adecuado.

Supongo que es como el dicho, “Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma”… Empieza a ir casa por casa a ofrecer su novela. ¿Cómo llega a esa decisión?

En 2011 edité “Dos cabezas de alfiler” y estaba inmerso en la creación de la tercera parte de la trilogía “Consciencia”. Por su parte, ningún trabajo llegaba a cuajar. Además el subsidio se acababa y yo tenía claro que además de escribir, quería que se leyeran mis novelas. ¿Por qué no? Igual podía funcionar. Digamos que ir de puerta en puerta buscando lectores es una huída sistemática de esa situación tan indigna que supone quedarte sin empleo.
Comencé en su día, allá por octubre de 2011 y hasta la fecha sigo escribiendo, aprendiendo, acumulando experiencias, eliminando “noes”, convirtiéndolos en escalones y yendo a por esos “síes” que resultan tan gratificantes.  

¿Qué le dijeron sus familiares y amigos cuando les contó lo que se proponía?

Un poco lo que ya me podía suponer. Oía frases como: “Si fuera yo no te abriría”, “La gente ya no lee en papel”, “me aparece un tipo con un libro bajo el brazo y yo no le atendería” y cosas por el estilo. Sin embargo me considero una persona que prefiere decir “he hecho” en vez de “voy a hacer”. Es decir, cuando lo comenté ya lo había probado y… ¡funcionaba!

Cuando le abrían la puerta usted se presentaba diciendo: “Hola soy Sergio Hernández, estoy presentando mi última novela y busco gente a la que le guste leer…”. ¿Cómo reaccionaba la gente?

Imagínate. Hay de todo. Hay gente que me deja acabar con la frase. Otros, quizá el 80% siendo optimistas, son negativas y portazos en las narices, literalmente. Los utilizo, como decía, como si fueran escalones que me llevan al siguiente “Sí”, que, por suerte, también los hay.
Pero a pesar de todo, desde los portazos en las narices, también me encuentro con personas que me escuchan y adquieren una de mis tarjetas. Otros quieren el libro dedicado, los hay quienes me invitan a ver sus bibliotecas, me invitan a café, e incluso a comer. Experiencias hay muchas y mensajes de ánimo también.

¿Recuerda cuándo vendió su primer libro y a quién?

Por supuesto, sucedió en octubre de 2011. Rivabellosa. Una pequeña localidad de Álava y cercana a Haro. En aquella primera mañana de tocar porteros, los “noes” se acumulaban de forma desesperante. Entonces tras la valla de un adosado, se encontraba un señor y yo me presenté como escritor que promocionaba su primera novela.
— Yo no leo, pero mi mujer sí que lo hace —me dijo— ¿Lo has escrito tú? ¿De qué trata?
Fue ahí cuando dediqué el primero de mis libros a su mujer: Merche, recuerdo que se llamaba.
Noté cómo los “noes” anteriores cayeron, el hielo se rompió y un rayo de luz penetró en aquel oscuro habitáculo en el que me situó el mercado laboral.

Ha tenido que ser un esfuerzo titánico. Seguro que muchos días no habrás vendido ningún ejemplar, pero ¿alguna vez pensó en tirar la toalla?

Ni una vez. Hay veces, además, que pasa mucho tiempo sin conocer a un lector más, pero siempre me digo: “Sergio, nunca nadie dijo que fuera fácil”.
Tengo que mencionar que, afortunadamente, todos los días que salgo siempre encuentro a gente que valora el esfuerzo. Es lo que te anima. A ello me aferro. El número de “lectores-protagonistas” de esta historia aumenta y, aun teniendo cinco novelas escritas, también hay más proyectos en los que estoy inmerso. Si antes tenía claro que quería dedicarme a escribir, ahora estoy absolutamente convencido. Además, pocos escritores pueden decir que conocen de primera mano a más del 90% de sus lectores. Por el momento quiero que esto continúe así.
Tendrá mil anécdotas. Cuéntenos alguna curiosa.

Las hay muchas. Una vez me mordió un pequeño perro tras tocar un timbre. Otra me salió un hombre con un cuchillo en la mano y no; no estaba trinchando un pollo. También existen trueques con escritores, he cambiado mis libros por tarros de miel, discos de música, botellas de aceite… Una vez incluso una señora me obsequió con una máquina antigua de escribir.
Todas estas anécdotas y muchas más las recojo en mi blog.

¿No has pensado en escribir un libro recopilando las anécdotas de esta aventura?

Sí, de hecho se trata de un proyecto futuro que más pronto que tarde verá la luz.

¿Cuál es el secreto para conseguir vender 5.800 ejemplares puerta a puerta (porque eso son muchas puertas a las que llamar)?

Yo suelo decir que cuando la escalera está situada en la pared correcta, solo queda un camino: subir peldaños.
Supongo que son fuertes dosis de determinación y constancia. No es más que una lucha constante por conseguir tu sueño. Si antes tenía respeto por ver lo que me encontraba tras las puertas, a día de hoy es todo lo contrario.
Quiero verlo como si de una maratón se tratara en la que apenas llevaré recorridos quinientos metros. De hecho, actualmente tengo muchas ganas de continuar corriendo.

¿Cómo y cuándo consigue que una editorial se fije en ti?

Esto fue debido a una suerte de casualidades. En una ocasión acudí a una presentación del libro de una escritora en la ciudad de Logroño. Descubrí, tras ella, que Ana Isabel también era editora junto con Juanma. Ellos se interesaron por mi proceder, leyeron mis novelas y las publicaron. Ediciones Balnea es una pequeña editorial que apuesta por los valores y, además de ayudarme con su sello, lo demuestran día a día con su proceder.

En 2010 “Soy un gusano”, 2011 “Dos cabezas de alfiler”, 2012 “Consciencia”, 2014 “Agua”, y ahora recién salida del horno "La Rioja y sus pueblos entre cuentos". En poco tiempo ya tiene cinco libros a sus espaldas. ¿Qué es lo más duro o lo que más le ha costado como escritor?

La experiencia te dice que, a pesar de lo costoso de concluir un relato largo, lo más difícil, sin duda y si no eres conocido, es llegar al lector. 
Existen unos 80.000 libros que se editan al año en España y el 35% de los españoles no leen nunca. El panorama es desolador además de paradójico pero, en mi opinión, por muy feas que estén las cosas, al que le gusta escribir, lo hará siempre independientemente de las condiciones externas.  

¿Seguirá visitando a domicilio a tus lectores con tus próximas novelas o eso es ya el pasado?

Siempre intento utilizar todas las alternativas que dispongo. Uso internet, dejo al menos en todas las ciudades por las que me muevo libros en depósito. Hago charlas, presentaciones, pero, curiosamente veo que, a día de hoy, lo que más me funciona es el puerta a puerta. No sé, supongo que eliminas esa barrera que siempre existe entre lector y escritor.
En la actualidad me sigo presentando con mi cuarta novela “agua”; y por el momento no sé hasta qué punto puede llegar un tipo con un libro bajo el brazo, pero cada día que pasa estoy más dispuesto a averiguarlo.

Si le ofreciesen un buen trabajo, pero muy absorbente, ¿dejaría de escribir?

Después de esta trayectoria, lo más seguro es que no. Estoy enfocado en pulir narrativa. En escribir más libros, en leer, aprender, seguir leyendo, continuar escribiendo, mejorar y, por supuesto, conocer a más lectores que sepan valorar este esfuerzo.

¿Qué consejo les daría a los que quieren emprender una vida en el mundo literario?

Adelante. Todos sabemos que si no eres conocido en este mundo, las cosas son mucho más difíciles. No obstante, si realmente quieres hacerte un hueco, no queda otra más que escribir y disfrutar de ello. Escribe lo que a ti te gustaría leer. Si consigues que te lean, conseguirás saber qué cosas se deben mejorar. Se trata de un continuo aprendizaje, que sin duda, si realmente estás dispuesto, puede durar toda una vida.
Al final, supongo que el secreto no es más que marcarse objetivos, dividirlos en pequeñas partes e ir a por ellos.





Cada día con más ganas de conocer a esos ciento sesenta y tres lectores-protagonistas que me llevarán  a hablar con el número 6000 de esta historia.


Gracias Ingrid por tu tiempo, interés y gran apoyo.



"La vida no debe ser una novela que se nos impone,
 sino una novela que inventamos"

                                             Friedrich von Hardenberg