descripcion

descripcion

miércoles, 28 de enero de 2015

Hoy Rajoy ha llamado a mi puerta


Me encontraba esta mañana inmerso en la creación de mi quinta novela, cuando, de pronto, han llamado a la puerta. Entonces, con una desmedida cautela me he aproximado hasta el recibidor, intentando no hacer ninguna clase de ruido. Ha sido ahí cuando he mirado por la mirilla y, para mi sorpresa, tras la diminuta lente he podido observar a un hombre alto, trajeado, con barba gris canosa y con gafas.

Se trataba de Mariano Rajoy. ¡No podía creerlo!

En un primer instante he pensado en esos miles de personas que me han cerrado las puertas en lo que hacen los tres años y algún mes más de promoción de mis novelas por diferentes ciudades de la comunidad de La Rioja y las provincias limítrofes a ésta.

- Es lo más fácil- me he dicho- hago como que no estoy en casa y listo.

 No obstante, también he pensado en aquellos miles que me la abrieron para cerrármelas en las propias narices y en aquellos miles también que, tras escuchar mi relato, decidieron ignorarme y ofrecerme cualquier clase de excusa. Resultaba tan sencillo abrir para ver qué intenciones tenía el sujeto tras la puerta. Luego, mirarle por encima del hombro para volver a cerrarla con absoluto desprecio...

Pero ha sido en un momento de lucidez cuando me han venido a la cabeza las cinco mil doscientas doce personas que un día me abrieron la puerta de sus casas y no sólo me escucharon, sino que adquirieron la novela con la que me presentaba como escritor que va promocionando sus obras puerta por puerta, quizá labrándose un camino tras quedarse desempleado y alejado de un mercado laboral deteriorado a todas luces.

Es, pensando en esos 5212 lectores-protagonistas, por lo que me he aventurado a abrirle la puerta.

A mí siempre me gusta que, al menos, escuchen mi relato.

- Hola- ha exclamado el hombre con un siseo en su voz-. Vengo a darte las gracias-. Entonces es cuando me ha ofrecido su mano y, cordialmente se la he estrechado.

- No hay de qué- he respondido mintiendo vilmente.

- Vengo a darte las gracias por todo el esfuerzo que llevas haciendo en este tiempo- ha continuado el presidente- porque sé que ha resultado duro.
Más por curiosidad que por una verdadera cortesía, le he invitado a pasar. Le he ofrecido incluso un café.

- Sí- ha dicho sin desestimarlo- que llevo una mañana...

- Créeme si te digo que te creo- he aseverado.

A Rajoy, tras ofrecerme repetidamente sus gracias, le he explicado mi situación. Sé que es un caso entre tantos millones, pero le ha llamado la atención el que yo, un día decidiera llamar a las puertas (tal y como ahora hace él), para buscar lectores.
Entonces hemos hablado de mis libros y, aprovechando la oportunidad, he preguntado si quería que le dedicase alguna novela.

- No. Mire usted. Prefiero- ha comentado con su singular voz- acceder a los libros por los cauces convencionales. No me interesa ninguna novela que haga referencia al "agua" y mucho menos quiero saber nada de "gusanos". Además- continuaba- estoy inmerso en otro tipo de lectura. Después de leerme las memorias de Mario Conde "De aquí se sale" y del libro de Belén Esteban "Ambiciones y reflexiones", estoy inmerso en la lectura de Jose María Aznar y su libro "El compromiso del poder".
Yo he asentido pero él ha continuado con su retahíla de excusas. Sin duda, ahí no tenía nada que hacer, se trataba, evidentemente, de una negativa más acumulada en mi promoción.

- Además, y esto te lo cuento como primicia; tengo pendiente la lectura del próximo libro de Luis Bárcenas que publicará con la gran Editorial Planeta.

- Pero eso es imposible- he dicho sorprendido. No sabía que Bárcenas escribía.

- Me ha enviado esta mañana, hace poco, un mensaje con el nuevo móvil que le han dado tras salir de la cárcel. Mira. Aún más sorprendido he podido leer en su "iphone":

"Mariano he sido fuerte. Incluso estoy escribiendo un libro que editaré en Planeta. Cuando lo tenga quedamos y te lo dedico".

- Entonces no tengo nada que hacer- le he dicho. Qué duro ¿No?

- ¿El qué?- ha inquirido.

- Cómo está el país... Ya no sólo los escritores vamos llamando puertas sino que hasta lo hace el presidente del gobierno.

- Es cierto. Pero, mire usted, yo vengo porque quiero dar las gracias a todos los españoles por su esfuerzo. Y lo voy a hacer llamando a sus puertas.

- Tranquilo Mariano- le he dicho dándole unas palmadas en la espalda- Ya vendrán tiempos mejores y puedas hacerlo de otra manera. Quizá sólo queden unos pocos meses...- ha sido ahí cuando ha girado su cabeza y me ha mirado de reojo. Con un matiz receloso en el carácter, vamos.

El hombre ha salido de mi casa para continuar pulsando los timbres de los vecinos.

Luego de ello, me he preparado un café, me he desligado de pérfidas realidades y me he refugiado en la creación de mi última obra.




Tras largos años de políticas de austeridad enfocadas a la gente y rescate bancario, me ha resultado, además de impactante, totalmente deleznable observar cómo, en campaña política, el presidente del Partido Popular, haya decidido hacernos creer que va tocando puertas dando las gracias, siempre bajo la mirada, compañía y apoyo de una cámara.

No he podido evitar sentirme identificado. Entonces, sin realizar un costoso esfuerzo, me he puesto en su lugar y, simplemente, no me lo he creído.

No sé, quizá un día concluyan con este tipo de burlas que van dirigidas hacia nosotros, hacia la población.




"Esta promoción que llevo desempeñando a lo largo de los años, no es más que una huida sistemática de aquella situación tan denigrante que supone quedarse sin empleo"

Sergio 




jueves, 15 de enero de 2015

Último trueque en Vitoria


Obsequie de Ana: "Nidos de golondrina"
Aquella mañana fría en la ciudad de Vitoria, tras entrar en un portal y pulsar el timbre de su puerta, Ana abrió y decidió escuchar a aquel tipo que se presentaba con un libro bajo el brazo. Ella escuchó atenta mi relato. De cómo había decidido en su día, emprender la acción de una búsqueda incesante de lectores de mis obras.

A Ana le hablé de mi cuarta y última novela "agua" y, tras mi presentación la quiso adquirir; sin duda, era una lectora.

Pero no conforme con ello, Ana, indicándome que esperara un instante, se introdujo en su piso y se acercó, luego, con un libro entre las manos. Se trata de "Nidos de golondrina" escrito por José Manuel Fuentes Baños. Un escritor amigo suyo.

Ahí va la sinopsis:

" Nidos de golondrina es una novela sobre la infancia de un niño a mediados del siglo XX en un pueblo castellano  donde la vida se resumía a las vivencias en el valle y en los pueblos de alrededor. Es también una novela sobre el deseo de superación y las ganas de descubrir nuevos mundos, nuevas culturas y un futuro distinto al vivido por sus padres"

Siempre que ocurre algo parecido, acepto el "trueque", puesto que me parece interesante saber cosas de personas que poseen inquietudes similares en cuanto a la literatura se refiere. Lo leeré con gusto, sin duda.

Se trata de un paso más en esta promoción que he querido destacar.

Asimismo aprovecho para dejar el enlace de mi nueva página web, que Ainara AGA ART blog, ha diseñado.


 No es más que un nuevo escaparate en el que explico mi trayectoria y me voy introduciendo algo más en este vasto mundo de la redes. Sólo con una simple idea, mostrar al mundo que aquí hay un tipo que decidió un día, con las cartas que le había tocado, alejarse sistemáticamente de esa situación tan indignante que supone quedarse sin empleo.

Agradezco a Ana, desde aquí, su inestimable apoyo consistente en, no solo abrir la puerta, sino escuchar, adquirir mi última obra y por obsequiarme con la obra "Nidos de golondrina".

Un fuerte abrazo.


"Un libro debe ser el hacha
que rompa el mar helado que hay dentro de nosotros"

                                                   Franz kafka







lunes, 5 de enero de 2015

Encuentros Literarios Ediciones Balnea

Cartel promocional
Al ser ya la segunda ocasión en que la editorial burgalesa realiza un evento de encuentros literarios, todo indica que esto va a resultar tradición. Vamos, que va adquiriendo base.

Para mí, resulta un honor que me inviten a estos encuentros, donde, además de poder explicar tu trayectoria y objetivos como escritor, descubres a personas con similares pretensiones de diferentes generaciones incluso, con las que compartes ideas y proyectos y, lo más importante de todo, con el transcurrir del tiempo, se van convirtiendo en grandes amigos.

Se trata de una muy buena iniciativa en la cual pudimos intercambiar experiencias todos los asistentes para definir y contar nuestras anhelos en esto del escribir y editar obras de diferentes temáticas y pretensiones.

Algunos de los autores asistentes al encuentro
Sin lugar a dudas, el encuentro resultó gratificante a todas luces.

Así comenzamos, de nuevo, quizá con más ganas que nunca, un recién estrenado año 2015 en el que, gracias a numerosas iniciativas, nacerán nuevos proyectos, poderosas ideas para poder consolidarnos en esta nueva etapa que comienza como escritores que formamos parte de una editorial cada día más asentada.

De ella se habló y mucho. Todos la mencionamos el viernes. Yo siempre dije que Juanma y Ana Isabel representan aquella puerta a la que nunca tuve que llamar porque siempre estuvo abierta.
Ahora sé, que no soy el único que piensa eso.


Algunas de las obras 
En cuanto a mi experiencia, cada día me siento más afianzado en esta idea que tan loca parecía en un principio, hace ya tres años y algún que otro mes.
Hoy soy cinco mil ciento cuarenta y tres los lectores-protagonistas que, además de escucharme decidieron adquirir alguna de mis obras. Actualmente he editado cuatro novelas y es con la última -"agua" (mayo 2014)- con la que me presento ante aquellas personas que me abren sus puertas tras haber tocado el timbre de sus casas.

Quiero proseguir en este empeño. Insistir una y otra vez, hasta que las cosas, si tiene que ser el caso, me lleven por otros lares.
Hasta que ese momento le dé por aparecer, estaré encantado de hablar de mis historias y atesorar grandes, emotivas y fructuosas experiencias como las que he podido vivir en todo este tiempo.

Sigo escribiendo una quinta obra que ya va tomando, con relativa calma, la forma deseada.

En dos mil quince seguiré encontrándome con innumerables "noes" que, insistentemente, aparecerán en mi camino.
Estos caerán, sin duda, en los felpudos absorbentes de propietarios que cierran puertas.
La vida es así. Por fortuna, muchas veces también sonríe. Y lo hace a lo grande.

Por mi parte no cejaré en mi empeño de continuar insistiendo. Llamando al mundo para proclamar, cada vez con más alta voz:

¡Soy Sergio y escribo!



Gracias Balnea, gracias compañeros de letras, gracias lectores-protagonistas...

¡Feliz 2015!



"La inspiración que buscas, ya está dentro de ti.
 Quédate en silencio y escucha"

J. Rumi