descripcion

descripcion

lunes, 25 de enero de 2016

Una buena experiencia de solidaridad

Me alegro de haber podido comenzar el año siendo partícipe de esta bonita experiencia cargada de solidaridad y de éxitos. En un mes, el libro "20 relatos solidarios" ha sido distribuido a unos setecientos lectores y se han vendido la mitad de las ilustraciones que complementan los relatos.

La verdad es que resulta impresionante la buena acogida por parte de la ciudadanía que desde aquí no podía dejar de agradecer.
Además, con motivo de dar término a toda esta experiencia, el día 21 de enero de este año recién comenzado, nos invitaron, desde el Banco de Alimentos de La Rioja, a una explicación sobre su funcionamiento para ofrecernos más luz de esta "ong" y  nos enseñaron su nueva sede.

Creo que por un lado hay que estar contento porque las instalaciones son mayores, más asequibles y cómodas que las anteriores. No obstante, todo esto quiere decir que el problema del hambre en nuestro entorno sigue existiendo y eso es algo que deberíamos tener cada vez más en cuenta.

A pesar de ello, y dejando a un lado todo lo anterior,  celebramos el éxito obtenido, los asistentes, escritores e ilustradores, con un tentempié y con un buen vino. Con este acto, se concluía con esta experiencia que a tanta gente ha reunido y ha movilizado con el aderezo de la solidaridad.

Es una suerte el haber podido conocer a diferentes compañeros de letras e ilustradores.

Dedicatoria ilustrada de Espinosa,
junto a la ilustración del relato.
Asimismo, quiero destacar un detalle que, tanto a Ainara como a mí, nos ofreció, el ilustrador Pedro Espinosa, al dedicarnos el libro. Es una dedicatoria que, entre las demás, me hizo gracia y  he querido destacar por su particularidad.





Enlace:    Noticia


Con algunos de los participantes del libro,
en la entrega del cheque.
Bien, pues como decía, ha sido una muy buena experiencia que la sumo a esta historia que comenzó en su día y prosigue con una búsqueda incesante de lectores.
Por mi parte seguiré haciéndolo mientras escribo, leo y busco los entresijos que me permiten involucrarme, cada día un poco más, en esto del escribir.

Se trata de un modo de vida. Sí, un camino que decidí emprender y del que cada día que pasa me siento más orgulloso por obtener miles de experiencias valiosas, que, de otro modo, quizá nunca hubiera encontrado.

Gracias a José Manuel Pascual-Salcedo, a Antonio Egido y a todos los voluntarios del Banco de Alimentos por esa gran labor social y por haber contado con nosotros.




"Los que sueñan de día son conscientes
 de muchas cosas que escapan
 a los que sueñan solo de noche"

E. A. Poe