descripcion

descripcion

miércoles, 19 de octubre de 2016

Pradejón-Pradesound

Silvia, la ganadora del concurso, con su ilustración
Un día de hace dos semanas recibí un mail que a grandes rasgos venía a decir lo siguiente:

Estimado Sergio,

Soy Eduardo G. fundador de Gastro Cultural (www.gastrocultural.es). Es una empresa de promoción y evento que creamos en junio y ya hemos hecho más de 30 eventos por toda Rioja. 
Nosotros ofrecemos a los pueblos un día completo de actividades gastronómicas y culturales, entre ellas: conciertos, degustaciones solidarias, talleres para niños...
He pensado que podría cuadrar dentro de las actividades culturales una promoción de libros. Es algo que debería acercar la cultura a la gente y, sin haber leído tus libros, reconozco, que sólo la iniciativa y el modelo de promoción bien vale que nos sentemos un día a charlar.
Por lo pronto, tenemos un festival los días 14, 15 y 16 de octubre en Pradejón,
Dale una vuelta y si te interesa la idea puedes contactar conmigo.

Un cordial saludo,
Eduardo.


Degustación amenizada con música
Estaba claro que Eduardo me abría una puerta y yo no tenía intención de desperdiciar la oportunidad. Son bastantes, quizá demasiadas las que se me cierran en mí día a día.
Así pues, sin dudarlo un momento, acepté y este pasado fin de semana 15 y 16 de octubre me acerqué a la localidad riojana para, además de conocer el municipio, hablar con los lugareños sobre mis libros y sobre mi promoción como escritor que busca un hueco en el mundo de la literatura.

Fue así como, mediante una carpa y unas mesas cedidas por la organización Gastro Cultural,  me vi inmerso en las actividades de este nuevo festival amenizado por conciertos, gastronomía y diferentes actividades culturales.


Tres futuras grandes lectoras
Entre todas ellas, los más pequeños también pudieron disfrutar de lo lindo con un taller de dibujo la tarde del sábado. Esta vez enfocado en el libro "La Rioja y sus pueblos entre cuentos. Vol.1" y concretamente en la vendimia (las fechas no podían ser más propicias).

Incluso hubo un concurso con tres premios a las mejores ilustraciones.

Quedó así la cosa:

El tercer premio fue para Vega, que consistió en dos paquetes de aperitivos.
Un segundo premio fue a parar a Candela, que se llevó una botella de vino y un paquete de aperitivos y el primero de los premios lo ganó Silvia con su ilustración.
Ella, al haber adquirido con anterioridad el libro "La Rioja y sus pueblos entre cuentos. Vol.1" pudo elegir entre uno de mis libros, esta vez para mayores, y se decidió por mi cuarta publicación "agua". Junto con el volumen el premio se configuraba también con una bolsa de aperitivos.
"La Rioja y sus pueblos
 entre cuentos. Vol.1"



Y para concluir, el domingo y último día,  hubo una exhibición canina del grupo riojano de rescate, música ambiental y degustación de paella.
Me queda decir que me llevo un gran recuerdo del festival Pradesound, de las gentes del lugar y agradezco desde aquí a Eduardo y a su equipo multidisciplinar por abrirme las puertas aquel día, por la buena acogida y por contribuir a que la cultura tome parte relevante en certámenes novedosos.

Nos hace tanta falta gente con inquietudes...




"El que tiene imaginación,
con qué facilidad saca de la nada un mundo"

Gustavo A. Bécquer




Próximo evento:







Librería estudio, Miranda de Ebro.
Viernes 28 de octubre 2016 a las 20:15h.



















lunes, 10 de octubre de 2016

Melani, una gran lectora. Un gran apoyo.

Melani con la Trilogía "Soy un gusano"
 e "¿Y por qué no?
Como ya he comentado en anteriores entradas, mi última publicación "¿Y por qué no?" recoge treinta y ocho curiosidades seleccionadas entre miles y acontecidas en estos cinco años de promoción de mis títulos por diferentes ciudades.

Eso determina que "¿Y por qué no?" es un libro vivo.

No. No se trata de una novela más. Esta publicación habla de la historia real de un escritor que decidió conocer personalmente a sus lectores. Así pues, está, como digo, muy vivo porque a medida en que continúe presentándome ante la gente, irá adquiriendo nuevas experiencias singulares que a veces soplan con viento a favor.

Por su parte, los "noes" siguen siendo importantes. Son ellos el sustento; entre ellos, entre toda esa inmundicia, surge la más bella flor que dice sí. Esta es la maravilla encontrada..., quizá el premio a la constancia.

Sucedió así:

Aquel 6 septiembre de este año 2016, recibí el siguiente mail:

"Hola, mi nombre es Melani y hace una semana dí con tu libro"agua" gracias a mi suegra Obdulia. El caso es que este mes pasado y hasta hoy exactamente cerraban la biblioteca de mi pueblo por vacaciones. Yo, muy previsora me llevé a casa dos libros (Mónica decide morir de Pablo Cohelo y la elegancia del erizo de una tal Muriel...) de los que he disfrutado un montón. Pero como llevo cosa de un año o más con una terrible (para quien así lo vea) adicción a la lectura, pues si no leo tres libros casi semanales me entra una especie de síndrome de abstinencia, fui a casa de mi suegra como he dicho y le tomé prestado dos libros. Resultó que uno de ellos tenía una dedicatoria para ella y al leer la contraportada comprendí la razón. Le pregunté a ella personalmente por el escritor errante y me dijo que habías estado en su casa dos veces, pero que si lo que quería era la trilogía "soy un gusano" no la tenía. La verdad es que aún apenas había empezado a leer agua, pero me fascinaba esa historia de que el autor te traiga directamente el libro. ¡Es alucinante!
Bueno, el caso es que ahora mismo acabo de terminar "agua" y todavía estoy asimilando la muerte de Felipe y la situación por la que ha pasado Dana. Tengo que darte las gracias porque desde hace días he disfrutado a conciencia cada vaso de agua, cada ducha... normalmente soy bastante consciente con el gasto que hago y procuro no despilfarrar, pero hay temporadas en que se olvida y se da por hecho todo. Me has dado una bofetada que me devuelve la cordura por un buen tiempo respecto a ese tema. También decirte que he vivido tu libro como una película y con todos los sentidos porque hace un calor del demonio en Álava estos días. Vivo al lado de el pantano de vitoria y cada día desde la lectura se transforma en el lago Onturia y lo veo secarse y descender de nivel cada día por el calor y me proporciona un ambiente perfecto para situarme en esta lectura. Cualquier barquita se convierte en la de Felipe y su nieta... Digamos que "agua" vino a mí en el momento y espacio perfecto. ¡Todo un regalo para terminar el verano! Así que simplemente gracias y hacerte saber que "soy un gusano" Estará próximamente en mi casa primero, y luego lo compartiré con la biblioteca. Es mi regalo por tu regalo. GRACIAS"

Muy entusiasmado, no tardé en responder a sus palabras. Entonces, al de un tiempo recibí un nuevo mensaje:

"¡Hola Sergio! Soy Melani ¿me recuerdas? Como te dije ya he leído "Soy un gusano". Tengo que admitir que no lo he comprado puesto que la economía de este mes está bastante tacaña. Lo he cogido prestado de la biblioteca, nos lo enviaron a la del pueblo porque en la nuestra no tenían el ejemplar. Pero prometo que me haré con la trilogía. Bueno, te cuento un poco por encima mis impresiones porque como me explaye... Por supuesto me ha encantado y sorprendido, con la historia del gusano no conseguía intuir por donde irían los tiros. Me han encantado algunos temas tratados. La perspectiva de la vida que deja Ana en herencia a Hugo, me ha hecho pensar y replantearme cosas como madre que soy. La mención a el valor que se le da a cada tiempo (pasado, presente y futuro) y esa portada que tan intrigada me ha tenido por fin tiene sentido (tengo esa manía de buscar enlace de portada-narración), el tema de Dios me gusta como esta enfocado (no puedo estar más de acuerdo con la forma que termina teniendo Hugo de verlo).
A ti como escritor decirte que tienes una forma muy sencilla pero muy culta de escribir y que con "agua" y "Soy un gusano" me llevo incluso nuevo vocabulario y eso es un plus para mi. En octubre será el cumple de mi suegra Obdulia gracias a la cual conocí a tus personajes, le regalaré la trilogía y espero que vuelvas a llamar a su puerta para que tenga la oportunidad de que se las dediques. Un saludo."

Lucía con
 "La Rioja y sus pueblos entre cuentos. Vol 1"
Después de compartir algunos mails con Melani, me acerqué, el cuatro de octubre a media  mañana a localidad alavesa de Legutiano para, tal y como habíamos quedado, entregarle de primera mano y dedicados, no solo la Trilogía, es decir, "Soy un gusano", "Dos cabezas de alfiler" y "Consciencia", sino también "La Rioja y sus pueblos entre cuentos. Vol.1", puesto que su hija Lucía se había interesado por él.

Lucía es una lectora y futura artista, tal y como me comentó Melani. A ella le gusta crear historias e incluso ilustrarlas con un gusto excepcional. Su madre, siempre muy orgullosa, me mostró unos bocetos en los cuales estaba trabajando y yo no podía hacer más que sonreír por el gran trabajo creativo.
Además, gracias a todo ese inestimable apoyo, me sentía con la obligación de obsequiar a Melani con mi última publicación "¿Y por qué no?"
!Qué menos!

Pero como ocurría que aquel día me había acercado por allí y no conocía a ningún lector de la localidad, decidí continuar con mi labor y presentarme ante los habitantes con este último libro. La mujer, según me advirtió, también había avisado por "Wasap" a los vecinos, de que iba a acercarse un escritor promocionando sus libros puerta por puerta. Un poco para prevenirlos de las futuras llamadas no esperadas.
¿Se puede pedir algo más?

Tengo que decir que me quedo con un grato recuerdo de aquel día en el que, a pesar de los "noes" encontrados, hallé también tras las puertas a personas que sabían de mí gracias a la mediación de Melani. Incluso hubo algunos que adquirieron algún ejemplar y ayudaron a que esta historia coja algo más de base. 

No obstante, ahí no quedaba la cosa porque a pesar de todo lo contado, Melani, siempre inconforme, se dedicó a hablar con las personas responsables de la Biblioteca de la localidad para preguntar sobre una posible presentación que quizá planteémos en un futuro. 

"...yo aquí sólo soy un gusano pero 
¿qué no puede conseguir un gusano si se lo propone?"

Con esta última frase cerraba uno de sus mensajes.

Está claro que no siempre te encuentras con personas que tanto se puedan implicar por tu causa y es a causa de ello por lo que, tal y como decía, en una próxima edición actualizada, esta experiencia saldrá reflejada en el libro. 

Es cierto, es difícil, pero son personas como Melani, las que te ayudan que las cosas sean más sencillas. 

Únicamente me queda dar las gracias a los lectores de Legutiano, a Obdulia, por escucharme aquel lejano día en Vitoria y adquirir uno de mis ejemplares. Gracias por supuesto a Melani por tu increíble gran apoyo contado, y a Lucía, por esa inquietud creativa que tanto te empeñas en desarrollar. ¡¡Sigue así!!
Un fuerte abrazo.



"Si das un paso hacia una utopía, ésta se aleja un paso. Si das dos pasos se aleja dos pasos. Entonces una utopía sirve para eso, para andar" 

Del libro que me recomendó Melaní,
  "Veintitrés maestros de corazón"




sábado, 1 de octubre de 2016

Uno de los grandes protagonistas de esta historia: Nicolás

 Nicolás en ¿Y por qué no?
Pues sí, está más que claro que no todo son negativas tras las puertas y estoy cada vez más convencido de que hay reacciones que marcan.

De las treinta y ocho anécdotas recogidas en este nuevo libro, en este nuevo capítulo que da forma a esta historia que lleva por título "¿Y por qué no?"; hoy, tras reencontrarme con Nicolás el jueves de esta semana, quiero plasmar aquí cómo nos conocimos. Se trata de una de las curiosidades que dan forma a esta historia y que está recogida en esta nueva publicación.


Logroño.

Sucedió el treinta de diciembre del año dos mil trece. Fue el último día del año en que salí a promocionar la primera de mis novelas.
Después de tocar un nuevo timbre en un descansillo desconocido, me abre una mujer y, tras ella, me doy cuenta de que se encuentra un chaval de unos ocho a diez años. Pecoso, delgado, en pijama, inquieto y travieso a todas luces.
La madre escucha mi relato. Sí que leen, me hace saber. Al percatarse de que yo era el escritor de la novela que le muestro, su interés se acrecienta. Pasa un rato y noto abrirse tras de mí, la puerta del ascensor. De él sale un hombre y se dirige a la puerta que ha abierto la mujer anteriormente. Se trata de su marido y se interesa también por mi historia.

De pronto, tras la llegada del hombre, el pequeño comienza a dar saltos realizando aspavientos con sus brazos. Confuso, compruebo que se acerca y se dirige hacia mí. No adivino las pretensiones de aquel proceder, hasta que la mujer dice:

- ¿Qué haces Nicolás? ¿Quieres darle un beso?

Nicolás no responde; en vez de ello prosigue, con decisión, aproximándose a mí. Me sonríe, me mira y, tras un primer impulso de incertidumbre, acerco mi mejilla y noto los labios y la tierna y caliente saliva del pequeño en mi rostro. Nicolás me rodea con sus brazos. No puedo reprimir una sonrisa.
Tras todo ello, la pareja adquiere un ejemplar dedicado a su hijo.

- A ver si encuentro a gente como vosotros, que sabéis valorar el esfuerzo -digo a modo de despedida.

-Sí, nosotros sí que sabemos valorar el esfuerzo...

Aquella última frase me indica que el chaval debe tener alguna clase de problema que arrastra desde la niñez.
A pesar de todo me quedo con el abrazo y el beso de Nicolás. Quizá con ello, el pequeño me quiere agradecer toda la trayectoria realizada en estos dos años de promoción. Quizá lo haga para darme fuerzas y ánimo para que prosiga con mis propósitos.
-¡Adelante! -me dice con determinación pero sin hablar.

Un abrazo y un beso que, sin duda, vinieron de un impulso natural, y denota, lo sé, el más intenso significado de la naturaleza humana.

Al descender por las escaleras, no puedo evitar emocionarme. En un rellano de un edificio cualquiera de la ciudad, me descubro tocado pero satisfecho. Respiro hondo un par de veces con el fin de calmarme. Transcurren un par de minutos en el rellano de una escalera silenciosa y desconocida, para deslizarme hasta una nueva y extraña puerta. Toco otro timbre...

El gesto de Nicolás se acomoda entre los miles de tesoros que guardo, quizás en el corazón, y que me han ido ofreciendo los grandes protagonistas de esta historia.

A día de hoy continúo, quizás con mayor firmeza, con la búsqueda de más y más vituallas similares a éstas.
Resulta todo, a veces tan gratificante...

Una vez transcurridos dos años de esta anécdota, la casualidad quiso que nos encontráramos a raíz de mi quinta obra, esto es, 
"La Rioja y sus pueblos entre cuentos. Vol. 1"


¡Gracias Nicolás!
¡Adelante!


Muchas veces oigo las siguientes palabras:

-¿Qué duro no? esto de promocionar tus libros puerta a puerta...

Pues sí, claro que es duro pero supongo que es fácil entender que todos los "noes" acumulados se esfuman cuando vives experiencias como éstas.



"A nadie le faltan fuerzas, 
lo que a muchísimos les falta es voluntad"

Víctor Hugo