descripcion

descripcion

martes, 18 de abril de 2017

Gracias, Xabier Barrutieta

Sergio, con "¿Y por qué no?"
Fue en el día de ayer cuando recibí un nuevo mail que me ha sorprendido gratamente.

Decía lo siguiente:

Hola Sergio:
 te envío la valoración del libro que recientemente me entregaste en mi casa de Vitoria. Te deseo lo mejor y que tengas la suerte que buscas y te mereces. Un abrazo,

Xabier B.

Xabier, con los mejores términos y desde su acertada perspectiva, hace una definición de mi persona y de esta peculiar trayectoria.

En sus palabras:

Sergio 

"Sergio es un joven vasco afincado en La Rioja que se autodefine como ´escritor errante´, en el estricto sentido de nómada buscador de la tierra prometida habitada de lectores humanizados. Posee actitud y aptitud: es valiente, tiene coraje y no hay cabida en él para el desaliento, posee una fina intuición y visión panorámica de la realidad en la que vive, no exenta de temores, especialmente ante esas puertas que se le abren o cierran según las circunstancias. Asimismo, su preparación académica como sociólogo ha podido ayudarle a solventar los problemas en su quehacer como ruta de camino: porcentajes de ´síes´ y ´noes´ en sus promociones; perfiles de los lectores, destacando notablemente las mujeres; índices de sensibilidad lectora mayor o menor según zonas rurales o urbanas; anécdotas miles que enriquecen su trayectoria vital como escritor en ciernes; las reglas de juego que sigue o exige en su oferta-demanda; sabe aprender de los demás, en las circunstancias vividas, especialmente de aquellos que aporten algo enriquecedor o novedoso y le puedan enriquecer a nivel personal… 

Su zurrón, además de los habituales libros para la promoción, está repleto de un imán o atractivo personal: es educado; acepta los ´síes´ con reconocida satisfacción, al igual que encaja con nobleza los ´noes´ con gran respeto y una sonrisa siempre; sabe expresarse con determinación al abordar nuevas situaciones; muestra gran paciencia y sabe lo que es la espera que da su fruto; tiene las ideas claras y la decisión encaminada al logro de sus objetivos, y no espera a que le salven los otros, sino que se implica él personalmente para encarar los retos marcados personalmente… 

Su mochila vital, aún liviana por su extrema juventud, está rebosante de humildad, humanidad y realismo: su escasa y fracasada experiencia laboral; mostrarse como emprendedor inusual en el competitivo e injusto mundo editorial o literario; la gran capacidad para concretar metas siguiendo métodos inusitados; su energía para no decaer ante el desengaño o los inesperados palos que da la vida… 

He leído de un tirón su libro ´¿Y por qué no?´. Es un título que abre horizontes, anima a deshacer miedos y lanzarse al ruedo vital sin amparo de redes de seguridad. Es una crónica refrescante y llena de guiños humanizados por las singulares e inesperadas respuestas que encaja de sus potenciales lectores en su recorrido puerta a puerta. La entrevista en la revista literaria ´Qué leer´ nos resume acertadamente la trayectoria del joven escritor hasta la fecha. El relato ´El gajo de una naranja´, incluido en el libro ´20 relatos solidarios´, me ha parecido extraordinario: está lleno de sutilezas, de giros vivenciales, mostrando una gran sensibilidad por las personas mayores que han vivido inexorablemente la experiencia de una guerra civil y la posguerra sumidas en la carencia de necesidades básicas, y ya en el cénit de su trayectoria vital se hallan inmersas en una sociedad moderna en la que tienen que afrontar igualmente situaciones de extrema vulnerabilidad e injusticia, y que bajo la visión realista de sus vivencias no pueden ´tolerar´ en su coherencia las actitudes de derroche y consumismo en las que está inmersa la sociedad actualmente. Además el contrapunto anciana-niño sirve de hilo conductor para una cabal reflexión en su referencia al hambre, el tema genérico de todos los relatos. Es una narración repleta de sutilezas enmarcadas en una acertada atmósfera cotidiana callejera y que nos conduce a una reflexión ineludible ante las pautas de actuación que condicionan nuestro día a día. 

Sergio, gracias por haber venido a mi casa. Te deseo lo mejor en tu empeño de afrontar nuevos desafíos, y que tus sueños se hagan realidad, porque tu carácter indómito te acompañará y la firmeza de tus pasos te irá marcando la senda que buscas y qué tú mismo la estás construyendo ya. Un fuerte abrazo. 


Vitoria, 17 abril 2017, 

Xabier B."



Hoy he decidido dar luz, con esta entrada, a estas buenas impresiones que me hace llegar un nuevo lector-protagonista de esta historia que muy lejos está por concluir.

Antes lo pensaba, luego llegué a creerlo, pero es a día de hoy cuando estoy más que convencido:

"no todas las puertas están cerradas"

Gracias Xabier, por este nuevo viento a favor.




"La vida es una aventura, 
no un viaje organizado"

E.Tolle.



lunes, 10 de abril de 2017

Dos simpáticas nuevas lectoras...

Amparo y Arantxa con
 "La Rioja y sus pueblos entre cuentos.Vol.1" e "¿Y por qué no?"
Me encontraba inmerso el miércoles de la semana anterior en la búsqueda de lectores por la ciudad de Vitoria, cuando recibí el siguiente mensaje con un asunto que me llamó imperiosamente la atención.

Comenzaba con la siguiente frase:

¡Quiero un libro!


Luego seguía del siguiente modo:



"Hola Sergio
Casualidades de la vida.
Había leído tu historia en un artículo de periódico y me pareció muy curiosa.
Hoy has pasado por mi casa, mi madre te ha abierto la puerta y ahora me da una tarjeta con tus datos.
Si aún estas en Vitoria, o si vienes otro día, estoy interesada en comprar un libro.
Llámame o escríbeme y me dices cómo lo consigo.
Suerte!!!
Arantxa"


El Correo de Álava. Julio 2015
Como bien lo explica Arantxa en su mail, todo esto viene a cuento porque hacía unas pocas horas toqué el timbre de una nueva puerta. Amparo abrió  y decidió escuchar a aquel tipo que se presentó con un libro bajo el brazo. Ella, tal y como indicó, sí que leía pero, en ese momento, como es natural, no quiso adquirir el ejemplar del que le hablé.
No obstante, yo me sentí satisfecho cuando adquirió una de mis tarjetas. Al menos sabía de mi historia y para mí suponía un pequeño paso más que se añadía a esta aventura.

Tras todo ello, me embarqué en mi búsqueda incesante de lectores por las calles colindantes de la verde ciudad. Los "noes", como de costumbre, se iban acumulando, así como que también iba atesorando algún que otro sí, que ayudaba a descargar, esa mochila recogedora y soltadora de negativas.

Entonces, antes de concluir con aquella mañana, recibí por sorpresa a través de mi dispositivo móvil las palabras citadas y, después de una agradable conversación telefónica con una desconocida mujer que apreciaba mi labor, quedamos a eso de media tarde.

Arantxa me comentó que su madre, Amparo, le había contado que un escritor venido de La Rioja, había dado a parar a su puerta. Por lo visto, ella era sabedora de mi existencia por los medios, y digamos que aprovechó la oportunidad de adquirir un ejemplar dedicado a su nombre, tal y como expone en su mail.


Tengo que decir que resultó entrañable la charla mantenida con las dos mujeres a media tarde de ese mismo día. Gracias a esa conversación pude enterarme de que Amparo era riojana de nacimiento.

Descubrí, asimismo, que Arantxa trabajaba en los servicios de la biblioteca del Gobierno Vasco y adquirió no solo "¿Y por qué no?", sino también el libro infantil "La Rioja y sus pueblos entre cuentos. Vol.1"

En un futuro, tal y como me hizo saber, los colocaría en los archivos de la institución.


Entonces hicimos la foto que encabeza la entrada, un poco para poner cara a dos nuevas lectoras-protagonistas que han decidido formar parte de esta historia.


¿Se puede pedir más como autor...?

Ciertamente, pese a lo duro que puede resultar esta promoción, son cosas curiosas como la contada, lo que consiguen que realmente todo esto bien merezca la pena.
Cuando esto ocurre, entiendo que las puertas se van abriendo a aquellos que se atreven a llamar. Únicamente se trata de eso. Es simplemente eso. Yo lo veo bien claro. Si quieres que las puertas se abran, no hay más que pulsar timbres.
Y esta decisión muy lejos está de esperar sentado a que se abran por sí solas.

Hoy quiero dar las gracias a Amparo por atenderme aquel día, y a su hija Arantxa por la iniciativa de conocer al lector que llamó a su puerta. Por el apoyo y por la agradable charla que surgió en una de las cafeterías del entorno.

Ahora no queda otra opción más que continuar con este periplo que va adquiriendo mayor estabilidad a medida en que me voy encontrando con gente que, como Amparo y Arantxa, sabe valorar este peculiar esfuerzo. 




"La mejor forma de predecir el futuro, 
es creándolo"
P. Drucker






lunes, 3 de abril de 2017

Felisa: La lectora nº 7500

Felisa con el número 7500
A lo largo de todos estos años lo he escuchado cientos de veces:

Introducirte en el mundo de la literatura, 
en los tiempos que corren, sin ayuda
 y sin ser conocido es tarea imposible. 

Y quizá sea cierto porque lo vengo comprobando día sí y día también. Pero como todos sabemos no solo está difícil sobresalir en este ámbito, sino en muchos de los que conforman nuestras realidades en la actualidad. Entonces, si la coyuntura actual se nos presenta de este modo, ¿por qué no proseguir con ese intento de lograr tus propios sueños? Gracias a ese empeño, en mi cabeza ha quedado grabada una idea:

 -Si algo te apasiona, adelante. Fuera excusas, ve a por ello-

Así pues, llevo ya más de cinco años haciendo lo que realmente me apasiona, escribir. Pero no solo eso, también conociendo de primera mano a los lectores de mis libros.

A colación de lo dicho, viene lo siguiente, porque, como ya muchos sabéis, cada vez que consigo conocer al lector que suma quinientos ejemplares más de mis novelas distribuidas, suelo obsequiar con una nueva publicación que da forma a mi antología y propongo hacerme una foto que documente esta experiencia.

Y fue así como el viernes pasado, a eso del mediodía, yo continuaba con la feliz idea de conocer a un nuevo lector o lectora que tuviera la decencia de escucharme, al menos. Y ocurrió que, en una de estas, Felisa abrió su puerta tras mi llamada y, de seguido, me presenté como escritor que iba en busca de lectores.

Sucedió en uno de los edificios de la localidad riojalteña de Santo Domingo de La Calzada.
Recuerdo que era una mañana típica de primavera. Los chaparrones caían con fuertes y frías gotas de lluvia. Luego, así como de pronto, el día se aclaraba para brillar nuevamente el sol y, tras todo ello, volver a llover de la manera más repentina.

Pero todo eso daba igual porque, pese a los numerosos "noes" que me iba encontrando, también yo proseguía con mi labor hasta que toqué, como digo, un nuevo timbre. Tras aquella puerta, Felisa, un tanto sorprendida por mi extraña presentación, me comentó que sí que leía. Es más, ella se interesó inmediatamente por el libro con el que me había presentado "¿Y por qué no?" y continué explicándole los pormenores de esta promoción.
Felisa me atendió atenta mientras hojeaba con sus manos el ejemplar a la vez que yo iba comprendiendo que me había topado con una nueva gran lectora.

Y esa magia que busco, se originó de pronto, cuando esta mujer canaria residente en La Rioja, me dijo que sí que quería el libro dedicado.

Y fue en ese momento cuando se lo conté:

- Tengo que decirte una cosa-, expuse un tanto inquieto, mientras ella me escuchaba con curiosa atención -este ejemplar es especial.

La mujer sonrió al rato, tras asimilar que se había convertido en la lectora-protagonista número 7500 de esta historia y yo me despedí de ella, tras la foto que ilustra esta entrada, orgulloso de haber conocido de primera mano a esta nueva lectora.

Nº 7500 y
 "La Rioja y sus pueblos entre cuentos. Vol.1"
De obsequio, tal y como decía, se llevó otro ejemplar dedicado a su nombre, de "La Rioja y sus pueblos entre cuentos.Vol.1".

-Este es para niños con edades comprendidas entre los 6 y 12 años -recalqué.
-No importa, me lo leeré también encantada -recuerdo que dijo.

Como decía, tras despedirme de Felisa con un par de besos, proseguí con mi búsqueda de lectores en aquella mañana de primavera, para recibir, tal y como estoy acostumbrado, nuevos "noes" que iban cayendo sistemáticamente cada vez que conocía a gente que, como Felisa, se caracterizaban por poseer mentalidades abiertas, y que tomaban la decisión de leer uno de mis libros..

Seguí así, a sabiendas de que de eso trata la vida. De subidas, de bajadas, de puertas a las que llamar, de puertas que no se abren, de las que se abren para cerrarse de pronto y de las que se abren para recibirme con los brazos abiertos gracias a gente que sabe apreciar el esfuerzo que supone todo esto de perseguir tus sueños.

Gracias Felisa, por abrirme la puerta aquel día, por atenderme y querer formar parte importante en esta aventura que un buen día decidí emprender. No todos los días se halla tras los umbrales a la lectora número 7500.

Hoy también me vienen a la memoria todos los lectores que lo hicieron en su día, me atendieron y decidieron leer alguno de mis libros. Son comentarios interesantes los que todavía atesoro porque de ahí proviene mucha de la fuerza que me invita a levantarme y a proseguir con esta historia errante por las numerosas calles y edificios que pueblan nuestras ciudades.
Gracias nuevamente por vuestro apoyo.

Como muchas veces digo:

-No sé hasta qué punto puede llegar un tipo con un libro bajo el brazo, pero lo que a cada momento tengo más seguro, es que estoy muy interesado en averiguarlo-





"Aprendió tanto de sus errores, 
que cuando tropezaba,
en lugar de caer, 
volaba"

Alex Rovira













lunes, 27 de marzo de 2017

Toni: un gran lector-protagonista

Con Toni y sus seis ejemplares dedicados
A veces ocurre que, ante lo dificultoso de hacerse un hueco en este mundillo de la literatura, los ánimos tienden a ir desvaneciéndose debido a todo eso de hallar una negativa tras otra. Día sí y día también.
Un nuevo "no", sumado a otro y a otro "no" que se añade inevitablemente a una creciente colección de desplantes, aspavientos varios y numerosas muestras de desaprobación. 

Pero, a pesar de toda esa pesadumbre, una vez más, volvió a ocurrir. 

Un nuevo mail dio a parar a mi bandeja hace ya unos días, y todo lo anterior cayó para relegarse y conformarse como otro nuevo tramo de escaleras a las que me subí entusiasmado,  a la vez que leía las palabras que, mediante unas escuetas líneas, Toni me enviaba con el fin de infundirme unos renovados ánimos para continuar con mi trayectoria. 

Aquel mail decía lo siguiente:


"¡Hola! Esta tarde llamaste a mi puerta en Logroño, con tu libro "¿Y por qué no?" Soy Toni. Me ha gustado mucho tu libro. Me gustaría comprar las otras cinco obras. Si mañana estás en Logroño, yo salgo de trabajar a las tres, si me dices por qué zona estás te puedo buscar, si no es así o estas en otra ciudad dime la manera de comprar tus libros. Adelante en tu camino.

Un saludo."


No había ninguna clase de duda que había dado con un nuevo lector. Toni leía tanto que casi había terminado de leer mi sexta publicación en lo que hacían las pocas horas de aquella tarde.

Y fue así como, al de unos días, quedamos en una de las cafeterías de la capital logroñesa, para, además de dedicar seis libros más a este nuevo gran lector-protagonista que ha decidido sumarse a esta historia, entablar una agradable conversación en torno a un café. 

Siempre recuerdo con cierta gratitud a aquellas personas que un buen día, tras tocar sus timbres y atenderme, se dignan en enviarme palabras de ánimo e incluso se atreven a leer las demás obras que completan mi antología. Toni lo hizo la semana pasada y decidimos documentarlo con la fotografía que ilustra esta entrada. Este lector logroñés adquirió mis seis obras publicadas e incluso una más para regalar a una amiga. 
¿Se puede pedir más?

Ciertamente, como ya muchos sabemos, la coyuntura que se nos ha tornado encima es un tanto difícil pero, pese a ello yo sigo insistiendo porque son estas las experiencias que busco. Las hay. Claro que las hay. Como muestra un botón. La magia de entablar una nueva conversación con un auténtico desconocido a vuelto a surgir y yo me alegro enormemente por ello.
Como la experiencia me lo lleva diciendo en todo este recorrido, esta vez lo he vuelto a experimentar y me quedo con que, tras las puertas, siempre puede haber gente que aprecia este peculiar recorrido. 

Gracias Toni por tu enorme apoyo, por valorar este esfuerzo y espero que disfrutes de las siguientes lecturas.
Ya me dirás.
Un abrazo, amigo. 




"Lo único que está entre tu meta y tú, 
es la historia que te sigues contando a ti mismo 
de por qué no lo puedes lograr"
Jordan Belfort





miércoles, 22 de marzo de 2017

Triunfa con tu libro

Hace ya varias semanas que recibí un mail de Ana Nieto. Decía lo siguiente:

"Hola Sergio:
Me encantaría entrevistarte para el podcast de triunfacontulibro.com
¿Te animas?
Las entrevistas las hago por Skype y tiene una duración de 30 a 40 minutos.
Quedo a tu disposición.
Un cordial saludo"


Entusiasmado ante esa nueva puerta que se abría a mi promoción y teniendo en cuenta que no conocía ese sitio web, decidí entonces saber más sobre los podcast que hacía Ana a sus entrevistados entre los cuales se hallan diferentes personalidades del mundo de los libros y profesionales que se dedican al marketing digital.

Para mí notable asombro, comprendí inmediatamente que si accedía a la entrevista, me incluirían entre sus filas y más gente sabría de mi historia y de mis libros. Así que...,  ¿cómo desaprovechar aquella oportunidad que me brindaban?

No pasó mucho rato cuando contesté afirmativamente y, tras varios mails  hablé con Ana sobre los pormenores de esta aventura de moverme por diferentes ciudades con el propósito de conocer en persona a los lectores.

El podcast es el siguiente:



Luego descubrí de la mano de Ana, que Cristian Perfumo de Ebrolis, fue el que le habló de mi trayectoria.
Este escritor y emprendedor fue el que se puso hace algún tiempo en contacto conmigo para apoyarme en mi promoción y de paso darme algún que otro consejo para llegar a más lectores.

Es ahora cuanto lo veo todo con más claridad. A día de hoy y pese a que la situación me sigue obligando a presentarme ante la gente para dar a conocer mis libros, veo que no todas las puertas a las que llamo se me cierran. Son muchas también las que se abren de par en par solicitando mi atención e invitarme a entrar y exponer mis propósitos.
Unos propósitos que dan pie a una historia que ya tiene seis capítulos abiertos, y alguno más a punto de ver la luz.



Gracias Cristian por tu gran e inestimable apoyo. Gracias Ana Nieto por la entrevista y ten por seguro que
sacaré el tiempo necesario para sumergirme de lleno en el sendero de los métodos digitales. Te lo haré saber cuando me anime a sumergirme en Amazon. Y, por cierto, escucharé los podcasts, pues qué duda cabe que con ellos realizas una gran labor y ofreces mucha luz a este tan duro pero apasionante mundo de las letras.



Todo esto sin dejar de proseguir con esta aventura porque también estoy cada día que pasa más ilusionado por conocer a ese lector que me abra la puerta en un futuro próximo y se convierta en el lector-protagonista número 7500.





"Nos envejece más la cobardía que el tiempo.
Los años solo arrugan la piel, pero
el miedo arruga el alma"

                                                                                                                                            F. Cabral









jueves, 9 de marzo de 2017

La escritura errante

Un buen día de la semana anterior recibí el siguiente mensaje que me satisfizo en gran medida:

"Buenas noches, Sergio.

Te redacto este mail para, entre otras cosas, saber cómo va tu negocio como escritor errante.
El año pasado recuerdo que pasaste casa por casa, portal por portal y puerta por puerta en Vitoria, promocionando tanto tu libro "agua" como la trilogía "Soy un gusano". He de reconocer que aún estoy en proceso de lectura, pero le hablé a una amiga de ellos, y la misma semana pasada, en una cena, me los ha dejado diciendo que han sido de su agrado.
Y es con ello con lo que quiero enlazar la segunda razón por la que te escribo este mail. 
Supongo que no recordarás que, en una de las puertas a las que fuiste a tocar, salió una ahora ex alumna de Bachillerato que te dijo que quería estudiar Periodismo. Bien, pues, después de todo, he acabado en esa misma facultad. Ahora mismo estoy cursando el segundo cuatrimestre de la carrera, y entre las asignaturas que tengo, hay una que se llama Géneros Informativos. Nos encargamos de escribir noticias, reportajes, crónicas y entrevistas. Y ahí es donde entrarías tú.
Resulta que le tengo que hacer una entrevista a alguien relevante, y me gustaría hacérsela a alguien que tenga relación con aquello que estoy estudiando y que más me gusta: la escritura. Así pues, me gustaría saber si estarías dispuesto a concederme una entrevista. Los temas, preguntas a abordar y demás irían principalmente ligados a tu vida como escritor, el esfuerzo que supone tu negocio, etcétera; además de preguntas sobre tu visión de futuro en este ámbito. Y te las mandaría por mail una vez sepa qué te parece la propuesta.
Deberes aparte, de veras espero que te esté yendo bien con tus obras. La verdad es que es un esfuerzo extra que el año pasado tuve la virtud de ver por primera vez, y creo que debe de valorarse como un plus a tu literatura.

Un saludo y mis mejores deseos,
Lucía F."


Ni que decir tiene que resulta muy agradable recibir mensajes como éste y por supuesto que acepté encantado en responder a las preguntas: La entrevista es la siguiente:


Preguntas de la entrevista al escritor 
Sergio Hernández López Pastor, 
alias S.H. López- Pastor 

1)    La crisis y la pérdida de empleo fueron el "detonante" para que pudieras dedicarte a lo que realmente te apasionaba, pero, antes de pasar por aquello, ¿te habías llegado a plantear ser escritor de profesión? 

Desde los quince o dieciséis años, yo siempre me he visto escribiendo. Si bien en un principio lo hacía de modo irregular y no teniendo especial cuenta el hecho de escribir como profesional, en ocasiones escribía relatos y hasta una vez comencé una novela que nunca llegó a cuajar por eso de la falta de tiempo y de no tener clara esta vocación. El detonante, como dices, fue quedarme desempleado. Intenté volver a cuajar en un mercado laboral que me lo ponía muy difícil. Entonces la idea de escribir a lo grande se me presentaba cada vez con mayor intensidad. La falta de empleo me lo indicaba bien claro y fue en ese momento cuando disponía del tiempo que necesitaba.


2)    ¿Cómo se tomaron las personas de tu entorno que aprovecharas estar en paro para dedicarte a la escritura, teniendo en cuenta que hoy día es cada vez más complicado hacerse leer? 

Todos lo veían como una locura pasajera, pero en mi cabeza crecía la idea de escribir. Además también tenía intención de llegar al lector. Ocurre que cada vez que se me mete algo en la cabeza suelo ir a por todas. Una creciente intuición me lo decía cada vez más alto. Este es tu camino. Y, normalmente suelo hacer más caso a mi intuición que a consejos ajenos.
Además toda la coyuntura era complicada, entonces, ¿Por qué no enfocarse en lo que a uno le apasiona?

3)    ¿Cómo decidiste que sería esto a lo que dedicarías tu futuro? ¿Qué hizo que te levantaras una mañana pensando "hoy empezaré a escribir mi primer libro"?

Tal y como decía esto fue madurando a lo largo del tiempo. Si bien en un principio escribía sin más, sin tener un objetivo fuerte, la situación laboral me iba mostrando el camino que al fin decidí elegir. Casi fue por fuerza mayor. Al principio pensé que por “desgracia” me quedé en el paro. Hoy puedo decir plenamente convencido de que fue una “suerte” porque estoy enfocado en mi objetivo: escribir, pulir narrativa, aprender y establecer el contacto con los posibles lectores.

4)    Suele decirse que todos los escritores aportan a sus novelas una parte de ellos mismos, ¿esconde alguno de los tuyos algún dato, peripecia o pensamiento vivido o creado por ti? 

Alguna vez he escuchado lo siguiente, sobre todo con mi primera novela “Soy un gusano”: -cuando la estaba leyendo, me parecía estar viéndote a ti en todo momento-
Quizá sea cierto que esa novela exponga el optimismo que siempre me suele caracterizar. Y, no. A pesar de que hasta la fecha he tocado varios registros en la narrativa, no intento evitar mostrarme en ellos. Mi objetivo es otro. Se trata más bien de disfrutar con la escritura. Es decir, sé que estoy comenzando y que ahora escribo diferente a hace cinco años y escribiré, dentro de otros cinco, algo diferente. Sé, porque lo compruebo con cada obra editada, que existe una evolución. De hecho, en estos momentos estoy inmerso en una novela mucho más ambiciosa que las anteriores.

5)    "Soy un gusano" fue la primera de tus obras, y también la primera parte de una trilogía. ¿Por qué decidiste lanzarte a la piscina con una trilogía? 

Siempre he pensado que cuanto más grande es un objetivo, más intensas son las acciones que te llevan a conseguirlo. Yo quería escribir pero a lo grande. Si es difícil, como escritor novel, destacar con una trilogía, imagínate solo con un libro.
Actuando de ese modo, vi que se pueden hacer cosas si realmente te lo propones.
Pero de ningún modo quiero quedarme ahí. Me apasiona escribir y cada vez que publico un nuevo libro ya estoy documentándome para crear el siguiente.

6)    Los tres libros pertenecientes a esta trilogía cuentan las historias de tres personajes en cuyas cabezas habita un gusano que dispone del pasado, presente y futuro de los personajes. ¿Tienen alguna relación la metáfora que quieren retransmitir las novelas y el hecho de que tú pudieras redirigir tu vida hacia lo que realmente te gustaba? 

La frase que determina la primera parte de la trilogía “Soy un gusano” es clara: Las ideas que tú mismo te pongas en la cabeza son las que te van a llevar hacia una dirección u otra.
Yo creo en esta premisa. Estoy convencido de que funciona. Sé que si no fuera así, jamás habría tenido el valor de buscar lectores y haber dedicado más de siete mil cuatrocientos libros de primera mano.
Para simplificarlo, tenía dos opciones para escoger: Sumergirme en el denso discurso que se cierne sobre el mundo de la literatura y ser absorbido para perderme en él. O elegir mi propio camino.

7)    Es sabido que, si redactar un libro ya tiene complicación, con una trilogía seguramente las ideas escaseen más de vez en cuando. ¿Has tenido alguna vez algún bloqueo que te impidiera continuar escribiendo? 

Bloqueos se tienen siempre, así como correcciones, partes que sobran o que faltan hasta quedar satisfecho con el texto. No obstante, en eso consiste escribir. También tengo que decir que jamás han sido bloqueos que me alejaran de escribir porque realmente me apasiona enfrentarme a la hoja en blanco. Me apasiona sumergirme en nuevas historias, ir creando y conociendo nuevos personajes, nuevos paisajes, nuevos entornos y situaciones más o menos reales. Jugar. En definitiva, se trata de jugar con las palabras y dar coherencia a los textos, para llegar, primeramente a crear emociones propias, para trasladarlas luego a los lectores.
Además, a medida en que te sumerges en la creación de la historia ocurre todo lo contrario al bloqueo. Las opciones, los personajes, entornos, situaciones y tramas van brotando de manera sorprendente. A menudo resulta muy fascinante.

8)    ¿Has cambiado alguna vez, mientras escribías, alguna trama, historia, dato o forma en la que ocurrieran las cosas porque creías que estaban mejor de un modo completamente distinto al anterior? 

Sí, tal y como digo, suele ocurrir, aunque no han llegado a ser tramas, sino aspectos puntuales de la obra.
Sobre todo me guío por lo siguiente: si releo un escrito y no me entusiasma, tiendo a mejorarlo, repetirlo o incluso borrarlo. Entiendo que si me aburre a mí como escritor, ese sentimiento se traslada al lector. 

9)    "agua" fue tu primera novela fuera de la trilogía con la que comenzaste como escritor. Trata con profundidad el tema de la escasez de agua y las consecuencias que podría llegar a tener para la gente que goza del privilegio de usarla sin restricciones. Está claro que el objetivo de la novela es concienciar, pero ¿contiene también algo de autocrítica? 

Todos deberíamos hacer autocrítica ante un problema que, aunque no lo sintamos en nuestras propias carnes, está más cerca de lo que creemos. Al ser en el mundo más de siete mil almas, esto conlleva un coste. El agua nunca va a desaparecer de nuestro planeta debido a la atmósfera. Pero es cada día más evidente los altos grados de contaminación a los que se ve sometido este, tan primordial, recurso. Además, potabilizarla cada vez es más costoso y, por desgracia, no todo el mundo puede disfrutar de este privilegio. “agua” fue una novela con la quise hacer una llamada de atención.

10) La siguiente obra que escribiste es "La Rioja y sus pueblos entre cuentos", y se trata de un libro dedicado a niños de entre 6 y 12 años. ¿Supuso mucho esfuerzo para ti adaptar tu prosa para que además de tus lectores habituales también pudieran entenderte los niños? 

Si en un principio me pareció un reto difícil de cumplir porque sé que al público infantil se le debe tratar con el mayor de los respetos, la decisión de escribir el libro fue gracias a la incitación por parte de los editores y la ilustradora. De hecho, lo vi como un reto. Estos relatos didácticos pretenden que los más pequeños adquieran el hábito de la lectura además de que conozcan su entorno. La idea es genial y está funcionando también en otras provincias. De hecho, en breve publicaré mi séptima obra enfocada también a los niños: “Bizkaia y sus pueblos entre cuentos. Vol.1”. Es la última publicación de una colección que ya ha cuajado en Burgos, Valencia, La Rioja y pretende hacerlo, además de, como digo, en Bizkaia, también en La Palma de Gran Canaria.

11)     "¿Y por qué no?" es la última obra que has escrito. Es la más personal y la que más se acerca a ti, contando con 38 anécdotas que has vivido en estos cinco años tocando de puerta en puerta para que aquellas personas que aprecian el trabajo de un escritor pudieran tener la oportunidad de tener frente a ellos a uno. ¿Cómo has conseguido seleccionar, de entre todas las peripecias que has vivido, sólo 38 de ellas? ¿Ha sido difícil escoger entre todas ellas? ¿Con cuál te quedarías? 

Así, a groso modo, puedo decir que el ochenta por ciento de las puertas tocadas son negativas. Pero siempre me quedo con aquellos que al menos quieren escuchar a un escritor que lucha activamente por perseguir sus sueños. Quería que “¿Y por qué no?” fuera un libro cercano. Sencillo de leer y que explicara fielmente mi trayectoria, mis pretensiones, los obstáculos, los miedos que nos tenemos en cuanto a hablarnos…, en definitiva, quería que la gente conociera esta historia.
Se podían haber colocado otras experiencias, pero creo que las elegidas describen bien esta aventura. Me quedaría con muchas. Todas conforman esta aventura pero me acordaré siempre del primer libro que se lo dediqué a Merche, gracias a que su marido me atendió un buen día de octubre de 2011 en Ribavellosa.

Otra muy significativa fue cuando me abrió la puerta una escritora que también pretendía hacerse un hueco en el mundo de la literatura. Ella, emocionada, me comentó que ya tenía el contacto de un agente literario dispuesto a representarla. Todo un logro. Al de poco tiempo, Dolores Redondo adquirió una gran fama con su trilogía del Baztán, y ha sido ganadora del último Premio Planeta. Todo un referente. Para mí, como escritor en ciernes, esta anécdota es muy relevante. La atesoro, porque si bien no era conocida cuando hablamos en enero del año 2012, ahora sé que no todo el mundo ha tenido el privilegio de hablar con una escritora que ha logrado tal éxito.

Como dices, son muchas las experiencias encontradas. También considero a “¿Y por qué no?” como un libro vivo, en el sentido en el que, en próximas ediciones actualizadas, introduciré más curiosidades. Se trata de un libro que me acompañará a partir de ahora en esta búsqueda de lectores. Además, no dejaré de escribir narrativa, que es lo que más me apasiona.

Por cierto, tengo que decir también que me ha encantado que una estudiante de periodismo haya pensado en mí para hacerme una entrevista. Te agradezco  que aportes algo más de luz a esta historia y, ten por seguro que esta curiosidad quedará entre mis preferidas.

12) Esta última novela es un guiño hacia aquellas personas que quieren dedicarse a la literatura, un mensaje de ánimo para que no se den por vencidas a pesar de que, como te habrá ocurrido en más de una ocasión, les cierren con la puerta en las narices. Pero ¿alguna vez tú has sentido deseos de tirar la toalla? ¿En alguno de esos portazos o malas experiencias has tenido ganas de abandonar, de dejar de ir casa por casa? 

Nunca. Ciertamente sé que es difícil. Los “noes” se acumulan muchas veces en la “mochila”. Sin embargo, todos los días sin excepción encuentro a gente que valora el esfuerzo. Con cada sí encontrado, los “noes” caen, se conforman en un nuevo escalón. Me subo a él, oteo nuevos horizontes y prosigo mi camino.
Creo que hay que hacerlo así. En mi opinión, escribir es una tarea ardua, dura, gratificante también, tienes que ser perseverante, conocerte, conocer tu mundo, escribir, corregir, leer y mucho. Disfrutar. Madurar, pulir narrativa… En definitiva, aprender y sobre todo alejarte del tiempo. No hay prisa. Ninguna. Si realmente estás decidido, solo queda seguir un camino.

13)     ¿Qué te animó a promocionarte de esa manera? 

La  situación. Primeramente el tiempo que me ofrecía un mercado laboral que no me tuvo en cuenta. Después, una vez decidido a involucrarme en el mundillo de la literatura, quise conocer experiencias de escritores noveles. El discurso que encontré no me gustó en absoluto. Además las cosas eran cada vez más claras. Yo tenía obras publicadas y la gente era la que leía. Entonces, ¿por qué no hablar con ellas…?

14) En tu blog puede verse que eres cercano a tus lectores y suscriptores, ¿cómo reaccionaste al leer el primer comentario o al recibir la primera felicitación? 

Se abre una nueva luz. Todo te dice que el esfuerzo de escribir el relato ha sido recompensado. Las valoraciones son buenas porque te dicen qué debes corregir, qué haces bien. Siempre es agradable recibir comentarios positivos y de ánimo pero no hay que tenerlos demasiado en cuenta, porque escribir también es evolucionar, aprender.

15) Por último, una pregunta sobre el gremio. Escribir hoy día es cada vez más complicado. Entre que de por sí apenas se lee, que los PDFs piratas son cada vez más virales y que las novelas más compradas y leídas son las de escritores mundialmente famosos, hacerse un hueco en la literatura es casi imposible, pero no del todo; sólo hay que ver hasta dónde has llegado. ¿Qué mensaje envías a las personas que duden en si tirarse o no a la piscina, como tú hiciste? ¿Y qué visión de futuro personal tienes tú sobre la literatura?

Adelante. Es difícil, sí. Como casi todo en la vida. Pero si te apasiona, hazlo. No solo escribir. En cualquier ámbito de la vida. Y, por supuesto, valora el camino seguido por la mayoría, pero ve un poco más allá. Reflexiona sobre ello.
Una cosa muy importante. Si has descubierto qué es lo que te entusiasma en la vida (muchas veces es difícil), ve a por ello. Se necesitan actitudes así, ante situaciones tan complejas que nos ofrece la coyuntura actual.

Y en cuanto al futuro de la literatura, está claro que cada vez estamos más inmersos en la sociedad de la inmediatez y creo que escribir no tiene nada que ver con eso. De hecho muchos escritores noveles quieren, tras terminar su primera obra, destacar de pronto en todas las librerías, y en todos los portales de internet. Luego están las tendencias de moda. Si triunfa un thriller, le seguirán imitaciones, así como narrativa erótica, fantástica, policíaca…
Supongo que ahí está el futuro de la literatura. Aunque quiero ser optimista porque está claro que también hay mucha gente que se aleja de imitaciones y se dedica plenamente al verdadero arte de escribir que, en definitiva y en mi opinión, es un continuo intento por emocionar al lector.


En los días consiguientes y mediante sucesivos mensajes, a Lucía le he dado las gracias por su interés, por su apoyo y por ofrecer algo más de luz a esta modesta trayectoria. 
Hoy lo vuelvo a hacer, por querer formar parte de esta historia. 







"Confía en el tiempo, 
que da dulces salidas a amargas situaciones"
M. de Cervantes.





martes, 28 de febrero de 2017

Una grata sorpresa: María Belén Fernández

Trueque literario:
 "Dagoyamaya, La eterna" y "agua"
Fue en una ocasión, un buen día de la semana pasada, cuando toqué una vez más un timbre. Lo hice de manera inconsciente, meditabundo, con pensamientos hueros que me invitaban a decidir en qué cafetería tomaría algún que otro bocado para continuar, luego y ya por la tarde, con mi trayectoria de búsqueda de lectores en la ciudad de Vitoria. 
Como digo se trataba de un día de febrero, entre fresco y soleado.
Inmerso en un oscuro rellano, pulsé entonces el timbre dispuesto a recibir una nueva negativa, a sabiendas de que la probabilidad de no ser bien recibido era muy alta, tal y como había ocurrido en las plantas superiores del edificio.

Pero por fortuna sucedió todo lo contrario. Aquella incierta puerta se abrió de manera veloz sorprendiéndome en un primer momento. Luego entendí mejor, cuando mis ojos se acostumbraron a la intensa claridad que me sobrevino debido a los grandes ventanales de aquel espacioso piso. Esa luz perfilaba una silueta y, al escuchar las siguientes palabras lo comprendí todo al instante:

-¡¡Hola Sergio!! -exclamó una voz alegre -Te he reconocido al mirar por la mirilla.

Sonreí ampliamente.

Tengo que decir que desconocía en qué lugar de la ciudad vivía mi amiga y compañera de letras María Belén Fernández. Ella abrió los brazos y nos fundimos en un amigable abrazo.

Hacía ya un largo periodo que no sabía de ella. De hecho, a lo largo de todo este tiempo que define el periplo de un escritor errante y su búsqueda de lectores, siempre hemos coincidido en certámenes, charlas y diversos encuentros literarios de diversa índole.
María Belén, sin pensarlo un par de veces, me invitó a entrar y, tras una entrañable charla acomodados en su salón, recordar viejos momentos y actualizar recuerdos, surgió la idea de trocar nuestras obras.
Ella, según me comentó, leyó mi última publicación "¿Y por qué no?" y me solicitó una anterior novela: "agua"
Por mi parte, quería tener dedicada  la tercera parte de su trilogía. Es decir, "Dagoyamaya, La eterna" que pone la guinda a su primera obra "La leyenda de Aranday" y a su segunda "El último sedeenario"

Breve sinopsis de "Dagoyamaya, La eterna"

"En el universo han comenzado a desaparecer mundos. Dagoyamaya es la cuidadora del universo, pero, a pesar de los intentos de Ralu y Aru, no es posible contactar con ella. Los dioses creen que debe haber alguna fuerza oscura que está provocando el caos. Por ello, convocan la Primera Mesa de Unidad y reúnen a los representantes de todos mundos: los que han aparecido en los libros anteriores y otros que aparecerán en esta novela..."


Ni que decir tiene, que fue un lujo hallar tras los atezados umbrales a una buena amiga y compañera de letras.

Tal y como siempre suelo decir, nunca sabes quién te va a abrir la siguiente puerta.

Aquel día, gracias a una feliz casualidad, todos los "noes" cayeron al suelo nuevamente para proseguir más liviano.
Se trata de un nuevo trueque literario. Lo vaticiné en el mes de enero. Algo me decía que éste iba a ser un año productivo en nuevas lecturas intercambiadas en las puertas.

Gracias María Belén por aparecer de pronto y alegrar aquel día a un escritor errante que, sumido en su rutina, ya pensaba en concluir la mañana para continuar, con fuerzas renovadas, en las horas de la tarde.

Hay veces, en los momentos difíciles, que todo se vuelve lóbrego y gris. No obstante, la vida se caracteriza por empeñarse en mostrarnos muchas veces las dos caras de la misma moneda. 
De nosotros depende si quedarnos con esa mala realidad y tirar la toalla o seguir persiguiendo nuestros sueños y encontrarnos con avituallamientos como el contado. Siempre los hay. Por muy duro que sea el camino. Entre la inmundicia creada por los "noes" encontrados, surge la bella flor. Ese es el premio a la constancia. 
Caigamos, sí. Pero por favor, volvamos a levantarnos para continuar soñando. 
María Belén parece que nos lo quiere decir siempre con sus relatos rebosantes de fantasía. 

Leí hace poco la siguiente frase de Robert Kiyosaki:

"Los perdedores abandonan cuando fracasan. 
Los ganadores fracasan hasta que ganan"

Que ésta sea otra máxima a tener en cuenta y que nos ayude a movernos en la vida. 


Y concluyo con una nueva cita dedicada a María Belén, una escritora amiga identificada con el realismo mágico y la fantasía:



"La lectura, una puerta abierta
 a un mundo encantado"
F. Mauriac



jueves, 16 de febrero de 2017

¿Eres de Amazon...?

Tengo que contar esta curiosidad, porque en su momento me hizo gracia y nos indica claramente hacia qué mundo vamos abocados.

Me encontraba con mi búsqueda de lectores en la ciudad de Vitoria en la tarde de ayer cuando, tras llamar a uno de los numerosos timbres de un portero, me atiende la voz de una mujer:

- ¿Quién es? -pregunta.
- ¿Me abre por favor? -a veces, pocas, suele ocurrir que la puerta se abre. Pero no fue éste el caso.
- Sí, pero ¿Quién es?
- Nada, que soy Sergio, un escritor que está promocionando su última novela...
- No estoy inscrita a ninguna novela...- las palabras son literales; las que escuché. Pero fue la siguiente pregunta lo que más me impresionó:
-¿Eres de Amazon...?
Recuerdo que sonreí ante esa tan poco común reacción.
Supuse que, dado lo atípico de la promoción, en la cabeza de la mujer apareció la imagen de un repartidor de Amazon, que buscaba una dirección concreta a la que dejar el supuesto pedido de un libro.

Es muy probable que ahora todo funcione así. Eliges en la pantalla el producto que deseas, una vez comprendido todas y cada una de sus características, pulsas el botón y esperas a que un repartidor  llame al de unos días, horas, e incluso pocos minutos, al timbre de tu casa. Resulta muy cómodo, sí. Y, tal y como decía al principio, hacia esa realidad nos dirigimos. Está aquí, e incluso tengo que decir que yo también la he utilizado en alguna que otra ocasión a pesar de los pormenores de mi poco convencional promoción.

Luego de entrar en el portal, ascender al último piso en ascensor y seguir pulsando timbres. Me encontré con algún que otro "no" más. 
Incluso hubo una mujer que me abrió de mala gana. 
- Sé que es un método un tanto atípico... - me excusé. 
- Sí, invadiendo mi intimidad.- Comprendí que, ante tal comentario y viendo lo infructuoso de la llamada, no tenía más salida que ofrecerle una tarjeta con el enlace a esta historia. Al menos, ella la aceptó. 
Bajé las escaleras y, al de un rato, me abrió Asier. Él, según me comentó, era músico y, con una mentalidad muchísimo más abierta, me dio a entender que comprendía la inusual fórmula de encontrar lectores. La charla se alargaba y cuando en esto estábamos, apareció la mujer anterior, algo acelerada, solicitando un ejemplar. 

Fue curioso. 

-He leído la última entrada a tu blog  y he salido corriendo a ver si te encontraba - exclamó Mila, tras adquirir un ejemplar dedicado -me ha intrigado tu historia. 

Me alegré que en tan solo unos minutos, hubiera indagado sobre mi historia y hubiese cambiado radicalmente de impresión ante aquella persona que osó llamar a su puerta "invadiendo su intimidad".
Esto me dice una vez más que si quieres lograr tus sueños, los obstáculos que se te presenten tienen que ir siendo superados constantemente. 
Recuerdo que tras despedirme de Mila y Asier, encontré a una nueva lectora en un piso inferior.

Está claro que fue un portal peculiar.

Hallé en él tres lectores-protagonistas que se suman a esta historia. Los hallé una vez escuchada la pregunta inicial ¿Eres de Amazón...?
Eso, tal y como he comentado me causó impresión y nos dice hacia qué mundo vamos. Pero no. No pertenezco a Amazon. Ni siquiera he colgado mis libros en su página. Supongo que la tendencia es hacerlo para llegar a más gente, pero no tengo ninguna clase de prisa. El tiempo hablará. Tampoco pertenezco a ninguna multinacional. Simplemente continúo deslizándome por las calles que conforman los edificios de las ciudades promocionando la última de mis publicaciones. 

Lo hago satisfecho por ver que cada día que va pasando, entre los "noes" encontrados, también descubro situaciones interesantes y agradables conversaciones que ofrecen algo más de base a esta humilde historia. 
Si en un principio esta promoción fue debida a la crisis y sus consecuencias, hoy, todavía aferrado a este tablón de salvación, sé que tiene mucho más de fondo. 

-Pocos escritores pueden decir que conocen de primera mano
 a más del noventa por ciento de sus lectores-

Como es de suponer, no con todos los que hablo se convierten en lectores. Sin embargo, esas charlas encontradas tras umbrales desconocidos en diferentes aldeas, localidades y ciudades, ofrecen mucho fundamento a esta historia que, por lo visto, muy lejos está de concluir.



"La única manera de lidiar con este mundo sin libertad,
 es volverte tan absolutamente libre
 que tu mera existencia sea un acto de rebelión"

Albert Camus