descripcion

descripcion

martes, 18 de abril de 2017

Gracias, Xabier Barrutieta

Sergio, con "¿Y por qué no?"
Fue en el día de ayer cuando recibí un nuevo mail que me ha sorprendido gratamente.

Decía lo siguiente:

Hola Sergio:
 te envío la valoración del libro que recientemente me entregaste en mi casa de Vitoria. Te deseo lo mejor y que tengas la suerte que buscas y te mereces. Un abrazo,

Xabier B.

Xabier, con los mejores términos y desde su acertada perspectiva, hace una definición de mi persona y de esta peculiar trayectoria.

En sus palabras:

Sergio 

"Sergio es un joven vasco afincado en La Rioja que se autodefine como ´escritor errante´, en el estricto sentido de nómada buscador de la tierra prometida habitada de lectores humanizados. Posee actitud y aptitud: es valiente, tiene coraje y no hay cabida en él para el desaliento, posee una fina intuición y visión panorámica de la realidad en la que vive, no exenta de temores, especialmente ante esas puertas que se le abren o cierran según las circunstancias. Asimismo, su preparación académica como sociólogo ha podido ayudarle a solventar los problemas en su quehacer como ruta de camino: porcentajes de ´síes´ y ´noes´ en sus promociones; perfiles de los lectores, destacando notablemente las mujeres; índices de sensibilidad lectora mayor o menor según zonas rurales o urbanas; anécdotas miles que enriquecen su trayectoria vital como escritor en ciernes; las reglas de juego que sigue o exige en su oferta-demanda; sabe aprender de los demás, en las circunstancias vividas, especialmente de aquellos que aporten algo enriquecedor o novedoso y le puedan enriquecer a nivel personal… 

Su zurrón, además de los habituales libros para la promoción, está repleto de un imán o atractivo personal: es educado; acepta los ´síes´ con reconocida satisfacción, al igual que encaja con nobleza los ´noes´ con gran respeto y una sonrisa siempre; sabe expresarse con determinación al abordar nuevas situaciones; muestra gran paciencia y sabe lo que es la espera que da su fruto; tiene las ideas claras y la decisión encaminada al logro de sus objetivos, y no espera a que le salven los otros, sino que se implica él personalmente para encarar los retos marcados personalmente… 

Su mochila vital, aún liviana por su extrema juventud, está rebosante de humildad, humanidad y realismo: su escasa y fracasada experiencia laboral; mostrarse como emprendedor inusual en el competitivo e injusto mundo editorial o literario; la gran capacidad para concretar metas siguiendo métodos inusitados; su energía para no decaer ante el desengaño o los inesperados palos que da la vida… 

He leído de un tirón su libro ´¿Y por qué no?´. Es un título que abre horizontes, anima a deshacer miedos y lanzarse al ruedo vital sin amparo de redes de seguridad. Es una crónica refrescante y llena de guiños humanizados por las singulares e inesperadas respuestas que encaja de sus potenciales lectores en su recorrido puerta a puerta. La entrevista en la revista literaria ´Qué leer´ nos resume acertadamente la trayectoria del joven escritor hasta la fecha. El relato ´El gajo de una naranja´, incluido en el libro ´20 relatos solidarios´, me ha parecido extraordinario: está lleno de sutilezas, de giros vivenciales, mostrando una gran sensibilidad por las personas mayores que han vivido inexorablemente la experiencia de una guerra civil y la posguerra sumidas en la carencia de necesidades básicas, y ya en el cénit de su trayectoria vital se hallan inmersas en una sociedad moderna en la que tienen que afrontar igualmente situaciones de extrema vulnerabilidad e injusticia, y que bajo la visión realista de sus vivencias no pueden ´tolerar´ en su coherencia las actitudes de derroche y consumismo en las que está inmersa la sociedad actualmente. Además el contrapunto anciana-niño sirve de hilo conductor para una cabal reflexión en su referencia al hambre, el tema genérico de todos los relatos. Es una narración repleta de sutilezas enmarcadas en una acertada atmósfera cotidiana callejera y que nos conduce a una reflexión ineludible ante las pautas de actuación que condicionan nuestro día a día. 

Sergio, gracias por haber venido a mi casa. Te deseo lo mejor en tu empeño de afrontar nuevos desafíos, y que tus sueños se hagan realidad, porque tu carácter indómito te acompañará y la firmeza de tus pasos te irá marcando la senda que buscas y qué tú mismo la estás construyendo ya. Un fuerte abrazo. 


Vitoria, 17 abril 2017, 

Xabier B."



Hoy he decidido dar luz, con esta entrada, a estas buenas impresiones que me hace llegar un nuevo lector-protagonista de esta historia que muy lejos está por concluir.

Antes lo pensaba, luego llegué a creerlo, pero es a día de hoy cuando estoy más que convencido:

"no todas las puertas están cerradas"

Gracias Xabier, por este nuevo viento a favor.




"La vida es una aventura, 
no un viaje organizado"

E.Tolle.



lunes, 10 de abril de 2017

Dos simpáticas nuevas lectoras...

Amparo y Arantxa con
 "La Rioja y sus pueblos entre cuentos.Vol.1" e "¿Y por qué no?"
Me encontraba inmerso el miércoles de la semana anterior en la búsqueda de lectores por la ciudad de Vitoria, cuando recibí el siguiente mensaje con un asunto que me llamó imperiosamente la atención.

Comenzaba con la siguiente frase:

¡Quiero un libro!


Luego seguía del siguiente modo:



"Hola Sergio
Casualidades de la vida.
Había leído tu historia en un artículo de periódico y me pareció muy curiosa.
Hoy has pasado por mi casa, mi madre te ha abierto la puerta y ahora me da una tarjeta con tus datos.
Si aún estas en Vitoria, o si vienes otro día, estoy interesada en comprar un libro.
Llámame o escríbeme y me dices cómo lo consigo.
Suerte!!!
Arantxa"


El Correo de Álava. Julio 2015
Como bien lo explica Arantxa en su mail, todo esto viene a cuento porque hacía unas pocas horas toqué el timbre de una nueva puerta. Amparo abrió  y decidió escuchar a aquel tipo que se presentó con un libro bajo el brazo. Ella, tal y como indicó, sí que leía pero, en ese momento, como es natural, no quiso adquirir el ejemplar del que le hablé.
No obstante, yo me sentí satisfecho cuando adquirió una de mis tarjetas. Al menos sabía de mi historia y para mí suponía un pequeño paso más que se añadía a esta aventura.

Tras todo ello, me embarqué en mi búsqueda incesante de lectores por las calles colindantes de la verde ciudad. Los "noes", como de costumbre, se iban acumulando, así como que también iba atesorando algún que otro sí, que ayudaba a descargar, esa mochila recogedora y soltadora de negativas.

Entonces, antes de concluir con aquella mañana, recibí por sorpresa a través de mi dispositivo móvil las palabras citadas y, después de una agradable conversación telefónica con una desconocida mujer que apreciaba mi labor, quedamos a eso de media tarde.

Arantxa me comentó que su madre, Amparo, le había contado que un escritor venido de La Rioja, había dado a parar a su puerta. Por lo visto, ella era sabedora de mi existencia por los medios, y digamos que aprovechó la oportunidad de adquirir un ejemplar dedicado a su nombre, tal y como expone en su mail.


Tengo que decir que resultó entrañable la charla mantenida con las dos mujeres a media tarde de ese mismo día. Gracias a esa conversación pude enterarme de que Amparo era riojana de nacimiento.

Descubrí, asimismo, que Arantxa trabajaba en los servicios de la biblioteca del Gobierno Vasco y adquirió no solo "¿Y por qué no?", sino también el libro infantil "La Rioja y sus pueblos entre cuentos. Vol.1"

En un futuro, tal y como me hizo saber, los colocaría en los archivos de la institución.


Entonces hicimos la foto que encabeza la entrada, un poco para poner cara a dos nuevas lectoras-protagonistas que han decidido formar parte de esta historia.


¿Se puede pedir más como autor...?

Ciertamente, pese a lo duro que puede resultar esta promoción, son cosas curiosas como la contada, lo que consiguen que realmente todo esto bien merezca la pena.
Cuando esto ocurre, entiendo que las puertas se van abriendo a aquellos que se atreven a llamar. Únicamente se trata de eso. Es simplemente eso. Yo lo veo bien claro. Si quieres que las puertas se abran, no hay más que pulsar timbres.
Y esta decisión muy lejos está de esperar sentado a que se abran por sí solas.

Hoy quiero dar las gracias a Amparo por atenderme aquel día, y a su hija Arantxa por la iniciativa de conocer al lector que llamó a su puerta. Por el apoyo y por la agradable charla que surgió en una de las cafeterías del entorno.

Ahora no queda otra opción más que continuar con este periplo que va adquiriendo mayor estabilidad a medida en que me voy encontrando con gente que, como Amparo y Arantxa, sabe valorar este peculiar esfuerzo. 




"La mejor forma de predecir el futuro, 
es creándolo"
P. Drucker






lunes, 3 de abril de 2017

Felisa: La lectora nº 7500

Felisa con el número 7500
A lo largo de todos estos años lo he escuchado cientos de veces:

Introducirte en el mundo de la literatura, 
en los tiempos que corren, sin ayuda
 y sin ser conocido es tarea imposible. 

Y quizá sea cierto porque lo vengo comprobando día sí y día también. Pero como todos sabemos no solo está difícil sobresalir en este ámbito, sino en muchos de los que conforman nuestras realidades en la actualidad. Entonces, si la coyuntura actual se nos presenta de este modo, ¿por qué no proseguir con ese intento de lograr tus propios sueños? Gracias a ese empeño, en mi cabeza ha quedado grabada una idea:

 -Si algo te apasiona, adelante. Fuera excusas, ve a por ello-

Así pues, llevo ya más de cinco años haciendo lo que realmente me apasiona, escribir. Pero no solo eso, también conociendo de primera mano a los lectores de mis libros.

A colación de lo dicho, viene lo siguiente, porque, como ya muchos sabéis, cada vez que consigo conocer al lector que suma quinientos ejemplares más de mis novelas distribuidas, suelo obsequiar con una nueva publicación que da forma a mi antología y propongo hacerme una foto que documente esta experiencia.

Y fue así como el viernes pasado, a eso del mediodía, yo continuaba con la feliz idea de conocer a un nuevo lector o lectora que tuviera la decencia de escucharme, al menos. Y ocurrió que, en una de estas, Felisa abrió su puerta tras mi llamada y, de seguido, me presenté como escritor que iba en busca de lectores.

Sucedió en uno de los edificios de la localidad riojalteña de Santo Domingo de La Calzada.
Recuerdo que era una mañana típica de primavera. Los chaparrones caían con fuertes y frías gotas de lluvia. Luego, así como de pronto, el día se aclaraba para brillar nuevamente el sol y, tras todo ello, volver a llover de la manera más repentina.

Pero todo eso daba igual porque, pese a los numerosos "noes" que me iba encontrando, también yo proseguía con mi labor hasta que toqué, como digo, un nuevo timbre. Tras aquella puerta, Felisa, un tanto sorprendida por mi extraña presentación, me comentó que sí que leía. Es más, ella se interesó inmediatamente por el libro con el que me había presentado "¿Y por qué no?" y continué explicándole los pormenores de esta promoción.
Felisa me atendió atenta mientras hojeaba con sus manos el ejemplar a la vez que yo iba comprendiendo que me había topado con una nueva gran lectora.

Y esa magia que busco, se originó de pronto, cuando esta mujer canaria residente en La Rioja, me dijo que sí que quería el libro dedicado.

Y fue en ese momento cuando se lo conté:

- Tengo que decirte una cosa-, expuse un tanto inquieto, mientras ella me escuchaba con curiosa atención -este ejemplar es especial.

La mujer sonrió al rato, tras asimilar que se había convertido en la lectora-protagonista número 7500 de esta historia y yo me despedí de ella, tras la foto que ilustra esta entrada, orgulloso de haber conocido de primera mano a esta nueva lectora.

Nº 7500 y
 "La Rioja y sus pueblos entre cuentos. Vol.1"
De obsequio, tal y como decía, se llevó otro ejemplar dedicado a su nombre, de "La Rioja y sus pueblos entre cuentos.Vol.1".

-Este es para niños con edades comprendidas entre los 6 y 12 años -recalqué.
-No importa, me lo leeré también encantada -recuerdo que dijo.

Como decía, tras despedirme de Felisa con un par de besos, proseguí con mi búsqueda de lectores en aquella mañana de primavera, para recibir, tal y como estoy acostumbrado, nuevos "noes" que iban cayendo sistemáticamente cada vez que conocía a gente que, como Felisa, se caracterizaban por poseer mentalidades abiertas, y que tomaban la decisión de leer uno de mis libros..

Seguí así, a sabiendas de que de eso trata la vida. De subidas, de bajadas, de puertas a las que llamar, de puertas que no se abren, de las que se abren para cerrarse de pronto y de las que se abren para recibirme con los brazos abiertos gracias a gente que sabe apreciar el esfuerzo que supone todo esto de perseguir tus sueños.

Gracias Felisa, por abrirme la puerta aquel día, por atenderme y querer formar parte importante en esta aventura que un buen día decidí emprender. No todos los días se halla tras los umbrales a la lectora número 7500.

Hoy también me vienen a la memoria todos los lectores que lo hicieron en su día, me atendieron y decidieron leer alguno de mis libros. Son comentarios interesantes los que todavía atesoro porque de ahí proviene mucha de la fuerza que me invita a levantarme y a proseguir con esta historia errante por las numerosas calles y edificios que pueblan nuestras ciudades.
Gracias nuevamente por vuestro apoyo.

Como muchas veces digo:

-No sé hasta qué punto puede llegar un tipo con un libro bajo el brazo, pero lo que a cada momento tengo más seguro, es que estoy muy interesado en averiguarlo-





"Aprendió tanto de sus errores, 
que cuando tropezaba,
en lugar de caer, 
volaba"

Alex Rovira