descripcion

descripcion

lunes, 29 de mayo de 2017

Un obsequio tras la puerta

"Palabras de amor" de Pilar Alonso Ibáñez
La experiencia te dice que, a medida en que el tiempo va pasando, nunca sabes quién te va a abrir la siguiente puerta y en ocasiones te encuentras con insólitas sorpresas que destacan entre la ingente cantidad de "noes" encontrados.

Me hallaba un día cualquiera de hace ya varias semanas en la ciudad de Vitoria, promocionando mi sexta publicación "¿Y por qué no?", cuando, nuevamente, se abrió una puerta.
Una vez me hube presentado como escritor que promociona así sus obras, la mujer, que atendió rápidamente a mis palabras, hizo, de pronto, un ademán con su mano derecha, indicándome que esperara.
Tras todo ello, cerró su puerta.

Como supondréis, ante tal actuación, una duda creciente comenzó a originarse en mi cabeza. ¿A qué tendría que esperar? ¿Me atendería? Pasaban los segundos y, allí, en el descansillo de una de las plantas de cualquier portal que conformara una de las calles de la ciudad, no ocurría nada.
Pese a todo, la incertidumbre crecía sin cesar. ¿Volvería a abrir aquella mujer?

En esto estaba cuando decidí proseguir con mi tarea, para descender por las escaleras y llamar a timbres del piso inferior. Tenía claro que no quería perder más el tiempo.
Pero, para mi sorpresa, la puerta se volvió a abrir.

- Yo también soy escritora -dijo con rapidez- toma.

Aquella mujer, que de mí solo sabía que era un escritor que promocionaba sus libros de aquella peculiar manera, me entregó, de pronto y para mí desconcierto, una de sus obras compuesta por una serie de poemas:
"Palabras de amor" junto con un CD, del mismo título.

Acto seguido volvió a excusarse:

-Tengo prisa -dijo antes de cerrar.

Yo me quedé ahí, junto a su felpudo, frente a un umbral desconocido y con un nuevo poemario y un inesperado CD entre mis manos.

Recuerdo que sucedió en las primeras horas de la mañana de aquel día y todavía no había conocido a ningún lector, pero lo tuve claro desde un principio. En un futuro, así lo decidí, escribiría de todo esto en una nueva entrada.

 Hoy ha llegado ese día.

!Qué menos!, no en todas las ocasiones recibes experiencias como la narrada.

Supuse que aquella escritora vitoriana sabría de mí por los medios. O quizá no. Igual le pillé de buen humor aquel día. Puede que le extrañara que un tipo se promocionara con su libro de aquella manera y decidió corroborar que también ella era escritora y por ello me ofreció uno de sus trabajos. Quizá regale uno de sus ejemplares a cada sujeto que llame a su puerta o es probable que se trate de una persona ciertamente altruista. Alguna que otra vez yo también he regalado mis libros, pero siempre tras una breve charla y completamente convencido de que esa persona lo leería.
Hoy continúo con la duda de aquella bonita actuación. Y tengo que decir que me gustó aquella reacción, porque entiendo que es mucho más agradable recibir sorpresas como la contada que un nuevo desplante de gente que se siente importunada.

Luego continué con mi periplo. Como supondréis, recibí más "noes" a los que ya estoy más que acostumbrado y conocí a algún lector más que decidió, tras mi presentación, unirse a esta historia.

Estoy convencido de que hay que hacerlo así. Convencido porque en esta sociedad de los "locos", en este mundo de la inmediatez, es mejor ir paso a paso. Respirando con calma por cada logro obtenido, sin dejar, nunca, de perseguir tus sueños. En ocasiones hay recodos improvistos, que te sacan una amplia sonrisa. Son los que busco. Son los que te dicen que realmente merece la pena intentarlo.
Gracias Pilar Alonso Ibáñez, por tu reacción ante mi llamada. 
Es gracias a estas cosas, por la que el camino se hace interesante. 

Hoy, como ya sabéis, prosigo con esta tarea, promocionando un libro que habla de un escritor que, sin ser conocido, sin tener contactos y en los tiempos que corren, decidió hablar con sus posibles lectores. En él recojo unas cuantas curiosidades de las miles halladas tras las puertas de numerosas ciudades.
Yo continuaré presentándome con él, porque cada día que va pasando, este libro, se va escribiendo solo. En él recojo los porqués de esta historia, lo hallado hasta la fecha y los comentarios que me ayudan a continuar.

Por otro lado, prosigo inmerso en la creación de cuentos infantiles, con el propósito de que los y las "peques", adquieran el hábito del leer y que, además, conozcan su entorno más cercano.

Y para concluir con mi registro, persisto escribiendo en el ámbito en el cual me siento más cómodo, que es el de la narrativa.

Quiero señalar que en estos momentos estoy a punto de concluir con un nuevo inédito que verá la luz en breve. Cuando el trabajo de corrección (que ya va siendo arduo pero gratificante), llegue a su fin.
Porque, en definitiva, en eso consiste todo esto de ser escritor.

Porque, la experiencia también me lo dice, dejando a un lado esta sociedad de la inmediatez, bien que merece la pena detenerse un rato, caminar despacio y dar los pasos pertinentes que te llevan a conocer a tus lectores.





"Si me caí es porque estaba caminando,
 y caminar siempre vale la pena, 
aunque te caigas"

E. Galeano







martes, 9 de mayo de 2017

Un séptimo capítulo se abre en esta historia: Bizkaia y sus pueblos entre cuentos

Bizkaia y sus pueblos entre cuentos. Vol.1
Todo indica que esta colección de libros enfocada al público infantil que comenzó un buen día del año 2014 en Burgos, no cesa de crecer. 
Desde esta ciudad castellana, pasando por la comunidad de La Rioja y por la valenciana, ahora os presento una nueva obra también dirigida a los más pequeños con edades comprendidas entre 6 y 12 años.

El propósito sigue siendo el de siempre:

que los peques adquieran el tan imprescindible hábito de la lectura, además de que conozcan su entorno más inmediato.

Considero que sería un error dejar de intentarlo...

Bizkaia eta bere herriak ipuin artean
Esta vez nos moveremos por la maravillosa provincia de Bizkaia, a través de nueve relatos originales y didácticos, enfocados en localidades de Loiu, Orduña, Durango, Bilbao, Getxo, Portugalete, la zona de Karrantza... etcétera.

Siguiendo la misma línea que los anteriores volúmenes, cada relato dispone de preguntas de comprensión lectora, un pequeño resumen en inglés y una actividad, artística las más de las veces, que consigue complementarlo.


Volaremos por cielos vizcaínos, subiremos al emblemático monte Gorbea, exploraremos cuevas, conoceremos el litoral Cantábrico, tradiciones, personajes vascos, mitología y la cultura popular de los diferentes municipios de la tan espléndida provincia de Bizkaia. Todo de forma cercana, amena y divertida.



Únicamente para poner todas las emociones en el fascinante mundo de la lectura y poder conocer de la manera más divertida la entrañable cultura vasca.
Además, con las traducciones al euskera, profundizaremos en el aprendizaje de esta lengua milenaria.



Y por si fuera poco, "Bizkaia y sus pueblos entre cuentos" también se convertirá en un libro solidario porque parte de las ventas irán destinadas a la asociación de padres de niños con cáncer de Bizkaia 



Supongo que ahora, con esta nueva publicación, se abre, de la manera más amplia, una nueva puerta.

La promoción continúa con este séptimo capítulo que se suma ahora a este peculiar periplo conformado sobre la base de innumerables "noes" y ya más de siete mil seiscientos "Sies" hallados tras las puertas de los edificios que pueblan nuestras ciudades.


Recuerdo los inicios allá por octubre del año 2011, cuando la inestabilidad era la dinámica del día a día, en la cual me encontré, sin siquiera esperarlo, flotando y desvalido en un extenso mar de dudas. 


Hoy, todavía alejado de la estabilidad (supongo que tiene que ser así), me aferro a estos siete maderos de salvación que, poquito a poquito he ido creando con respeto, esmero, y grandes dosis de ilusión.

Sé, ahora más que nunca, que todo esto no es más que una maratón en la que apenas habré recorrido quinientos metros. 

No sé, quizá un buen día, con estos tablones flotantes pueda construir una pequeña barquichuela a la que me pueda subir, para no tener que nadar siempre a contracorriente. Quizá también se me ocurra construir una vela y cabe la posibilidad que al extenderla no todo sea viento en contra y tormentas por doquier. Acaso puede que también, alguna vez que otra salga el sol. Puede incluso que sople viento a favor y me anime a lanzar  una caña a ese inmenso mar tan poblado de negativas. Y de él, con paciencia y determinación quizá halle algún que otro nuevo "sí" que esté dispuesto a unirse a esta aventura. 

Porque, a fin de cuentas...  En eso consiste esta fabulosa dinámica.

Hoy doy nuevamente las gracias a los miles de lectores protagonistas que conforman y dan base a esta historia que, como ya muchos sabéis, muy lejos está de concluir.
Gracias a Ana y a Juanma como editores, a todos los que habéis colaborado en el libro y a Ainara por, además de ser amiga y compañera de viaje, su imprescindible trabajo como coautora. 

Está en nuestras manos. 

Sí, en las de todos nosotros.

De nosotros depende que los más pequeños adquieran este tan imprescindible hábito que, lejos de amilanarnos, no hace más que abrirnos las puertas de par en par.



.


"Solo imagina lo precioso que pueda ser arriesgarse
y que todo salga bien"

Mario Benedetti





miércoles, 3 de mayo de 2017

El IES Ciudad de Haro, me abre sus puertas

Entre grandes lectores
Con motivo de la celebración del Día del Libro, el AMPA del Instituto de Educación Secundaria Ciudad de Haro, se puso, hace semanas, en contacto conmigo con el propósito de fomentar la lectura del alumnado.

Recojo un extracto del mail que llegó a mi bandeja: 

"...me llamo Montse, y pertenezco al AMPA del IES Ciudad de Haro. Por casualidad llegó a mí tu libro"¿Y por qué no?", de la mano de mi hijo, justo después de comentarnos Aitor, profesor de Lengua, que también te había conocido. 
La idea de que un escritor les hable a los alumnos de su vocación y experiencia nos parece muy atractiva, y es por esto por lo que te escribo. 
Nos encantaría contar contigo en el "Mes del libro", en el que desde el AMPA organizamos una serie de actividades para fomentar la lectura en nuestro alumnado..."


Nada más leer esas líneas, contesté de inmediato. Le dije a Montse que estaría encantado de asistir y explicar mi experiencia personal como escritor que lucha por hacerse un hueco en el mundo de la literatura y, de paso, exponer esta atípica historia conformada por innumerables "noes" y de valiosos "Síes".


Entrega de libros tras el sorteo
Y así las cosas, el jueves día 27 de abril, me presenté como escritor autor de seis obras, ante el alumnado del instituto a las clases de dos primeros  y dos cuartos. 

Recuerdo que fue agradable exponer una vez más los pormenores de esta historia ante jóvenes que todavía se encuentran estudiando y no tienen, la mayoría, decidido hacia que dirección enfocar su vida.
Lo que me ha enseñado y me enseña esta trayectoria es que quizá lo más importante en esta vida, sea saber qué es lo que quieres hacer con ella.


Creo, asimismo, que con tener claro lo que no quieres hacer, tienes un buen trecho andado, pero sí algo te apasiona, te ilusiona y te llama primorosamente la atención, solo queda una cosa, colocar la escalera en esa pared elegida y comenzar a subir peldaños.
No hay excusas. ¡Ve a por ello! Hazlo pese a las dificultades que puedas encontrar porque, a fin de cuentas,

¿existe algo más valioso que ser el artífice de tu propio camino?


Siempre me hace gracia ver las reacciones de la gente cuando en mis presentaciones hago la siguiente pregunta:
¿Cómo reaccionaríais si un día os llamase a la puerta un escritor
 promocionando la última de sus novelas?

Digo que me hace gracia porque lo veo todos los días en primera persona y me divierte poner a los asistentes en situación. Sobre todo porque se tambalea la idea que muchas veces se tiene de un escritor: El autor escribe una historia, manda luego su manuscrito a la editorial y espera después a que le lean.

En mi caso esto no es así. Supongo que todavía resta mucho que labrar para llegar a esa posición. Pero no importa, lo encontrado hasta la fecha no me desagrada. Todo lo contrario.

Como ya muchos sabéis, esta historia me lleva no solo a recibir portazos, miramientos escrutadores, caras de interrogación e infinidad de aspavientos de desaprobación. También, en muchas ocasiones encuentro esos "Síes" que tanto valoro y que me ofrecen este tipo de oportunidades. En definitiva, son lectores protagonistas que conforman una base de la que, a cada día que pasa, estoy un tanto más satisfecho.

Todo un lujo y un honor el haber hablado de mis intenciones ante el instituto de la ciudad en la que resido desde hace ya más de una década. 

Señalo también  algunas frases de oyentes que se acercaron hasta mí:


"Ánimo con tus propósitos. No te desanimes. Sigue adelante"

"Me ha gustado la charla, porque has expuesto lo que verdaderamente se encontrarán, en un futuro próximo y cuando terminen los estudios, en la calle"
Esto último me lo dijo un profesor.



Luego de las charlas, el AMPA sorteó ejemplares de mi última obra "¿Y por qué no?", con el propósito de promover el imprescindible hábito de la lectura y, de paso, conocer con más detalle, las curiosidades con las que uno tiene que lidiar si todo se pone en contra, pero realmente quiere perseguir sus sueños. 


Se trata de una historia más entre otras muchas que sobresalen en esta fea sociedad. Sí, se trata de la mía. De la que día a día voy viviendo y con la que todavía me emociono cuando recibo mails solicitando charlas sobre la misma. 

Gracias Montse por ponerte en contacto conmigo. Gracias Chus, por tu dedicación en aquella mañana del jueves y gracias a todos los miembros del AMPA, y profesorado del IES ciudad de Haro,  por seguir intentándolo. 

Y ésta va dedicada a los alumnos:


"Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos, 
quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo,
 quien hace de la televisión su guía. 
Quien evita una pasión,
 quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, 
quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos. 
Muere lentamente quien no viaja, 
quien no lee, quien no oye música, 
quien no encuentra gracia en sí mismo"

Pablo Neruda